Márquez se llevó un sustazo al final y acabó con un ritmo "estúpido"

Marc Marquez dice que la del GP de las Américas fue una victoria perfecta, pero que casi se vio arruinada por una caída a falta de tres vueltas.

Márquez se llevó un sustazo al final y acabó con un ritmo "estúpido"

El piloto del Repsol Honda logró la séptima victoria de su carrera en el Circuito de las Américas de Austin este domingo, superando al líder del campeonato Fabio Quartararo por 4,879 segundos tras haber liderado cada vuelta desde la salida.

Fue el segundo triunfo del año para Marc Márquez y el segundo que llega en un circuito que se recorre en sentido contrario a las agujas del reloj, circunstancia que alivia algunas de las limitaciones físicas en su aún tocado hombro derecho.

Márquez dice que su carrera fue la que soñó, pero admite que sabía que la del Gran Premio de las Américas podría ser su última oportunidad de ganar esta temporada.

"Fue una carrera perfecta, la que soñé la noche anterior", declaró. "Es cierto que mi plan era intentar liderar la carrera desde el principio porque las primeras vueltas eran mis puntos débiles, y luego traté de frenar la carrera desde las primeras cuatro o cinco vueltas y, cuando me sentí bien, simplemente apreté".

"Fue una progresión fuerte, de una vuelta a otra era medio segundo más rápido, y esa fue una de las principales razones para poder abrir hueco. Estoy feliz, muy feliz, porque ha sido una temporada muy dura y a veces me caigo y no lo entiendo, a veces soy rápido y no lo entiendo, a veces soy lento y tampoco lo entiendo".

"Pero esta victoria la estaba buscando porque sé que quizás sea el último circuito con buenas condiciones para ganar. Mi intención era ser fuerte, no tanto como aquí pero sí fuerte en las últimas tres carreras e intentar ser consistente y veremos qué pasa".

También puedes leer

Márquez admitió que temía parecer "estúpido" en las últimas vueltas cuando redujo el ritmo cuando su Honda se volvió más difícil de controlar sobre los baches, y reveló que casi se va al suelo cuando le quedaban tres vueltas.

"Fue muy difícil, especialmente por los baches", añadió cuando se le preguntó cómo de complicado es mantenerse concentrado con una ventaja tan dominante. "El problema es que cuando disminuyes un poco la velocidad, la moto tiembla aún más y en la última vuelta parecía estúpido porque iba lento, pero la moto temblaba mucho, así que dije, '¿qué está pasando aquí?".

"Fue especialmente difícil mantener la concentración, a tres vueltas para el final casi me caigo en la curva 6, toqué el bordillo interior y casi pierdo la parte delantera".

Márquez lideró los libres del viernes en Austin, pero admitió ese día que no se sentía como si estuviera pilotando bien. Ese sentimiento le acompañó hasta el sábado, pero admite que el hecho de que no apretara demasiado su cuerpo cuando se sentía limitado en la moto resultó ser la clave de su victoria.

“El punto clave de este fin de semana fue que el sábado tampoco me sentí tan bien”, explicó. “Quiero decir, la velocidad estaba ahí, pero el feeling con la pista y con los baches no, y no apreté".

"Porque si no te sientes bien y empujas mucho, entonces estás usando mucho los músculos y forzando tu condición física. El sábado apreté solo una vuelta y el domingo en el warm-up es donde me sentí mejor y empujé más".

“Entonces, el punto clave fue el sábado, al mantener la calma y ahorrar energía, y el domingo mostrarme y darlo todo".

Así queda el mundial 2021 de MotoGP

Haz click en el enlace o en la imagen para disfrutar de las fotos de Márquez en Austin

compartidos
comentarios
Galería: las 84 victorias de Marc Márquez
Artículo Anterior

Galería: las 84 victorias de Marc Márquez

Siguiente artículo

El vuelta a vuelta animado del GP de las Américas 2021 de MotoGP

El vuelta a vuelta animado del GP de las Américas 2021 de MotoGP