El otro PLAN: Alpine y la búsqueda de la gloria en F1

Alpine tiene clara su filosofía para evitar ser otro equipo de Fórmula 1 que se pone un plan ambicioso de ser campeón y falla.

El otro PLAN: Alpine y la búsqueda de la gloria en F1

La Fórmula 1 tiene un largo historial de marcas de coches que llegan al mundial con un equipo, planean ganar y pelear por el mundial en cinco años, y acaban quedándose cortos.

Hay muchos factores que acaban impidiéndoles lograr ese objetivo, pero algo común en todos los casos es que los costes para llegar a la parte delantera de la parrilla resultan insostenibles, además de que hay demasiada impaciencia por parte de los altos cargos de la empresa por lograr un progreso a corto plazo.

Por lo tanto, cuando el actual CEO de Alpine F1, Laurent Rossi, habla sobre un plan de 100 carreras para que el fabricante francés llegue a la parte de arriba de la tabla, se puede pensar que será otro caso más de objetivos demasiado ambiciosos.

Tras casi 20 carreras en el primer año del nuevo proyecto, Alpine ya ha logrado ganar, con Ocon en el GP de Hungría, pero su rendimiento general en la F1 parece haberse estancado en los últimos tiempos.

Si acaban la temporada donde están actualmente, será el tercer año consecutivo en el que el equipo haya sido quinto en el campeonato de constructores.

El avance parece haberse estancado, por lo que es fácil dudar de que, en otras 80 carreras, se pueda lograr la meta de estar al frente.

Pero, como explica Rossi en una entrevista exclusiva con Motorsport.com, su situación es muy diferente a la que se han enfrentado los equipos de otros fabricantes de automóviles en el pasado.

Por la combinación del límite de costes de la F1, la nueva era de reglas y la filosofía del CEO de Renault, Luca de Meo y del propio Rossi, coloca al equipo en una buena posición a largo plazo.

Atrás quedaron los temores de tener que tirar dinero a un pozo sin fondo, y también se desvaneció la presión de tener que alcanzar objetivos de rendimiento a corto plazo.

Por el contrario, independientemente de dónde esté Alpine cuando veamos los nuevos coches 2022 de F1 en la pista el próximo año, la atención se centrará en aportar el progreso y el rendimiento que se necesitan para estar donde quieren estar al final de su plan. Es un sprint, no una maratón.

"Estemos donde estemos a principios del próximo año, no me desviaré del objetivo", explica Rossi.

"Vamos a afrontarlo carrera a carrera, temporada tras temporada. No cambiaremos el objetivo y no me verán sufrir y cambiar el programa solo para mostrar un mejor rendimiento dos carreras después del comienzo de la temporada. Nos tomaremos nuestro tiempo para llegar a donde queremos".

Laurent Rossi, CEO, Alpine F1, and Esteban Ocon, Alpine F1, 1st position, on the podium
Relacionado

"Queremos evitar la trampa de construir a corto plazo. Es algo que ha costado mucho a otros muchos equipos en el pasado. Queremos poder construir a largo plazo".

"Es un cambio radical en la forma en que vemos la F1 y en la forma en que desarrollamos el rendimiento, pero es como debes hacerlo si quieres rendir".

"Los que hoy son los mejores equipos, llegaron aquí por el fruto de muchos años de malos resultados, de estar en la parte baja de la clasificación, de poner piedra tras piedra en su lugar para que la nueva organización cumpla cuando es importante. Eso es lo que quiero hacer yo".

La confianza en poder tomar decisiones a largo plazo se ve reforzada por el apoyo total de De Meo, de Renault, que aprobó esa visión en la importante revisión de las marcas del fabricante francés el año pasado.

La capacidad de Alpine de pensar a largo plazo se debe a que eso es exactamente lo que quiere De Meo.

Rossi añade: "El contexto es increíblemente favorable porque Luca de Meo, en primer lugar, es el arquitecto detrás de todo esto".

"Tiene una visión clara de lo que se necesita para subir la escalera y el tiempo que lleva hacerlo. Así que está completamente en línea con ese plan, el plan de 100 carreras, y el hecho de que eso debería llevarnos a la cima".

Además, la capacidad de De Meo de ser paciente se ve reforzada por la estructura financiera modificada en la F1, lo que significa que el gasto es más bajo que en el pasado, y los presupuestos ya no corren el riesgo de salirse de control.

Esteban Ocon, Alpine F1

"Un límite de coste en el chasis es un tipo de factor increíblemente cambiante. Antes, podías decidir invertir alrededor de 200 millones de dólares durante tres o cuatro años para llegar a donde querías estar".

"Pero entonces, de repente, un recién llegado podría entrar y gastar 400 millones al año todos los años. Es cierto que no tienen la experiencia ni la astucia, pero podrían ponerse al día con bastante rapidez y cambiaría el orden natural".

"Se acabó. Ahora todos tendrán que jugar con la misma cantidad de dinero en el lado del chasis".

"Además de eso, no somos solo un equipo de F1. También tenemos una división de coches de carretera, y la división de coches de carretera también comenzará a dar sus frutos en términos de ganancias, porque vamos a tener más de un automóvil".

"En Alpine tendremos tres coches como mínimo en 2024, 2025 y 2026, y es muy probable que otros vengan más. Y esos coches generarán beneficios que contribuirán a la financiación de las actividades del automovilismo".

"Al final, nuestro objetivo es en 2025, además de llegar a lo más alto del podio con el equipo de Fórmula 1 de Alpine, también alcanzar el mejor equilibrio posible".

"Eso significa que el Grupo Renault tendrá que invertir cada vez menos en el equipo. En realidad, es un círculo muy íntegro. Ese es el plan que ideamos junto con Luca de Meo".

