Los pilotos de Fórmula E se enzarzan en Twitter por las polémicas sanciones

compartidos
comentarios
Los pilotos de Fórmula E se enzarzan en Twitter por las polémicas sanciones
Por:
, Redactor
25 mar. 2019 10:49

Tras el accidente múltiple entre Buemi, Di Grassi y Robin Frijns en Sanya, los pilotos llevaron la polémica a las redes sociales.

La igualdad de los nuevos monoplazas Gen2, unido a sus características de menores ayudas aerodinámicas y a la naturaleza de los circuitos callejeros, provoca multitud de toques en las carreras de Fórmula E esta temporada.

Algún piloto ha sugerido que ahora parece más una prueba de coches de choque ("no es automovilismo", dijo Vergne), mientras que la mayor polémica está en las sanciones que se imponen (o acciones que se dejan sin sancionar) y la repercusión que tienen.

El pasado ePrix de Sanya no estuvo exento de polémica y, hacia el final de la prueba, Sebastian Buemi iba octavo e impactó desde atrás a Robin Frijns, que a su vez se llevó por delante a Di Grassi. El resultado fue que Buemi siguió adelante y acabó sexto gracias al abandono de los otros dos pilotos.

Finalmente el culpable de Nissan e.dams recibió una penalización de 10 segundos, lo que le hizo acabar en la octava posición que ya tenía antes de la maniobra.

Di Grassi, el mayor afectado (iba camino de ponerse líder del campeonato), recurrió a su cuenta de Twitter para sacar el tema a relucir.

"Sólo para ser claro sobre cómo las sanciones no son justas en la Fórmula E actualmente. Buemi iba 8º y se estrella con Frinjs, que me saca de la carrera. Buemi pasa al 6º lugar, recibe una penalización de 10 segundos y acaba 8º, sumando 4 puntos. Frijs [nombre escrito de manera incorrecta] no consigue nada pese a moverse en la frenada".

El piloto de Envision Virgin Racing, Robin Frijns, se dio por aludido y respondió: "¿Cómo puedes decir que me moví en frenada cuando no sabes ni deletrear mi nombre correctamente?"

 

Di Grassi continuó su hilo diciendo que Buemi debería haber sido castigado con mayor dureza hasta quedarse sin sumar puntos en esa carrera. El piloto de BMW Andretti, Antonio Felix da Costa, también se metió y respondió a Di Grassi señalando otros casos en los que otros pilotos, según él, fueron injustamente juzgados... e incluso quedaron sin sanción.  

 

Di Grassi y Felix da Costa insistieron en que no tienen nada contra los pilotos que reciben mejores penalizaciones, pero pidieron "consistencia".

Respecto a la respuesta de Frinjs, Di Grassi primero le dijo que esa acusación de moverse bajo frenada era cosa de Buemi, que mejor le preguntara a él. "Claro que [Buemi] lo dijo", escribió Frinjs. "Se llama salvar tu propio culo. Deberías saberlo.

Y aunque Di Grassi primero dijo que esa teoría era de Buemi, luego insistió: "Hay también pruebas de vídeo y datos. Pero de todos modos, hay un montón de pilotos que se mueven en frenada y esto no debe permitirse en ninguna circunstancia. Claro que lo hiciste y no fuiste el único".

Sebastien Buemi, el otro protagonista, no se había pronunciado en Twitter a la hora de publicación de este artículo.

Además de Twitter, el director de Audi (el equipo de Di Grassi), Dieter Gass, recurrió a Facebook para comentar la situación de Sanya: "¡No estoy contento con el resultado! ¡La sanción a Buemi no fue una sanción!".

"Solo le llevó de nuevo a la posición en la que estaba antes de eliminar a los dos Audi que estaban delante de él, así que ¿dónde está la penalización? ¡Fue más una invitación que una penalización!".

"¡Es muy difícil de digerir! ¡La Fórmula E debe tener cuidado de no desviarse hacia una carrera de demolición; ya se han establecido algunos precedentes peligrosos! ¡Debo admitir que estoy preocupado!".

Realmente la Fórmula E tiene mucho que analizar y debe estudiar cambios para tratar de encontrar una justicia que es muy complicada alcanzar al 100%.

Siguiente artículo
Wehrlein pide a Mahindra volver a la configuración anterior

Artículo Anterior

Wehrlein pide a Mahindra volver a la configuración anterior

Siguiente artículo

Los datos demuestran una Fórmula E más emocionante e imprevisible que nunca

Los datos demuestran una Fórmula E más emocionante e imprevisible que nunca
Sé el primero en conseguir
las últimas noticias