Por qué Mercedes prefiere no emocionarse con su ritmo en Silverstone

El jefe de Mercedes, Toto Wolff, dice no ver razones para ser "demasiado optimistas" tras un GP de Gran Bretaña donde de nuevo lucharon por la victoria.

Por qué Mercedes prefiere no emocionarse con su ritmo en Silverstone
Cargar el reproductor de audio

Una serie de actualizaciones en el W13, junto con las características del circuito de Silverstone, sin baches y de alta velocidad permitió a Hamilton luchar por la victoria con Ferrari.

Descubre:

Aunque Lewis Hamilton acabó tercero, por detrás del ganador de la carrera, Carlos Sainz, y de un Sergio Pérez que remontó, el hecho de que fuera capaz de luchar por un puesto en el podio a base de puro ritmo supuso un gran paso adelante para la escudería de Brackley.

Sin embargo, a pesar de que el rendimiento del GP de Gran Bretaña indica que Mercedes está mejorando mucho con su coche, Wolff tiene claro que su equipo no se permitirá cometer el mismo error que cometió tras el GP de España de este año.

Después de esa carrera, en la que Hamilton mostró un ritmo similar, Mercedes esperaba haber dado una vuelta de 180 grados a su temporada y poder aspirar a mejores resultados.

Pero los problemas en las siguientes carreras -incluidos momentos especialmente complicados en Mónaco y Bakú- pusieron a los de las flechas de plata de vuelta a la realidad.

En declaraciones exclusivas a Motorsport.com, Wolff dijo que el resultado de Silverstone estaba lejos de ser suficiente para que Mercedes creyera que pueden ir al ataque a partir de ahora.

Cuando se le preguntó si creía que la forma en el GP de Gran Bretaña permitía al equipo cambiar su mentalidad para el resto de la temporada, Wolff dijo: "No, todavía no, porque tuvimos en Barcelona momentos en los que vimos algo de luz al final del túnel".

"Luego, los tres circuitos urbanos siguientes demostraron que estábamos equivocados, así que no quiero hablar de nosotros ni ser demasiado optimista a estas alturas".

Toto Wolff, Team Principal and CEO, Mercedes AMG

Aunque el Mercedes está mostrando un claro paso adelante en cuanto a velocidad en comparación con Red Bull y Ferrari, Wolff cree que Silverstone puso de manifiesto que su equipo necesita progresar en la mejora del manejo de su coche.

En las curvas de alta velocidad de Silverstone, tanto Hamilton como su compañero de equipo George Russell se encontraron con continuos problemas de rebote, aunque no fueron tan graves como los de otros equipos.

Cuando se le preguntó si creía que Mercedes al fin puede respirar tranquilo con el W13, Wolff contestó: "También encontramos la dirección en Barcelona. Todavía tenemos un problema de conducción, que tuvimos durante los tres días, menos en la carrera, y eso es algo que tenemos que abordar".

Dado que el circuito que visita la F1 este fin de semana, el del GP de Austria, no ha sido especialmente favorable a Mercedes en el pasado, Wolff cree que podría ser un mejor barómetro del nivel de su equipo.

"Hay algunas curvas que en el pasado no sentaban muy bien a nuestro coche, así que eso es algo que tenemos que mirar", dijo.

"Pero es una curva de aprendizaje constante. Creo que esta temporada va a ser bastante difícil ganar, así que tenemos que poner las cosas en orden para estar bien con el rendimiento del coche".

Apunta:
compartidos
comentarios
Los dispositivos de seguridad de la F1: el Halo, el HANS y más
Artículo Anterior

Los dispositivos de seguridad de la F1: el Halo, el HANS y más

Siguiente artículo

Hamilton apoyó a los manifestantes de Silverstone y luego lo matizó

Hamilton apoyó a los manifestantes de Silverstone y luego lo matizó