"Él es el principal arquitecto de este plan y es genial tener ese tipo de comunicación entre el equipo y yo. Porque sé lo que estoy haciendo y sé a dónde voy".

Aunque la era de Alpine en la F1 está en su primera temporada de vida, con una nueva estructura que puso en marcha Laurent Rossi cuando asumió el cargo a principios de este año, el francés no tiene ningún miedo de cambiar cosas.

Para empezar, desde el propio equipo de Enstone reconocen que no han tenido un coche tan rápido como les hubiese gustado. Sin embargo, desde el punto de vista operativo, aseguran que el equipo ha sido muy fuerte y que si consiguen mantener la quinta posición hasta el final de la temporada será un gran resultado.

Fernando Alonso, Alpine A521

Pero como la naturaleza de la F1 se espera que cambie el próximo año con la llegada de la nueva era de reglas, Rossi admite que el equipo deberá someterse a algunos cambios respecto a los lugares a los que se dedican los recursos para garantizar que haya el máximo rendimiento en la pista.

"Necesitaremos evolucionar un poco como equipo", explicó. "Creo que hemos pasado de novenos a quintos en los últimos años y eso está muy bien. Pero ahora, para pasar a la siguiente etapa y convertirnos en el mejor de los mejores equipos, en lugar de ser simplemente el mejor del resto, se necesita otra evolución".

"Lo que quiero hacer es mantener el impulso de la temporada anterior, por eso quiero mantener esa quinta plaza. No quiero que retrocedamos. Aprendimos mucho desde el punto de vista operativo este año, por lo que siempre es una ventaja. Lo aplicaremos el próximo año".

"Pero luego vamos a necesitar desarrollar músculo para crecer y pasar de quintos a primeros, carrera tras carrera, temporada tras temporada en los próximos años. Esa es otra historia. Ese es otro capítulo. Pero quiero más que ser quinto".

El plan de 100 carreras coloca a Alpine aproximadamente en en el mismo plan que Aston Martin, que ha revelado su alta inversión y una nueva fábrica para llegar a la parte delantera de la F1.

Pero en una parrilla ultracompetitiva que ya incluye a grandes rivales como Mercedes, Red Bull Racing, Ferrari y McLaren F1, ¿qué cree Rossi que tiene Alpine para cumplir su objetivo?

"Bueno, hay una cosa segura, que es el hecho de que somos un equipo oficial", dijo.

"Sinceramente, los datos muestran que hay momentos en los que el chasis, la aerodinámica, era más importante. Luego fue el motor, y luego el piloto. Al final, ahora mismo todo es una combinación de los tres aspectos".

"Ya tenemos la posibilidad de tener la mejor integración posible de una unidad de potencia en el chasis, porque somos un equipo oficial. Otros no tienen ese lujo, otros tendrán que instalar el motor de la forma en que se fabrica, la forma en que está diseñado, la forma en que se desarrolla, y tratar de adaptar su chasis".

"Lo que podemos hacer nosotros solo lo pueden hacer tres equipos: Ferrari, Mercedes y Alpine. Eso ya es una gran ventaja para nosotros".

Te gustará:
Esteban Ocon, Alpine A521, Valtteri Bottas, Mercedes W12

"Luego también tenemos 45 años de experiencia en la F1, lo cual es bastante importante porque incluso si tienes mucha inversión, hemos visto en el pasado reciente que muchos equipos con importantes medios económicos no pudieron superar su falta de experiencia a la hora de diseñar un coche, desarrollarlo y prepararlo en la fecha correcta".

"Hay muchos parámetros en los que no se puede comprar experiencia. Nosotros tenemos eso. Así que creo que esto también es una gran ventaja. Parece anecdótico, pero en realidad es bastante importante. La F1, al igual que cualquier otra disciplina o industria, va a tratar cada vez más con datos, con inteligencia artificial, con nuevas formas de generar rendimiento".

"Entonces, cuando estás tratando con un grupo que lleva haciendo eso durante los últimos 20 años y cuenta con el apoyo de un grupo con una tremenda experiencia en esos campos, es una ventaja. Puedes aprovechar un grupo de recursos que normalmente está fuera del alcance".

"Tenemos expertos en muchos campos que podemos convocar en un momento dado. Y eso también es bastante importante porque puede volverse bastante crítico en el futuro, en la búsqueda del rendimiento, junto con los aspectos que acabo de mencionar antes: la experiencia y la astucia".

"Ser capaz de ofrecer rendimiento en campos críticos como los datos, la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y similares, creo que será primordial".

Para Rossi, aunque en 2021 no han logrado todo lo que quizás les habría gustado, su ambición no ha menguado. Sabe adónde quiere que llegue el equipo y cómo planea hacerlo.

"Queremos volver al podio y quiero que el equipo gane", defiende. "Es tan simple como eso".

"No quiero que compitamos por ser el mejor del resto o algo así. Necesitamos apuntar a la victoria. Debemos apuntar a ello, y no está fuera de nuestro alcance en una era de límites de costes siendo un equipo oficial con 45 años de experiencia".

“No es completamente imposible. De hecho, es muy posible, muy razonable. Eso es lo que el equipo tiene como objetivo".

Esteban Ocon, Alpine A521, 1st position, takes victory to the delight of his team on the pit wall
compartidos
comentarios
Los equipos de F1 podrían aportar más datos a las retrasmisiones de TV
Artículo Anterior

Los equipos de F1 podrían aportar más datos a las retrasmisiones de TV

Siguiente artículo

Marko: "En México vamos a por el doblete de Red Bull"

Marko: "En México vamos a por el doblete de Red Bull"