El CEO de la F1 justifica el esperpento de Bélgica

El CEO de la F1, Stefano Domenicali, negó que hubiera asuntos comerciales en la decisión de hacer un GP de Bélgica de solo dos vueltas.

El CEO de la F1 justifica el esperpento de Bélgica

Tras un largo retraso debido a las condiciones de lluvia, la carrera arrancó detrás del coche de seguridad para detenerse solo tres vueltas después. Eso fue suficiente para garantizar que se podían entregar la mitad de puntos para el campeonato a los 10 primeros clasificados.

Algunos sugirieron que la Fórmula 1 quería que la carrera comenzara oficialmente para asegurarse de que se cumpliera el acuerdo comercial con el promotor de Spa-Francorchamps y, por tanto, recibir la totalidad de la cuota. Además, así los espectadores no podrían reclamar que les devolvieran el precio de las entradas.

Te interesará

Sin embargo, cuando Motorsport.com le preguntó si el hecho de que no hubiera carrera habría afectado al acuerdo, Domenicali negó que así fuera el caso.

"No, no", dijo. "Por eso, cuando escucho que alguien sugiere que había alguna discusión comercial detrás de eso, es totalmente falso, porque cuando hablamos de carreras, hay responsabilidad, es un proceso claro, y esas cosas no están conectadas en absoluto".

Ante la pregunta de si la F1 habría recibido su cuota completa por parte del promotor del GP de Bélgica sin disputar la carrera, añadió: "Absolutamente. Por eso digo que considerar lo ocurrido como algo relacionado con una implicación comercial es un error".

Domenicali señaló que apoyaba plenamente las decisiones tomadas por el director de carrera de la FIA, Michael Masi, que esperó la llegada de una mejora de clima, pero al final decidió arrancar el gran premio para poco después detenerlo.

"Por su puesto que es una pena para la gente, porque todo el mundo quiere ver una carrera normal", continuó. "Pero creo que las decisiones tomadas por dirección de carrera fueron absolutamente correctas".

"Había el deseo y la voluntad de hacer la carrera. Y en cuanto hubo información, porque se estaba siguiendo la situación, surgió una ventana de posible mejora meteorológica para intentar salir y tratar de hacer la carrera”.

"Luego, en cuanto se reanudó, los comentarios fueron bastante claros, y por otro lado se recibió otra previsión meteorológica según la que no era posible continuar. A pesar de la decepción para todos, creo que en términos de gestión fue lo correcto".

Cuando se le preguntó si tenía un mensaje que dar a los aficionados que habían pagado entradas para esta carrera, explicó: "El mensaje es claro, que desgraciadamente nosotros no controlamos la meteorología. Con dos vueltas o sin ellas, el gasto estaba ahí”.

"Por lo tanto, no es un problema de vueltas, se trataba de intentar hacer la carrera. Creo que en eso dirección de carrera trató de hacer el máximo para celebrarla. Como he dicho, no es un problema de vueltas o no vueltas, fueron realmente las condiciones desafortunadas”.  

(Haz click sobre el enlace o en la imagen para disfrutar de las fotos de Bélgica antes de seguir leyendo)

"Hay que tener en cuenta la seguridad de todos, y eso es muy muy importante. Como he dicho, el primero en estar decepcionado soy yo, porque me encantan las carreras, pero siempre hay condiciones en las que no puedes hacerlo".

Domencali sugirió que la F1 trabajaría con el promotor para ver qué se puede hacer por los aficionados decepcionados. Después del GP de Estados Unidos de 2005 -cuando los problemas con los neumáticos Michelin hicieron que sólo seis coches compitieran- los aficionados recibieron reembolsos con el apoyo de la compañía de neumáticos.

Vuelve a recordar:

Lewis Hamilton es uno de los que han pedido un proceso similar tras el evento de Spa.

"Es algo que podemos discutir con el organizador", analizó Domencali. "No somos nosotros los que ponemos las entradas. Se podría hacer algo, algo como un buen gesto en términos de lo que sería una recompensa correcta en esta condición”.

"Uno paga la entrada, y desgraciadamente la carrera fue así. Al final, seguro que el organizador, junto con nosotros, considerará la atención, la máxima atención a los aficionados".

Y añadió: "Se puede decir que la carrera estuvo ahí porque formalmente hubo una carrera. Se trata de entender cuál es la atención que el organizador quiere dar a los aficionados, y creo que ya están pensando ideas teniendo en cuenta lo que ha pasado este año".

Domenicali también confirmó que habría sido imposible disputar la carrera el lunes, una práctica habitual en las carreras en los Estados Unidos cuando se suspenden por lluvia las pruebas en NASCAR.

"No por logística, sino por muchas razones, no se puede programar la carrera el día después por muchos aspectos relacionados con la disponibilidad de los comisarios y la disponibilidad de otras cosas".

"Se estudió, por supuesto, pero no era posible. Los promotores siempre están muy cerca de cualquier decisión, siguieron el proceso, así que no les dejamos fuera de eso".

También puedes leer

compartidos
comentarios
Las 10 carreras más cortas de la historia de la Fórmula 1
Artículo Anterior

Las 10 carreras más cortas de la historia de la Fórmula 1

Siguiente artículo

La F1 estudia cambiar reglas tras la "farsa" de Bélgica

La F1 estudia cambiar reglas tras la "farsa" de Bélgica