Análisis técnico de Giorgio Piola
Especial

Análisis técnico de Giorgio Piola

La nueva transmisión de Ferrari que ha propiciado su mejora

Giorgio Piola nos muestra las características de la nueva transmisión de Ferrari, que permitieron al SF21 corregir algunos defectos endémicos del SF1000.

La nueva transmisión de Ferrari que ha propiciado su mejora

Los del Cavallino Rampante no pueden luchar por el Mundial todavía, pero su vuelta a la pelea está enormemente influida por esta nueva caja de cambios.

Durante el invierno se habló mucho sobre la transmisión de Ferrari: un área del SF21 en la que el equipo de Maranello decidió gastar las dos fichas de desarrollo, en un intento por devolver esa competitividad a este monoplaza, en comparación con el decepcionante SF1000.

Y hay que reconocer a los técnicos de Maranello que la modificación de la transmisión fue sin duda la clave que ayudó a hacer crecer el coche. En el GP de Gran Bretaña, consiguió un brillante segundo puesto, después de que Charles Leclerc llegase a luchar con Lewis Hamilton por la victoria, liderando 50 de las 52 vueltas programadas.

La ilustración de Giorgio Piola nos permite descubrir algunos secretos de la transmisión del Ferrari, diseñada para reducir las dimensiones laterales con el fin de recuperar una parte de la superficie del fondo plano que, por reglamento, se ha recortado en el borde de salida lateral.

Otros artículos relacionados con Ferrari que podrían interesarte:

Pero la verdadera novedad vino con la elevación del diferencial respecto al suelo en unos 30 milímetros. Puede parecer una medida pequeña, con un ligero aumento de peso hacia arriba, en perjuicio de un peor centro de gravedad, pero haber reducido la "quilla" en la cola ha permitido aumentar significativamente el caudal de aire en el difusor trasero, aumentando también la carga aerodinámica producida por la carrocería del monoplaza.

Puede parecer extraño, pero también es gracias a la caja de cambios diferente por lo que Ferrari ha podido permitirse el uso de un alerón trasero más descargado que, sin duda, ha mejorado la eficiencia aerodinámica, reduciendo la resistencia (drag) y, por tanto, aumentando la velocidad punta: el gran talón de Aquiles del SF1000 del año pasado.

El SF21 está siendo particularmente apreciado por su capacidad para producir una alta carga aerodinámica a baja velocidad y por las cualidades de tracción que lo distinguen al salir de las curvas en plena aceleración. 

A este resultado también contribuye una entrega diferente de la energía eléctrica generada por el sistema híbrido, pero el mérito debe darse especialmente a la nueva caja de cambios, que también ha permitido revisar la suspensión trasera controlada hidráulicamente.

Dado que se encontró un buen equilibrio en el funcionamiento de la suspensión, el rendimiento también ha aumentado, porque los neumáticos (que se veían comprometidos después de algunas vueltas en carrera), ahora funcionan dentro de los parámetros esperados, evitando el sobrecalentamiento resultante de una fricción excesiva, debido a la falta de empuje vertical suficiente para generar la energía necesaria en los neumáticos.

Por supuesto, los defectos endémicos que traía consigo el SF1000 no se han borrado totalmente en el SF21, pero al menos el Ferrari vuelve a la batalla por las victorias. La hazaña falló en Mónaco y Silverstone, pero podría llegar en el GP de Hungría.

compartidos
comentarios
Rosberg: "Habrá más incidentes entre Hamilton y Verstappen"

Artículo Anterior

Rosberg: "Habrá más incidentes entre Hamilton y Verstappen"

Siguiente artículo

Honda probará el motor de Verstappen en los libres de Hungría

Honda probará el motor de Verstappen en los libres de Hungría