Vídeo: una Fórmula 1 de ida y vuelta

Perder un asiento en Fórmula 1 no significa, en la actualidad, quedarse completamente fuera y no volver nunca a correr en la máxima categoría.

Lecturas recomendadas:

Lectura del vídeo que aparece en la parte superior del artículo

Hay quien cree que con la Fórmula 1 se acaba el mundo de las carreras y que, si no hay hueco en una parrilla que solo cuenta con diez equipos y 20 coches, ya está todo perdido.

Hay multitud de categorías donde reinventarse o reencontrarse, donde lograr éxitos y sentirse competitivo, pero si aun así crees que la Fórmula 1 es el sitio en el que hay que estar sí o sí, numerosos ejemplos demuestran que se puede salir... y encontrarte la puerta abierta para volver.

Alex Albon regresará a la Fórmula 1 en la temporada 2022 como piloto de Williams, como el último de una serie de reapariciones que la máxima categoría ha vivido en los últimos años.

No coincidirá en parrilla con Kimi Raikkonen, que se retira a finales de este curso pero que ya protagonizó una vuelta a la F1 en 2012 después de dos años fuera. Y es que tras quedarse sin sitio en Ferrari de cara a 2010, Kimi probó en los rallies y dos temporadas después de nuevo estuvo en el 'Gran Circo' de la mano de Lotus.

La marcha del finlandés deja como veterano a Fernando Alonso, que también dejó el mundial en 2018, después de cuatro temporadas en un McLaren que no lograba recuperar el brillo del pasado. 

En esta F1 de idas y vueltas, Alonso es quizás el mejor ejemplo: empezó su carrera en Renault, luego pasó a McLaren y después de solo una temporada volvió a Renault como trampolín a una etapa más larga en Ferrari. De Ferrari regresó a McLaren y ahora, con Alpine, protagoniza la tercera etapa de la escudería que fue Renault.

Su compañero en Alpine, Esteban Ocon, también tuvo que ver una temporada desde la barrera, la 2019, aunque en su caso no fue por decisión propia, sino al quedarse sin asiento en Force India o Racing Point a finales de 2018.

De esa escudería salió Hulkenberg tras 2016 y después de tres años en Renault, la COVID-19 le permitió disputar tres carreras cuando el equipo se llamaba Racing Point, sustituyendo a Checo Pérez y Lance Stroll.

Y es que la pandemia hace que pilotos que se quedaron sin coche hayan visto más de cerca una posible vuelta. Por ejemplo, en 2021 Robert Kubica ocupó el lugar de Raikkonen, positivo en coronavirus, en Alfa Romeo. La del polaco es una historia completa de superación, ya que en 2010 su carrera en F1 fue violentamente detenida por un accidente en rallies que le pudo costar la vida y que dañó para siempre su mano. En 2019 volvió y, aunque ya no es titular, sigue ahí a la espera, como le ocurrió esta temporada.

Y si hablamos de idas y venidas, no podemos dejar a un lado el cambio de pilotos de Red Bull con su escudería hermana, primero Toro Rosso y ahora AlphaTauri. Pierre Gasly pasó del 'equipo B' al 'A' y luego de nuevo al 'B'. Ese concepto fue más allá con Daniil Kvyat, que de Toro Rosso pasó a Red Bull, a mitad de 2016 le bajaron a Toro Rosso y aunque no contaron con él en 2018, volvió para 2019 y 2020.

Numerosos pilotos demuestran que hay vida más allá de la Fórmula 1 y que, sin sitio en la categoría reina, hay otras opciones muy interesantes para seguir compitiendo. Pero, si el sueño sigue siendo solo la F1, en los últimos vientos hemos visto que pasar al banquillo no significa la retirada total.

Para volver hace falta seguir en la rueda, es decir, no irse del todo. El papel de probador y piloto reserva cobra mayor sentido en la actualidad, donde de un momento a otro aparece un positivo y el suplente tiene que subirse al coche para correr.

En ese sentido también es clave tener un buen padrino. Estar vinculado a un equipo, sobre todo uno de los punteros que cuentan con derecho a alinear a uno de sus pilotos reserva en otras escuderías, permite la posibilidad de que más puertas se abran.

Y, como en todo, la suerte juega su papel. Ya saben: estar en el sitio justo en el momento perfecto...

compartidos
comentarios
La F1 debe diseñar coches para correr con lluvia, admite Todt

Artículo Anterior

La F1 debe diseñar coches para correr con lluvia, admite Todt

Siguiente artículo

El accidente del año, ¿consecuencia de la nueva regla de la FIA?

El accidente del año, ¿consecuencia de la nueva regla de la FIA?