El test de F1 que pudo haber sido y no fue por problemas logísticos

Una carrera deportiva que abarque turismos y prototipos, incluida una victoria en Le Mans, no es nada despreciable, pero Warren Hughes vio escaparse entre sus dedos su única opción en F1.

El test de F1 que pudo haber sido y no fue por problemas logísticos

No muchos pilotos pasan de una carrera a nivel nacional a recibir la llamada de Williams para probar su monoplaza, pero esa fue la situación de Warren Hughes en 2000. Desafortunadamente, el inicio de su historia se vio frustrado por problemas más cotidianos: la falta de vuelos.

El piloto de la Fórmula 3 británica tenía en mente subir al Campeonato Internacional de Fórmula 3000 en 1999 con el equipo Portman Arrows, pero cuando eso pasó, Hughes se encontró compitiendo en la Copa MG-F. Efectivamente, la ganó; añadiendo a ello una participación puntual en la Fórmula 3 a fin de año en Thruxton quedando tercero sin test previos, por delante del campeón, Marc Hynes. Aquello sirvió como un recordatorio de lo que podía hacer.

Otros artículos relacionados con F1:

Después de un exitoso duelo contra Hynes, Hughes fue contratado por su compañero de equipo de F3 de 1995 y actual jefe de equipo de Red Bull, Christian Horner, para liderar el asalto italiano de la Fórmula 3000 en Arden, en el año 2000. Después de un podio alentador en su debut en el circuito de Vallelunga, comenzó a mejorar, dominando en Imola y ganando de nuevo en Monza. Estaba en lo más alto de la clasificación y de su carrera profesional, y Jonathan Williams (hijo de sir Frank Williams) lo invito a algún test en línea recta.

Hughes ya había conducido un coche de Fórmula 1 para el moribundo equipo Lotus en 1994, pero esta era una oportunidad mayor, ya que el equipo contaba con el respaldo de un nuevo fabricante y estaba a punto del regreso después de una temporada de inactividad.

"Fue el primer año del programa de BMW cuando tuvieron a Button y Ralf Schumacher", dice Hughes, quien lideraría la incursión de MG en las 24h de Le Mans y el Campeonato Británico de Turismos en temporadas posteriores.

"No pudieron hacer esta prueba, así que hice un test en el aeródromo donde ahora se hacen todas las pruebas de coches históricos del equipo: Keevil, en Oxfordshire. Terminé haciendo un trabajo de electrónica bastante interesante para ellos allí. Todo era material confidencial en aquel momento y el test salió bien".

Hughes won at Monza, passing Tomas Scheckter, before being handed the trophy by his 1979 world champion father!

La siguiente cita en el calendario de la F3000 de Hughes fue Enna, pero Williams lo quería para una prueba oficial en Valencia. Todos los equipos estarían allí, no era un test privado. La prueba era al día siguiente, y esto hizo dudar a Hughes.

"Para hacer el test en Valencia el lunes por la mañana tenía que estar allí el domingo por la noche, pero obviamente ese domingo tenía la carrera de Enna", dice. "Teniendo en cuenta que era el año 2000, entrar y salir de Sicilia era difícil, no había una gran cantidad de vuelos en aquel momento".

"Le dije a Christian, 'mira, tengo esta oportunidad', pero en aquel momento estábamos en la lucha por el campeonato. '¿Hay alguna manera de que pueda salir de Enna o perderme la carrera en Enna para hacer esta prueba de F1?', y él dijo: 'No hay ninguna posibilidad. No te vas a perder la carrera".

"En ese momento yo no tenía los contactos ni el dinero para coger un vuelo desde Sicilia a Valencia. No tenía forma de llegar el domingo por la noche".

Hughes fue apoyado por Williams, que se ofreció a programar otro test para él, ya que el campeón internacional de F3000, Bruno Junqueira, lo reemplazó. Pero, desgraciadamente, el momento pasó y nunca se materializó otra fecha para esa prueba.

"Esa fue la última oportunidad que tuve. Nunca tuve otra con Williams después de aquello", dice Hughes, que terminaría la temporada de F3000 como subcampeón por detrás de Ricardo Sperafico.

"Después quedó claro que nadie vendría tras aquello, y renuncié a todas las ambiciones que tenía sobre la Fórmula 1. Pensé siempre que sería una posibilidad remota, pero en aquel momento recibes una llamada de Williams y dices "¡Bueno, a lo mejor esto aún no ha acabado!"

"En aquellos tiempos era muy importante tener un papel de piloto de pruebas. Estaban haciendo bastantes kilómetros y pensé que sería una oportunidad realmente buena. Nunca se sabe".

Hughes latterly focused on sportscars and touring cars for MG, and now is part of McLaren GT's roster of coaches

compartidos
comentarios
Alpine espera pescar en la incertidumbre del nuevo formato en Silverstone

Artículo Anterior

Alpine espera pescar en la incertidumbre del nuevo formato en Silverstone

Siguiente artículo

Vettel: "No me arrepiento de haber ido a Aston Martin"

Vettel: "No me arrepiento de haber ido a Aston Martin"