Marko se alegra de la marcha de James Key

compartidos
comentarios
Marko se alegra de la marcha de James Key
Scott Mitchell
Por: Scott Mitchell
Coautor: Christian Nimmervoll
4 ene. 2019 11:01

EL nuevo director técnico de McLaren, James Key, no tendrá un sustituto directo en Toro Rosso, que tendrá una relación más estrecha a nivel técnico con Red Bull Racing.

En 2019, como ya informamos previamente, Toro Rosso utilizara la mayor parte posible de piezas diseñadas por Red Bull, algo propiciado por el uso compartido del motor Honda.

El asesor deportivo de Red Bull, Helmut Marko, desveló que estos lazos de unión entre ambos equipos significarán que Toro Rosso no contratará a nadie para reemplazar a Key, que se unirá al equipo McLaren en 2019.

"No podemos tener casi el mismo equipo técnico en Faenza, donde están las instalaciones de Toro Rosso, que en Milton Keynes, en número de personas" dijo Marko a Motorsport.com.

"Los conceptos [mayor dependencia de Toro Rosso con respecto a Red Bull] están resueltos, pero no están completamente implementados todavía. Uno de los factores era que James Key no estaba muy contento con esto. Pero al final, hemos conseguido poner en marcha la solución que queríamos y ha sido más fácil sin él. Su puesto no va a ser cubierto por nadie, No se necesita a un director técnico porque el concepto [del coche] viene de Red Bull Racing".

Descubre:

Las reglas de la F1 estipulan que los equipos tienen que ser responsables de la construcción de un cierto número de componentes, aunque hay una serie de 'componentes no registrados' que pueden ser adquiridos a otro equipo debido a las restricciones de pruebas aerodinámicas que se han puesto en marcha.

Al empezar a usar ambos equipos el mismo motor Honda en 2019, Toro Rosso también utilizará la parte trasera del monoplaza diseñada por Red Bull Racing y algunas partes de la suspensión delantera.

Además, Toro Rosso utilizará componentes de 2018 ya que en Red Bull se han hecho famosos por tratar de incorporar sus nuevos diseños lo más cerca posible del comienzo de la temporada.

Marko comentó que logísticamente no es posible producir el suficiente número de componentes sin comprometer la preparación de la pretemporada pero que Toro Rosso, que terminó el año en la novena plaza en 2018, debe de fijarse como objetivo acabar quintos o sextos. 

"Nuestro concepto no es un secreto: Toro Rosso ha recibido tres camiones llenos de componentes y también pondrá en su coche piezas del Red Bull de 2018, todo lo que el reglamento permita" dijo Marko, "todo resulta más sencillo gracias al tema del motor. La parte trasera está así de acuerdo a lo que nos permite el reglamento y eso nos da una pequeña ventaja respecto a los costes".

La relación entre Ferrari y Haas ha sido controvertida desde que el equipo americano se unió a la parrilla en 2016, sacando partido del reglamento de piezas listadas y no listadas.

Marko comentó que el modelo implantado por esos equipos estaba "al límite o por encima de éste en términos de aerodinámica" pero que para Red Bull era "un buen modelo".

También puedes leer:

Siguiente artículo
Renault asegura que este invierno ha hecho el mayor avance de su historia

Artículo Anterior

Renault asegura que este invierno ha hecho el mayor avance de su historia

Siguiente artículo

Honda debe entender la realidad de la F1, según Brawn

Honda debe entender la realidad de la F1, según Brawn
Cargar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Equipos Scuderia Toro Rosso Compra Ahora
Autor Scott Mitchell