Suscribirse

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestiona las alertas de noticias y pilotos favoritos

  • Haz que tu voz se escuche comentando los artículos

Motorsport Sin Anuncios

Descubre el contenido premium
Suscribirse

Edición

España España
Análisis

¿Es la F1 demasiado dependiente de los circuitos urbanos?

La Fórmula 1 tiene varios problemas que resolver, y muchos acusan que el principal mal se debe a la gran cantidad de circuitos urbanos. ¿Es así?

Sergio Pérez, Red Bull Racing RB19

De un calendario de 17 carreras en 2001, tan solo Melbourne, Mónaco y Montreal se constituían como las excepciones al ser los representantes de los trazados callejeros. Sin embargo, en el presente, la cuenta se va equilibrando poco a poco con ocho circuitos urbanos frente a los catorce tradicionales. Y tras la cancelación de los grandes premios de China y de la Emilia Romagna, de las ocho rondas disputadas hasta ahora, solo la carrera inaugural de Bahrein y la de Barcelona han tenido lugar en una pista convencional.

Hay un poco más allá, puesto que Yeda es un circuito urbano con una superficie lisa, mientras que Albert Park es algo así como un híbrido y Miami, con su configuración alrededor del Hard Rock Stadium, roza lo hecho a medida para los monoplazas de Fórmula 1. Aunque el propietario del campeonato, Liberty Media, está logrando su objetivo de convertir los eventos en grandes festivales urbanos, el espectáculo sobre el asfalto no ha seguido el mismo ritmo.

Conoce todo sobre la Fórmula 1:

En medio de las quejas de los aficionados sobre lo aburridas que han sido las primeras carreras de la temporada 2023, las citas callejeras se han llevado su buena ración de críticas. Algunas de ellas parecen justificadas, puesto que los circuitos urbanos requieren un compromiso para lograr meter con calzador un trazado en una ciudad, con puntos de interés como fuertes frenadas o largas rectas, factores que pueden favorecer los adelantamientos, pero que tienden a dejar paso a una serie de curvas de 90 grados para navegar entre edificios.

Los coches actuales, anchos y con efecto suelo, no encajan a la perfección en las calles de Bakú o Mónaco, y ese interés por los circuitos urbanos también ha obligado a Pirelli a aceptar cambios en sus neumáticos. En un mundo perfecto, con presupuestos ilimitados, un proveedor de gomas desarrollaría una gama de compuestos para las exigencias de las pistas permanentes y, a continuación, ofrecería gomas independientes hechas a medida para los trazados urbanos, pero el fabricante italiano está limitado a cinco compuestos homologados que debe utilizar a lo largo de todo el calendario.

"Normalmente, en un circuito urbano se necesitan compuestos más blandos porque el tipo de asfalto es más suave que en uno normal", explicó el jefe de deportes de motor de la firma milanesa, Mario Isola a Motorsport.com. "Sin embargo, debido a la normativa, tenemos que homologar la gama de neumáticos de antemano, por lo que debemos trabajar en torno a la gama de compuestos homologados. No podemos hacer ninguna construcción especial para los circuitos urbanos porque también está en la normativa".

"Además, no todos los circuitos urbanos son iguales. Montecarlo es uno muy duro, en Bakú, hay una larga recta en la que el neumático sufre mucho debido a la alta velocidad, mientras que Miami tiene ciertas características que son diferentes a otros del pasado", continuó el italiano de Pirelli.

Como se ha analizado, el Gran Premio de España 2023 produjo una de las mejores carreras en la zona media gracias a la gran variedad de estrategias con los neumáticos, pero esa divergencia desde el muro de boxes para animar la acción ha estado ausente en las calles de las ciudades. En Bakú, por ejemplo, un coche de seguridad mantuvo a los pilotos con el mismo compuesto, y demostró que las gomas Pirelli son muy resistentes en calles con curvas lentas donde la carga lateral es mínima.

En lugar de que la degradación sea el factor limitante, la gestión térmica se ha convertido en el problema crítico de los neumáticos. Para evitar que se disparen las temperaturas, se anima a los pilotos a buscar aire limpio y fresco en intervalos de dos segundos, lo que impide las batallas rueda a rueda.

Alexander Albon indicó: "En general, la degradación no es tan mala, es la térmica la que nos perjudica. Si te acercas demasiado al coche de delante, destrozas tus neumáticos, así que no lo vas a hacer,  necesitas una ventaja en el ritmo para adelantar, pero nadie la tiene porque estamos demasiado cerca entre nosotros como para hacerlo, y como es térmico, puedes permitirte el lujo de quedarte detrás y . solo debes esperar a que el de delante entre en el pitlane para volver a tener agarre".

