Análisis: las perspectivas financieras de la Fórmula 1

compartidos
Análisis: las perspectivas financieras de la Fórmula 1
Kate Walker
Por: Kate Walker
10 dic. 2017 15:53

La llegada de los nuevos propietarios de la Fórmula 1, Liberty Media, ha provocado un aumento de los gastos que ha conllevado a reducir los premios económicos que reciben los equipos.

Con el propósito de cubrir áreas vacías como marketing e investigación donde anteriormente no había nadie para ampliar la oferta digital, la F1 ha tenido que desembolsarse este año dinero donde antes no tenían casi ningún gasto.

El impacto inmediato de dicho gasto ha sido una caída del 13% en el dinero del premio compartido entre los equipos para el último trimestre, pasando de casi 270 millones de euros en el mismo período de 2016 a 230.

Pero ya se sabe que sin inversión no habrá beneficio, y el actual 'gasto' hecho por la F1 puede considerarse más como una inversión.

Durante la temporada 2017 se ha puesto en marcha el campeonato de eSports que atrajo a casi 64.000 participantes, posibles nuevos seguidores.

Ese campeonato ha proporcionado una muestra perfecta de la entrada de la F1 en el mundo digital: el comunicado de prensa de las semifinales anunciaba todo tipo de estadísticas de las que los propietarios anteriores del deporte nunca habrían oído hablar.

Live Semi Final

"Los fans registraron 1.8 millones de minutos vistos en Facebook, más 3.1 millones de visitas en Instagram e Instagram Stories y 1.5 millones de impresiones de Instagram, 1.8 millones de impresiones de Twitter y la transmisión en vivo de Twitch fue seguida por más de 125.000 espectadores", se leía en el comunicado.

Otra iniciativa creada este año que implicó mayor desembolso que la creación y ejecución del campeonato eSports fue el evento londinense previo al Gran Premio de Gran Bretaña en Silverstone.

Más de 100.000 seguidores asistieron ese día a Trafalgar Square pese a la poca publicidad previa y la amenaza siempre presente del terrorismo.

El mes pasado JP Morgan dio a conocer los resultados de su análisis de las acciones de FWONK y las conclusiones fueron realmente optimistas, aunque anticipa que el crecimiento de los ingresos será "más limitado de lo esperado".

Una parte significativa de los ingresos de la F1 proviene y seguirá así de los acuerdos de transmisión y aquí es donde JP Morgan plantea su primera advertencia.

"La F1 ha incrementado los ingresos de retransmisión en los últimos años en gran parte por cambiar a plataformas de televisión de pago en sus principales mercados", rezaba el informe.

"Aunque esto debería ayudar a impulsar el crecimiento en el futuro (respaldado por un nuevo contrato en el Reino Unido en 2019), los nuevos administradores parecen estar adoptando un enfoque alternativo mediante el cual una parte de las carreras se transmite simultáneamente con los proveedores de acceso gratuito".

Max Verstappen, Red Bull Racing talks, Ted Kravitz, Sky TV

"Al mismo tiempo, la F1 ha manifestado su intención de recortar ciertos derechos digitales de los socios de TV para lanzar un producto OTT en algún momento".

"Creemos que estos factores limitarán el incremento en el valor medio anual cuando los contratos se renueven, por debajo del aumento experimentado por ligas como la estadounidense y británica en los últimos años".

"También percibimos dos desventajas para la F1 como propietaria de la tv: la falta de pausas publicitarias y las limitadas horas de carrera en vivo".

El mercado estadounidense es un caso interesante en este sentido. Se ha hablado mucho de que ESPN adquirió los derechos para EEUU, pero poco se ha comentado sobre la decisión de NBC de retirarse de las negociaciones porque no estaba dispuesto a firmar un acuerdo que los hiciera competir con el titular de los derechos comerciales.

