La cultura que está permitiendo el resurgir de McLaren en la F1

De años complicados, a ser los invitados ocasionales a la mesa de Mercedes y Red Bull. Así ha cambiado McLaren F1 a mejor y estas han sido las causas.

La cultura que está permitiendo el resurgir de McLaren en la F1

El siempre sonriente Daniel Ricciardo bromeó después de ganar el Gran Premio de Italia diciendo que la clave para el progreso de McLaren en la Fórmula 1 era que el jefe del equipo, Andreas Seidl, finalmente les había permitido algunos 'estimulantes artificiales'.

"Tenía prohibido el uso de cafeína dentro del equipo, ¡y ahora hay vía libre!", dijo Ricciardo cuando se le preguntó qué había hecho aumentar la confianza del equipo en las últimas semanas.

Pero si bien la explicación de la cafeína es claramente una broma, no lo es la influencia que Seidl ha tenido en ayudar a McLaren a pasar de la depresión al equipo que ahora es, capaz en ocasiones de encontrar las cosquillas a los dos candidatos al título, Mercedes y Red Bull.

Porque lo que es importante entender sobre McLaren es que el paso adelante que han dado en la parrilla no se ha producido solo porque el equipo haya logrado sacar más rendimiento de su monoplaza.

Ha sido en gran medida por la actitud del equipo en sí. Son el ejemplo de una escudería en la que todos tiran en la misma dirección con la mentalidad correcta. El personal de la fábrica, los ingenieros, los mecánicos, los pilotos, los altos cargos y el resto del equipo: todos están juntos.

Eso contrasta con cómo fueron las cosas en medio del difícil período posterior al regreso de Honda a la F1 en 2015, o de los últimos años bajo el mando de Ron Dennis, donde la política interna hacía difícil trazar un camino.

Digno de recordar

Como señaló Lewis Hamilton después de luchar contra Lando Norris por la victoria en el Gran Premio de Rusia: "Es bueno verlos unidos de nuevo".

Lo que Seidl ha logrado liderar es un equipo que ha recuperado la fe, lo que ha ayudado a fabricar un coche mejor, lo que a su vez ayuda a reforzar aún más la confianza. Es un círculo virtuoso que produce resultados en la F1.

Como explica Ricciardo: “Obviamente estamos de buen humor y estamos aumentando la confianza. Creo que el equipo ya lo estaba haciendo en los últimos años y simplemente continúa por ese camino. Creo que todos se están asentando y que están creciendo entre ellos. Así que es simplemente un buen grupo: ¡un buen grupo de chicos y chicas!".

Daniel Ricciardo, McLaren, Lando Norris, McLaren celebrate with team members

El papel de los pilotos tampoco se debe subestimar en esto, porque con Ricciardo y Norris McLaren tiene dos personajes que encajan a la perfección con lo que necesita el equipo, como ya tenía estos dos años anteriores con Carlos Sainz. Son rápidos, simpáticos, divertidos y están dispuestos a hacer un esfuerzo adicional.

En el caso de Norris, incluso se podría decir que forma parte del mobiliario de la fábrica de Woking.

"He visto los cambios en el equipo y vivo demasiado cerca, a tres minutos o algo de la fábrica, así que siempre estoy ahí", admite.

“La otra semana estuve allí casi todos los días. Entonces veo a todos, incluso veo a algunos en el club de golf. Veo a toda la gente porque siempre estoy cenando allí y cosas así, e incluso ceno con algunos de ellos a veces".

"Además, me gusta ir a los diferentes departamentos, simplemente al azar, y no porque tenga que hacerlo. Lo hago porque quiero ir a ver cómo están todos y saludarles".

"Eso los hace sentirse más parte del equipo, y no como si estuvieran trabajando para alguien. Quiero que ellos también se sientan parte de esto, y creo que Daniel también lo hace. Somos un gran grupo, una gran familia".

"Están ahí para nosotros y nosotros estamos ahí para ellos. Quieren ayudarnos, nosotros queremos ayudarlos. Y queremos vernos triunfar y brillar juntos".

Pero no se trata solo de que McLaren tenga la suerte de que Norris viva cerca. El esfuerzo realizado por Ricciardo también ha sido grande, a pesar de las complicaciones a causa de la pandemia de coronavirus.

Hablando sobre cómo ha ayudado a aprovechar el entusiasmo en McLaren, Ricciardo dijo: "Realmente se trata de crear relaciones. Ha sido un poco más difícil con la COVID-19. No me malinterpretes, los fines de semana de carreras es agradable invitar al equipo a cenar y conocernos mejor".

"Al final, todos compartimos la misma pasión, y eso te hace apreciar que estás involucrado y que estáis siguiendo el mismo objetivo juntos. Creo que compartir todo eso es importante. Así que tuvimos que alimentar eso de manera un poco diferente, pero gracias a las videollamadas y los chats grupales, aún podemos crear relaciones".

Y es esa mezcla de personal motivado con un espíritu unido, de las personas adecuadas en las posiciones correctas, y en una ola de progreso que está siendo impulsada por la contribución de los pilotos dentro y fuera de la pista, lo que impulsa a McLaren hacia adelante.

Ricciardo añadió: "No quiero llevarme yo el mérito, y creo que Andreas probablemente tampoco querrá otorgárselo, pero es lo que él y otros han construido en los últimos años en el equipo. Creo que han puesto a gente realmente buena en su posición y todos se apoyan unos a otros".

"No lo llamaremos jerarquía ni nada por el estilo. Es el tipo de cultura en la que si alguien se cae, lo levantas y avanzamos juntos. Lo siento así. Creo que todos los miembros del equipo se sienten realmente privilegiados de ser parte de McLaren".

También puedes ver:

compartidos
comentarios
Alfa Romeo pidió sanción para Norris, y con razón: ¿por qué?
Artículo Anterior

Alfa Romeo pidió sanción para Norris, y con razón: ¿por qué?

Siguiente artículo

Así fue la 91ª y última victoria de Schumacher en Fórmula 1

Así fue la 91ª y última victoria de Schumacher en Fórmula 1