Ese requisito de gestión térmica que reduce el espectáculo no es exclusivo de los circuitos urbanos, pero el sesgo hacia este tipo de trazados a principios de 2023 los ha puesto en el foco de atención.

Adelantamientos por circuito en la F1 2023 en las 7 primeras carreras

Circuito 2022 2023 Diferencia
Bahrein 58 22 -36
Arabia Saudí 31 35 +4
Australia 27 30 +3
Azerbaiyán 22 18 -4
Miami 45 52 +7
Mónaco 5 13 +8
España 43 49 +6


Si se comparan los adelantamientos de un año a otro, las cifras siguen siendo similares, salvo por el considerable descenso de Bahrein [58 adelantamientos en 2022 frente a 22 en 2023]. Naturalmente, el dominio de Red Bull significa que la lucha por la victoria cada fin de semana no ha existido, pero si incluimos la batalla por los podios y la zona media, la cantidad similar de adelantamientos indica que la excesiva dependencia de los circuitos urbanos no es el única culpable de los problema de la Fórmula 1.

Eso no significa que la actual era no pueda mejorarse. El consenso de los comentarios de los pilotos es que después de un año entero de desarrollo, los coches con efecto suelo producen ahora más aire sucio, y seguir al monoplaza de delante vuelve a ser más difícil, lo contrario de lo que se pretendía cuando se elaboró la normativa.

Sergio Pérez dijo: "Creo que este año se ha vuelto un poco más difícil. Estos coches están generando un poco más de carga aerodinámica y al generar ese poco más de carga aerodinámica, el monoplaza de detrás sufre un poco más para seguir".

Eso ha hecho que los pilotos dependan todavía más del DRS para poder adelantar, por lo que el hecho de que la FIA acortara esas zonas en Azerbaiyán y Miami, en contra de la opinión de los pilotos, no ha ayudado. Los circuitos urbanos muestran otro defecto de los monoplazas modernos, el límite de peso, que se ha disparado a un mínimo de 798 kilos sin combustible, 107 más de aquellos que dieron la bienvenida a los motores V6 en 2014.

Al principio de una carrera, cuando están cargados al máximo, pesan más de 900 kilos, y Max Verstappen explicó cómo perjudica esto a la agilidad y a la conducción a baja velocidad: "Debido al peso de los coches que tenemos, porque son bastante pesados, a baja velocidad es un poco más difícil seguir. En cuanto tienes un pequeño susto con ese peso, se convierte en más derrape, lo que es peor para los neumáticos, así que los sobrecalientas más".

El cambio al efecto suelo también ha fomentado una configuración rígida del coche, lo que significa que los pilotos pueden tomarse menos libertades a la hora de pasar por encima de los pianos y, por lo tanto, se quedan atrapados en una única trazada. En un circuito urbano más estrecho y con muros, eso favorece las famosas 'procesiones'.

Verstappen continuó: "Tienes que ir muy rígido, mientras que recuerdo como en 2015 o 2016, a veces podías [tomar] algunas líneas trazadas diferentes. Podías pasar por un piano porque los coches eran mucho más blandos que los de ahora, podías hacer diferentes trayectorias, pero eso es muy, muy difícil hoy en día porque los monoplazas no lo permiten".

Los neumáticos, las zonas de DRS más cortas, la carrera armamentística del desarrollo, el monopolio de Red Bull y el propio reglamento podrían haber dado pie a una disminución del espectáculo en 2023, incluso si las cifras de adelantamientos no lo reflejan. Teniendo en cuenta ese conjunto de factores, podría decirse que se ha responsabilizado en exceso a los circuitos urbanos.

Sin embargo, la excesiva dependencia de la Fórmula 1 de los trazados callejeros les ha dejado expuestos a esas críticas, y les ha quitado parte de la riqueza de la variedad en la primera parte de la campaña. No obstante, aunque los organizadores del campeonato deberían plantearse un mejor equilibrio, hay defectos clave con los coches actuales que deben solucionarse primero para mejorar de forma sostenible el espectáculo.


¿Quieres leer nuestras noticias antes que nadie y de manera gratuita? Síguenos aquí en nuestro canal de Telegram y no te perderás nada. ¡Toda la información, al alcance de tu mano!

Forma parte de la comunidad Motorsport

Únete a la conversación
Artículo Anterior Allison explica su trabajo para devolver al éxito a Mercedes F1
Siguiente artículo El Alfa Romeo F1 de 2023 ya sufría en su nacimiento, admite Bottas

Mejores comentarios

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestiona las alertas de noticias y pilotos favoritos

  • Haz que tu voz se escuche comentando los artículos

Motorsport Sin Anuncios

Descubre el contenido premium
Suscribirse

Edición

España España