"Aunque nos enorgullece haber hecho crecer la visibilidad y la audiencia de la Fórmula 1 desde que nos convertimos en titulares exclusivos de los derechos de medios en EEUU en 2013, esta será nuestra última temporada con el campeonato", explicó NBC Sports Group en un comunicado cuando se anunció el nuevo acuerdo.

"Hemos decidido no negociar un nuevo acuerdo en el que el titular de los derechos compita con nosotros y nuestros socios de distribución. Deseamos lo mejor a los nuevos propietarios de la F1".

Los futuros acuerdos de emisión podrían enfrentarse al mismo escollo, ya que otras cadenas prefieren gastar su dinero en deportes en los que el titular de los derechos comerciales es un socio y no la competencia.

El análisis de JP Morgan también tiene en cuenta los ingresos adicionales de F1 tras la expansión de la compañía y de las nuevas contrataciones en todas las áreas.

"Liberty ha declarado que tiene la intención de duplicar la plantilla en Fórmula 1, lo que junto con otros gastos corporativos debería incrementar en unos 40 millones de euros los costes anuales", señaló JP Morgan.

Valtteri Bottas, Mercedes AMG F1 W08, Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1 W08, Sebastian Vettel, Ferrari SF70H, Daniel Ricciardo, Red Bull Racing RB13, Kimi Raikkonen, Ferrari SF70H, Max Verstappen, Red Bull Racing RB13, the rest of the field at the start of the race

"Creemos que el crecimiento de los gastos podría seguir elevándose más allá a medida que la F1 construye una infraestructura para respaldar las nuevas áreas de crecimiento como la digital, comercialización y juegos".

Lo más alarmante es la falta de claridad sobre la estructura futura de la F1. Como cualquier seguidor de la F1 sabe, la distribución del dinero dentro del campeonato es un tema candente en la actualidad, así como la posibilidad de implantar algún tipo de límite presupuestario o de costes en el futuro.

Pero con las estructuras actuales acorraladas por el Pacto de la Concordia que se extiende hasta 2020–, no hay una hoja de ruta clara para la próxima década o dos.

Es probable que los gobernantes actuales sean reemplazados –son muy criticados por el Grupo de Estrategia de la F1– pero nadie sabe por quién.

"La nueva administración está iniciando conversaciones con algunas partes interesadas para crear un plan a largo plazo regiría el campeonato, incluido el plano económico. Hay poca transparencia en las negociaciones y no está claro cuándo se alcanzará un nuevo acuerdo.

"Creemos que en el pasado a los equipos les ha ido bien por haber una mayor parte en las ganancias que provenían de la F1 y dada la actual, creemos que existe el riesgo de que negocien una mayor participación futura a cambio de acordar un marco a largo plazo para el campeonato".

A pesar de esta advertencia, la visión de JP Morgan del futuro financiero de la F1 es muy optimista, teniendo en cuenta las oportunidades de crecimiento en nuevos mercados y los ingresos adicionales de futuros acuerdos de patrocinio y la posibilidad de ampliar el calendario.

"La Fórmula 1 podría aumentar los ingresos a tasas más rápidas de lo que hemos calculado".

"Es probable que renueven varios acuerdos clave de TV para 2018 (Francia, Alemania, Italia, EEUU, Países bálticos) y aumenten los ingresos a cambio de tener socios exclusivos de televisión de pago en alguno de estos países, lo que podría generar ingresos superiores a los previstos".

"En cuanto a la promoción de las carreras, la F1 podría ampliar el calendario más allá del máximo de 21 carreras que hemos planteado hasta 2020. En publicidad y patrocinio, la compañía puede firmar patrocinadores a un mejor ritmo del que hemos calculado".

"La F1 tiene costes variables altos que limitan el apalancamiento operativo, pero un crecimiento en los ingresos más rápido de lo esperado también podría generar un mayor crecimiento del EBITDA (Ingresos menos costes e impuestos)".

The Medical car drives in to the first corner at the start
Siguiente artículo de Fórmula 1

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Autor Kate Walker
Tipo de artículo Análisis