El enigma Schumacher-Mónaco que complica el debate de la pole en F1

Los pilotos de Fórmula 1 han expresado su inquietud por cómo las estadísticas de pole position están siendo sesgadas por las penalizaciones y el nuevo formato de carrera al sprint.

El enigma Schumacher-Mónaco que complica el debate de la pole en F1

Dado que la lucha por liderar la clasificación siempre es un asunto bastante tenso, no es de extrañar que el piloto que logra ser el más rápido quiera sentirse recompensado.

En Turquía, por ejemplo, Hamilton se mostró un poco decepcionado de que una penalización en parrilla por cambio motor impidiera que lo que hizo en la Q3 del sábado quedara registrado en los libros de historia.

“Bueno… aun así me tienen en cuenta la pole, ¿no?”, preguntó en la rueda de prensa. "¿No? Ah, maldita sea...".

El campeón del mundo ya había firmado descaradamente su neumático Pirelli como premio por la 'pole position' con un mensaje especial para su compañero de equipo Valtteri Bottas: "Para Valtteri. Disfruta de mi trofeo de la pole. Buena vuelta, aunque.... 102".

Pero si bien perder la pole position por penalizaciones en parrilla no es nada nuevo en la F1, lleva sucediendo desde que Kimi Raikkonen perdió el primer puesto en el Gran Premio de Italia de 2005 ante una sanción de 10 posiciones por motor, el nuevo concepto de fin de semana al sprint, donde la pole no va para el más rápido en clasificación, ha reabierto el debate.

La Fórmula 1 prueba en tres eventos de esta temporada el formato de clasificación al sprint, lo que conlleva a un doble evento para establecer la parrilla para el gran premio principal del domingo.

Existe la tradicional sesión de clasificación el viernes, y luego una corta carrera de 100 km el sábado.

El plan original era que la pole position en los libros de historia se le sumara al piloto más rápido en la clasificación del viernes.

Sin embargo, el reglamento de la FIA estipula que la pole position es oficialmente designada al piloto que sale en el primer lugar de la parrilla, por lo que en los fines de semana al sprint se otorgó la pole al ganador de la carrera corta del sábado.

Es algo con lo que Bottas no está de acuerdo, especialmente porque en Monza fue el más rápido en la clasificación del viernes, ganó la carrera al sprint el sábado y aún así no consiguió la pole porque hizo un cambio de motor.

"Creo que en los fines de semana al sprint el hombre más rápido en la clasificación debería recibir la pole position para las estadísticas", explicó el finlandés.

"Y también en una situación como esta [la de Turquía], Lewis hizo la vuelta más rápida. Técnicamente estaba en la pole, pero tenía penalización por motor... no creo que sea realmente justo".

Pole man Lewis Hamilton, Mercedes

Los jefes de la F1 están buscando en este momento posibles ajustes al reglamento para cambiar la concesión de la pole position los fines de semana de carreras al sprint.

Pero el tema de que en fines de semana normales la pole no se la lleve un piloto que tiene sanción es algo que ha generado un intenso debate entre los aficionados, y muchos argumentan que la pole simplemente debería ser para el piloto más rápido en la clasificación, independientemente de las penalizaciones.

Sin embargo, hay dos ejemplos famosos de Michael Schumacher en Mónaco que ofrecen ejemplos opuestos de si ese sería el camino correcto a seguir.

En el lado positivo, dar la pole al más rápido de la clasificación habría hecho que la brillante vuelta de Schumacher en Mónaco 2012 apareciera en los libros de estadísticas.

El alemán, que no estaba teniendo una temporada nada fácil con Mercedes en su regreso tras tres años fuera de la categoría, finalmente alcanzó su mejor nivel esa tarde para liderar el camino hacia la que habría sido su última pole oficial.

Sin embargo, Schumacher había llegado a ese fin de semana sabiendo que la pole nunca sería suya porque tenía una penalización de cinco posiciones en la parrilla por una colisión con Bruno Senna en la carrera anterior en el Circuit de Barcelona.

Salió sexto, y Mark Webber heredó la pole oficial después de ser segundo en la clasificación con Red Bull Ring.

Sin embargo, pocos discutirían que hubiera sido más apropiado que la actuación de Schumacher ese día fuera reconocida en los libros de récords. 

Michael Schumacher, Ferrari 248 F1

Te gustará

Pero en caso de pedir que la pole position sea automáticamente para el hombre más rápido de la clasificación, hay un peligro que se hizo evidente precisamente con Schumacher también en el circuito de Montecarlo seis años antes, en 2006.

Aquel día, al final de la Q3 del sábado, Schumacher lideraba la tabla de tiempos y su rival por el título, Fernando Alonso, estaba en pista y buscando arrebatarle la pole.

Luego, Schumacher perdió el control de su coche en la Rascasse: se detuvo en las protecciones y, con su monoplaza encajado contra las barreras, provocó las banderas amarillas que impidieron que Alonso completara la vuelta que necesitaba para ponerse primero.

La sesión había terminado y Schumacher, como hombre más rápido, parecía haber conseguido la pole position.

Pero pronto surgió la teoría de que Schumacher se había estrellado aposta, y la FIA intervino y los comisarios concluyeron que el alemán había infringido las reglas. No solo le arrebataron la pole position, sino que fue enviado a la parte trasera de la parrilla.

Si Schumacher hubiera obtenido la pole position ese día, incluso con un asterisco al lado por su penalización, aparecería en los libros de estadísticas sin demasiada justicia.

Lo que los ejemplos de Schumacher en Mónaco 2006 y 2012 nos muestran es que no existe una regla estricta y rápida que satisfaga a todos cuando se trata de otorgar la pole.

Si bien la mayoría está de acuerdo en que el más rápido en la clasificación del viernes durante los fines de semana al sprint deberían llevarse la pole ese fin de semana, no hay tanto consenso sobre lo que sucede cuando se incluye el pegajoso asunto de las penalizaciones en la parrilla.

¿Debería dejarse de lado el aumento de potencia que aporta un motor nuevo y permitir que aquellos que han cambiando unidades de potencia (con la ventaja que supone) mantengan su pole?

¿Deberían ignorarse las sanciones deportivas, por lo que Schumacher habría mantenido sus poles tanto en Mónaco 2006 como en 2012?

¿O deben tenerse en cuenta las sanciones durante la sesión de clasificación (como en lo que hizo Schumacher o en el caso de los pilotos que ignoran banderas amarillas), pero no tener en cuenta las impuestas fuera de la clasificación (sanciones de motor/caja de cambios)?

Esa última quizás sería la mejor solución, pero en la F1 nada es completamente sencillo, así que no esperes que cambien demasiado muy pronto....

compartidos
comentarios
Ricciardo rodará con el coche de NASCAR de Earnhardt en Austin
Artículo Anterior

Ricciardo rodará con el coche de NASCAR de Earnhardt en Austin

Siguiente artículo

Demasiadas carreras hará que la F1 deje de ser especial, dice Vettel

Demasiadas carreras hará que la F1 deje de ser especial, dice Vettel