Toyota confirma su error en Shanghai

compartidos
comentarios
Toyota confirma su error en Shanghai
Sergio Lillo
Por: Sergio Lillo
Coautor: Jacobo Vega
18 nov. 2018 11:32

Robert Leupen, jefe de equipo de Toyota en el WEC, aseguró tras las 6 horas de Shanghai que un fallo dejó a Alonso, Buemi y Nakajima sin la victoria.

Las 6 horas de Shanghai terminaron de manera perfecta para Toyota: con otro doblete que afianza su liderazgo en el WEC 2018/19. Pero el resultado no contentó a la tripulación de su TS050 Hybrid #8, formada por Fernando Alonso, Kazuki Nakajima y Sebastien Buemi, quienes lideraban la carrera con holgura antes de verse castigados con un error en boxes.

Quedaban 2h05 para el final cuando Kamui Kobayashi, a los mandos del #7 tras tomar el relevo de Pechito López y a más de 30 segundos del #8 pilotado por Alonso, entró en boxes para cargar combustible y cambiar neumáticos. El coche de seguridad estaba en pista en esos momentos tras la salida de pista del DragonSpeed #10 y la avería del ByKolles en recta de meta. 

Alonso entró una vuelta más tarde, perdiendo posición con el japonés y con el SMP Racing #11, después de encontrarse el semáforo en rojo al final del pitlane, debido a que el coche de seguridad dejó de pasar por el pitlane como en los dos giros anteriores a hacerlo por la recta de meta. 

La carrera se reanudó con 1h56 por delante, con Kobayashi con pista libre, y el asturiano con varios coches más lentos por delante. De liderar por 31 segundos, a ser tercero a 27 segundos de la cabeza. 

"Ha sido una situación muy lamentable ¿Qué ha pasado? Normalmente este tipo de situaciones tienes que afrontarlas como equipo y evitar los riesgos. El coche #8 estaba delante y el #7 tenía que entrar a repostar porque tenía menos combustible; no tenía suficiente para estar mucho más tiempo fuera. Entonces han entrado y se han beneficiado en comparación con el otro coche", confirmó Robert Leupen, jefe de equipo de Toyota Racing.

"Así que si miras esto a posteriori, ha sido un error y deberíamos haberlo hecho de otra manera, pero en ese momento la decisión era para mantener al coche número 8 en cabeza. Si en ese momento hubieran sacado una bandera roja, podríamos habernos encontrado con que ningún Toyota hubiera estado en cabeza".

La crónica:

"El equipo tomó una decisión segura que resultó en que el #7 se pusiera en cabeza y el #8 la perdiera. Una vez tomada, no se puede dar marcha atrás. Seguramente fue la decisión más lamentable de la carrera, pero como equipo tomamos las menos arriesgadas en cada situación y desgraciadamente el coche de Fernando, Sebastien y Kazuki pasó de estar liderando de manera amplia a caer a la tercera plaza. Como equipo lo sentimos mucho, pero por otra parte, tenemos que mantener a un coche Toyota en cabeza y es lo que ha pasado".

El de este domingo es el cuarto doblete de la temporada tras cinco carreras, si no contamos el de Silverstone, donde ambos prototipos híbridos fueron descalificados por no cumplir con la normativa técnica del fondo plano. 

Leupen reconoció que Alonso, Buemi y Nakajima no estaban contentos con el resultado y que les pidieron disculpas por el fallo de cálculo. 

"Sí, les hemos dicho a los pilotos que lo sentíamos, porque es algo que no debería de haber pasado. No queremos beneficiar a un coche sobre otro nunca, pero tenéis que poneros en nuestra situación, tomamos decisiones, normalmente son buenas, y estas cosas no pasan, es algo desafortunado", apuntó. "He hablado con Fernando y le he explicado la situación. Tendremos una reunión posteriormente, porque él ya se ha marchado. Creo que sí, que estaba muy decepcionado y lo entiendo porque quería ganar y ha hecho un trabajo muy bueno".

"Ellos siempre quieren ganar, y nosotros tenemos que aceptar que no estén contentos con esta situación. En ese momento la decisión la tomamos para mantener al #8 delante, pero sí, lo sentimos por ellos. Para el equipo el resultado es bueno, hemos conseguido otro doblete pero sí, ha sido un error".

Leupen asegura que el #8 fue más rápido en Shanghai, tal y como se demostró en los primeros compases, en los que Buemi superó a López bajo el aguacero, y más tarde, cuando Alonso superó a Kobayashi en ritmo vuelta tras vuelta hasta la parada en boxes. 

"El coche #8 era más rápido, todos lo hemos podido ver, pero luego el #7 ha tenido relevos también muy fuertes y era difícil cambiar posiciones. Las decisiones se toman como equipo y esta vez el #8 ha tenido mala suerte y el otro ha estado afortunado", explicó cuando se le preguntó por qué no habían intercambiado las posiciones tras el error.

"El campeonato está muy interesante, los dos coches están muy cerca. El asunto es que Toyota gane el campeonato, no el coche 8 o el 7, y eso es lo que tenemos que gestionar. Es complicado, pero tenemos clara una cosa: el equipo es lo primero y todo lo demás es secundario".

Siguiente artículo
El Toyota de Alonso pierde en boxes una victoria que parecía clara

Artículo Anterior

El Toyota de Alonso pierde en boxes una victoria que parecía clara

Siguiente artículo

Buemi se siente decepcionado con lo sucedido en Shanghai

Buemi se siente decepcionado con lo sucedido en Shanghai
Cargar comentarios