Los equipos de F1 rechazan la idea de Brawn para 2022

Ross Brawn había lanzado la idea de ampliar el Parc Fermé al viernes por la mañana para que los equipos mostraran sus coches a los medios.

Los equipos de F1 rechazan la idea de Brawn para 2022

Los equipos han decidido reaccionar con dureza a algunas propuestas que Liberty Media ha lanzado para el próximo año y las han rechazado. 

Una de las ideas que Ross Brawn, director deportivo de la Fórmula 1, había puesto sobre la mesa era que los equipos tendrían que poner los monoplazas a disposición de los medios de comunicación el viernes por la mañana con la configuración con la que afrontarían el fin de semana de gran premio para explicar cuáles eran las novedades técnicas introducidas. Esto, por tanto, les obligaba a entrar en parc fermé ese viernes por la mañana.

La intención de los promotores del campeonato era hacer más comprensibles para el gran público las nuevas soluciones técnicas, fruto de enormes inversiones e investigaciones, tratando de eludir el maniático secretismo de los equipos que, por el contrario, tratan de mantener las cosas lo más privadas y tras las cortinas posible. Al menos hasta que se descubran tiempo después.

La sesión denominada 'show and tell' ya ha desaparecido del radar de 2022: a lo sumo, los equipos emitirán un comunicado en el que insinuarán cuales son las nuevas piezas que se montarán en los coches para salir a pista, y previsiblemente seguirán igual de reacios a ello.

Pero la acción más contundente de los equipos, según AMUS, fue negarse al parc fermé al comienzo del evento, antes de que los coches de F1 hubieran entrado en la pista. Hay que recordar que los grandes premios del año que viene se acortarán un día, porque las verificaciones técnicas tendrán lugar el viernes por la mañana y las dos sesiones de entrenamientos libres –en las que no habrá clasificación Sprint– se celebrarán por la tarde.

Los ingenieros, por tanto, podrán modificar libremente los monoplazas hasta el inicio de la clasificación, tal y como ocurre hoy en día, sin alterar un método de trabajo que ha funcionado bien hasta ahora. El Parc Fermé se introdujo en 2003 con el objetivo de reducir los costes y limitar la preparación de los coches diseñados específicamente para la clasificación.

Aunque ese concepto podría compartirse o no, la expansión del Parc Fermé en general habría hecho que las simulaciones fueran un factor decisivo, restando valor a los entrenamientos libres.

Pero este intento ha sido frenado por los equipos y algunas ideas han vuelto al fondo del cajón, junto a otras muchas como la de las parrillas invertidas.

También puedes leer:

compartidos
comentarios
Pérez asegura no tener ventaja por haber corrido ya en Qatar
Artículo Anterior

Pérez asegura no tener ventaja por haber corrido ya en Qatar

Siguiente artículo

Masi niega que la FIA vaya a favor de Red Bull como ha insinuado Wolff

Masi niega que la FIA vaya a favor de Red Bull como ha insinuado Wolff