La pequeña odisea desapercibida de Ricciardo en Zandvoort

Daniel Ricciardo desvela que estuvo a punto de abortar la salida del GP de Países Bajos y cómo logró solucionarlo antes de que los semáforos se apagaran.

La pequeña odisea desapercibida de Ricciardo en Zandvoort

El australiano tuvo un problema con la leva derecha del embrague que utiliza normalmente, y solo pudo ponerse en marcha después de que el equipo le dijera que cambiara a la izquierda.

Ricciardo dice que el incidente le llevará a practicar más con la izquierda por si vuelve a ocurrir una situación similar.

Todos los volantes de la Fórmula 1 tienen una disposición de paletas de embrague dobles, y los pilotos siempre utilizan un lado, salvo en circunstancias excepcionales.

Las imágenes a bordo de la carrera del domingo muestran que, tras detenerse en la parrilla y darse cuenta de que tenía un problema, Ricciardo probó frenéticamente varios controles en el volante antes de agitar su brazo izquierdo para advertir a los comisarios de que tenía un problema, una señal que podría haber provocado un retraso en la salida.

En ese momento le dijo a su equipo "no puedo poner la primera marcha" y que "entró en anti-calado". Su ingeniero le contestó inmediatamente: "Arranque manual por la izquierda, arranque manual por la izquierda".

Tras dejar de mostrar su mano para solicitar ayuda, Ricciardo arrancó con seguridad cuando las luces se apagaron.

“Hubo unos momentos estresantes en el arranque”, dijo ante la pregunta de Motorsport.com. "Tenemos dos palancas de embrague, y tienes tu preferida, y obviamente si eres diestro, probablemente eliges la mano derecha para la arrancada, pero esta vez no funcionó”.

“Así que estaba estresado en la parrilla de salida porque no engranaba. Pensé que tenía un problema con la caja de cambios. Estaba agitando las manos pensando que tendría que dejar la parrilla, pero entonces probé con la izquierda, metí primera y funcionó”.

“Estaba intentando averiguar cómo hacer una salida con la palanca izquierda. Estaba preparado para una arrancada bastante mala".

Cuando se le cuestionó por si ahora practicará más con la leva izquierda del embrague, Ricciardo dijo: "Debería hacerlo. En Mónaco te ves obligado a hacerlo al salir de los boxes, porque giras hacia el otro lado. Así que es más fácil con la mano izquierda por cómo gira el volante. Pero practicaré unas cuantas veces más".

Más de F1:

Cuando la carrera se puso en marcha, George Russell le adelantó en la bajada de la curva 1, y Lance Stroll se puso en paralelo y casi consiguió quitarse al australiano. Sin embargo, Ricciardo se las arregló para volver a adelantar a ambos en la curva 3, y más tarde pasó al Alfa Romeo de Antonio Giovinazzi para ser noveno y ganar un puesto.

"Como era de esperar, Russell me adelantó enseguida", dijo. "Pero en realidad, conseguí superarle de nuevo. Y luego Giovinazzi también, creo que en la curva 7. Así que gané una posición cuando pensaba que iba a perder muchas. En cierto modo fue divertido”.

Más adelante en la carrera, Ricciardo tuvo una batalla con Sergio Pérez, en donde su equipo le pidió retener lo más posible al mexicano en un intento de ayudar a su compañero, Lando Norris. Finalmente, terminó fuera de los puntos, en 11º lugar, justo detrás de Norris.

"Con Pérez, traté de aguantar", dijo. "Pero él era rápido. En retrospectiva, probablemente podría haberle forzado fuera de la pista, pero creo que era una cuestión de tiempo hasta que él me adelantara. Así que eso fue todo”.

"Intentamos una estrategia para intentar ayudar al equipo, ayudar a Lando con eso. Lo intentamos. Simplemente no creo que haya funcionado. Trataremos de analizarlo y ver qué podríamos haber hecho mejor".

compartidos
comentarios
Alonso cree que Alpine irá bien en Monza: "Será emocionante"

Artículo Anterior

Alonso cree que Alpine irá bien en Monza: "Será emocionante"

Siguiente artículo

Ferrari, enfadado con el nuevo 'caso Mercedes' en la F1

Ferrari, enfadado con el nuevo 'caso Mercedes' en la F1