Pérez: "Pilotar en Red Bull es como si hubiera cambiado de categoría"

Checo Pérez no oculta que su adaptación al monoplaza de Red Bull de Fórmula 1 ha sido más difícil de lo que esperaba, pero confía en que llegarán tiempos mejores.

Pérez: "Pilotar en Red Bull es como si hubiera cambiado de categoría"

Tras llegar a la escudería de Milton Keynes lleno de confianza, y con la intención de sacar el máximo de su coche, la temporada 2021 de F1 no ha sido tan sencilla como le hubiera gustado.

La escasez de test de pretemporada, y la reducción del tiempo en pista de los viernes en los grandes premios, llevó a Sergio Pérez, junto con los otros pilotos que cambiaron de equipo, a comenzar con el pie izquierdo.

Y aunque ha habido algunos momentos destacados, como la salida desde la primera fila en Imola, la victoria en Bakú y el podio en Paul Ricard, también ha sufrido una buena dosis de frustración.

Para Pérez, el problema principal no es que no esté a la altura de su coche, o que le falte la experiencia de correr para un equipo de primera línea. Es que la filosofía del monoplaza de Red Bull es tan extraña para él, que es casi como si tuviera que aprender a correr en una nueva categoría esta temporada.

"La forma de extraer el tiempo de vuelta en este coche, la forma de luchar cuando estás en aire sucio, en comparación con lo que estaba acostumbrado a hacer, y la forma de conducir en las carreras, es muy diferente", dice Pérez a Motorsport.com en una entrevista exclusiva.

"Además, es la forma de cuidar los neumáticos. Cada coche tiene diferentes niveles de calentamiento de las gomas, y de refrigeración de estas, con detalles muy específicos, ya que todo está vinculado a los neumáticos".

"Así que es un mundo diferente, para ser sincero. Es como si hubiera cambiado de categoría. Es simplemente una categoría diferente".

 

Pérez no es ajeno a trabajar con un gran equipo, ya que tuvo esa temporada de formación con McLaren en 2013, donde aprendió mucho sobre lo que puede ir mal.

Pero lo que ha hecho que este cambio a Red Bull sea más difícil para él es la doble circunstancia de un coche que necesita un enfoque completamente diferente al que estaba acostumbrado anteriormente, además de que el equipo esté en la posición de aspirar al título. Eso ha significado que la presión, y los focos, han estado sobre él de forma increíble.

"Es una oportunidad enorme, pero sí, también soy consciente de que he cambiado mucho la filosofía", explica.

"Pasé de un equipo a otro muy diferente en cuanto a la forma en que el coche lograba el tiempo por vuelta, y ha sido más difícil de lo esperado, cambiar de equipo, ya sabes, especialmente viniendo a uno que ya está luchando por el campeonato".

"Es genial estar en un equipo que está luchando por el campeonato, pero, al mismo tiempo, es difícil porque no tienes esa fase de adaptación. No he tenido la oportunidad de hacerlo".

"Estoy aprendiendo mucho del coche y del equipo. Llegué a una filosofía de equipo, de motor y de coche muy diferente, así que solo estoy aprendiendo y, con el tiempo y simplemente mejorando, las cosas irán a más".

"Pero no es un proceso fácil y sigue siendo un proceso continuo. Llegar a una nueva estructura, una como la de Red Bull, es muy grande, y no es fácil asentarse. Pero lo estoy consiguiendo".

 

Quizás lo que más le ha faltado a Pérez esta temporada ha sido tiempo. Ha dicho en varias ocasiones que empieza los fines de semana poniéndose al día en cuanto a lo que necesita hacer para que su coche sea rápido.

Pero su ritmo de progreso en la comprensión de la configuración y los neumáticos es tan grande durante un fin de semana, que desearía poder empezar de nuevo después de la bandera a cuadros del domingo.

"Sigo necesitando mucho tiempo cuando vamos a un circuito nuevo", dice. "Me tomo como todo el viernes para estar a punto en la clasificación, pero luego es demasiado tarde si llevas un déficit ese viernes. Al final lo consigo, pero me lleva demasiado tiempo estar ahí".

Igualmente, lo que Pérez ha descubierto es que para hacer que el Red Bull RB16B funcione al máximo, necesita empujar de forma incómoda para el piloto, en tensión.

En el caso de Max Verstappen, su fuerza para equilibrar un coche al borde del agarre le ha permitido hacer cosas con los Red Bull que sus anteriores compañeros de equipo han tenido dificultades para igualar.

Otros artículos de Fórmula 1 que pueden interesarte:

Pérez añade: "Diría que es un coche más rápido, pero simplemente la forma de extraer el tiempo por vuelta es muy diferente. Al final, todos los coches de F1 son muy parecidos entre sí, pero la forma de sacar el máximo tiempo por vuelta de cada monoplaza es muy diferente".

"Me parece que con el Red Bull, tienes una ventana muy estrecha donde funcionar. Es muy importante permanecer en ella, porque si te sales, puede que te sientas un poco más cómodo pero no vas necesariamente más rápido. Así que creo que se trata de adaptarme al coche".

Pero a pesar de las claras dificultades que ha tenido, y de que la tarea es más difícil de lo que pensaba en un principio, lo que no le falta a Pérez es la convicción de que puede arreglar las cosas.

Su pole en Imola, la victoria en el GP de Azerbaiyán y el podio en Francia, han demostrado lo que puede hacer cuando el coche está en esa ventana correcta. Le han dado la confianza necesaria para saber que cuando esa sensación de ser uno con el coche llega, entonces los resultados están asegurados.

"Se trata de hacer crecer ese conocimiento juntos, y se convertirá en algo muy natural", dice. "De momento no lo es, pero llegará. Supongo que ya este año, en la segunda mitad de la temporada, estaré ahí y seremos bastante fuertes".

"Me haré más fuerte y nosotros, como equipo, nos haremos más fuertes", concluyó el mexicano.

compartidos
comentarios
Todt: "Schumacher sobrevive gracias a Corinna y los médicos"

Artículo Anterior

Todt: "Schumacher sobrevive gracias a Corinna y los médicos"

Siguiente artículo

Ricciardo: "Ahora veo el simracing de otra manera"

Ricciardo: "Ahora veo el simracing de otra manera"