¿Por qué la de motos es la categoría más abierta del Dakar 2021?

Ricky Brabec y Honda parten como favoritos para revalidar la victoria en el Dakar 2021, después de romper la hegemonía de KTM en la primera edición saudí, pero tendrán duros rivales.

¿Por qué la de motos es la categoría más abierta del Dakar 2021?

La 43ª edición del Dakar cuenta con buenos alicientes en todas sus categorías, un buen montón de novedades en el reglamento y una recorrido prácticamente 100% nuevo a través de Arabia Saudí. 

Pero la categoría de motos quizás es la que más alicientes tiene, con más de 20 pilotos con opciones de ganar etapas y luchar por el podio final, y un duelo KTM-Honda que cayó del lado de los japoneses por primera vez en 31 años hace 12 meses. 

Ricky Brabec y el equipo Monster Energy Honda llegan como favoritos a priori, pero la falta de competición durante el aciago 2020 deja en el aire muchas dudas, y el Prólogo de este sábado en Yeda tampoco las ha podido resolver con apenas 11 km. Además, KTM, Yamaha y en menor medida Hero y Sherco pueden optar a todo.

"El objetivo es regresar el día 15 de enero en la primera posición, con todas las motos entre los 10 primeros y con buenas sensaciones. Hay muchos pilotos muy buenos. Los nuestros también lo son y están en forma. Confío en el equipo para poder hacer un buen resultado", apunta Ruben Faria, general manager del Monster Energy Honda.

El propio Brabec también deja claras sus aspiraciones, pero prefiere ser cauto: "Obviamente, es más difícil defender el título que ganarlo por primera vez. Mi objetivo es simplemente correr, como la última vez. No se puede pensar en una estrategia hasta la segunda mitad de la carrera. Hasta entonces, tienes que demostrar que puedes llegar al día de descanso. Solo entonces comienza la carrera. Tengo que estar atento para mantenerme bien de salud y llegar al vivac todos los días".

"Todos los pilotos del equipo quieren ganar y yo quiero defender el número 1. Por eso todo el mundo lo dará todo. Creo que correremos nuestra propia carrera hasta que pase algo. Entonces, podremos hacer una estrategia para mantener a ese piloto al frente. Tal vez ocurra después del día de descanso. En la primera semana, las diferencias de tiempo serán muy pequeñas. No puedes empezar un Dakar con una cierta estrategia y comprometer a todo el equipo".

Pero enfrente tendrán a una armada KTM que quiere volver a recuperar su cetro, el cual no soltaron en 18 ediciones hasta 2020, y para ello cuenta con tres ganadores del Dakar (Price, Walkner y Sunderland), una joven promesa australiana en sus filas (Daniel Sanders, tercero en el Prólogo) y un Pablo Quintanilla (en la segunda marca, Husqvarna), que ya ha acariciado la victoria en varias ocasiones.

"Cuando no hay carreras, como ha sido este año, depende mucho de dónde viven los pilotos y el programa que se haya hecho con el equipo. Por ejemplo, los sudamericanos que tienen el desierto ahí al lado que han podido hacer cosas durante el confinamiento e ir allí a entrenar tienen un poco de ventaja respecto a los europeos o australianos. Hemos entrenado mucho en Dubái para compensarlo, creo que lo hemos logrado, pero está claro que se verá durante la carrera", comenta Jordi Viladoms, team principal de KTM, a Motorsport.com.

Todo sobre el Dakar 2021:

"Después de romper la racha de victorias y perder el Dakar el año pasado, a pesar de hacer buenos resultados, es una cosa que visto con perspectiva fue positiva, porque por un lado, cuando volvamos a ganar, se va a valorar más, que parecía que era una cosa fácil y nunca fue fácil. Siempre nos lo pusieron muy difícil y al final el año pasado lo consiguieron".

"Ha sido una buena inyección de motivación, lástima que haya sido un año corto, porque aún teníamos nuevas ideas y tenemos muchas ganas de mejorar la moto, los entrenamientos… Esto nos ha hecho hecho más fuertes, sin duda", añade.

"Está claro que el rival a batir es Ricky Brabec, demostró el año pasado que puede hacerlo muy bien y es quien más opciones tiene. Ellos ganaron el año pasado y son la referencia, tenemos que intentar quitarles el trofeo". 

Y en la sombra, aunque no tanto, llega de nuevo Yamaha, que ya ha demostrado desde los últimos años del Dakar sudamericano que puede estar ahí. Pero ya fuera por caídas inoportunas o fallos mecánicos, no ha podido acercarse al Touareg. 

Este año cuentan con las novedades de la revelación del Dakar 2019, Ross Branch, de Bostwana, que ya ganó una etapa en 2020, y con Andrew Short, que dejó Husqvarna para vestir el azul de la marca japonesa. Además, Franco Caimi, Adrien Van Beveren y Jamie McCanney completan la alineación.

"Será la primera vez que cinco Yamaha oficiales disputen el Dakar y tenemos una gran alineación. El espíritu del equipo es fuerte y hemos estado entrenando duro, a pesar de las restricciones por la pandemia. Estamos listos para el reto", comenta Alexandre Kowalski, director deportivo de la división off road de Yamaha.

Además de los pilotos oficiales, alguna de las jóvenes promesas, como el español Jaume Betriu (FN Speed), mejor rookie de 2020, puede colarse entre los mejores en algunas etapas. La emoción está servida.

compartidos
comentarios
Barreda: "Mejor salir delante en la primera etapa; fue un gran Prólogo"

Artículo Anterior

Barreda: "Mejor salir delante en la primera etapa; fue un gran Prólogo"

Siguiente artículo

Nani Roma estrena en competición su BRX Hunter: "Más que contento"

Nani Roma estrena en competición su BRX Hunter: "Más que contento"

Sobre este artículo

Campeonatos Dakar
Evento Dakar
Autor Sergio Lillo