Suscribirse

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestiona las alertas de noticias y pilotos favoritos

  • Haz que tu voz se escuche comentando los artículos

Motorsport Sin Anuncios

Descubre el contenido premium
Suscribirse

Edición

España España
Entrevista

El team manager de Gresini explica cómo es trabajar con Márquez

Michele Masini, team manager de Gresini, explica a Motorsport.com el momento actual del equipo con Marc Márquez en una entrevista a Motorsport.com.

Michele Masini, Gresini Racing

Cuando Fausto Gresini fundó su equipo de motociclismo, en 1997, nunca hubiera esperado ser tan relevante como en el mercado de pilotos de MotoGP 2024, al contar con Marc Márquez. El ocho veces campeón del mundo dejará Gresini Racing al final de esta temporada para unirse al equipo oficial de Ducati, pero la historia del equipo con sede en Faenza, que ha durado más de veinte años, continuará sin el #93.

La alineación del equipo Gresini para 2025 aún está por descubrir. Pero, si bien el futuro es aún incierto, el pasado está bien arraigado no sólo en el palmarés de los pilotos que han corrido allí, sino también en el corazón de quienes se sienten en esta estructura como en casa, como en familia. Así es para Michele Masini, team manager de Gresini, que en una charla con Motorsport.com nos ha hablado de los inicios, de las anécdotas y del recuerdo de Fausto, más vivo que nunca.

Recuerda:

Pregunta: Michele, nació y creció en el equipo Gresini, que ahora es como una familia.
Para llegar al puesto de director deportivo, ¿de dónde partió?

Respuesta: Es una gran pasión, nacida de mi familia, que seguía los coches, las motos... El motorsport en general. Desde que pude conducir mi scooter, solía ir al Reparto Corse de Fausto Gresini, que en aquella época dirigía Fabrizio Cecchini. Me pasaba el día allí, mirando a los chicos trabajar e intentando hacer cualquier cosa, pero por supuesto era imposible. Fabrizio me ayudó mucho en aquella época, pero me aconsejó que terminara primero los estudios. En 2006, me dio la oportunidad de conocer a Fausto, que me confirmó que debía terminar la escuela, y luego veríamos si podíamos hacer algo. En 2007, me llamó junto a Fabrizio, y en 2008 me contrataron.

Empecé como mecánico, pero era polivalente. Fabrizio me mostró enseguida mucha confianza, al darme las llaves de la nave. Llegaba por la mañana temprano para abrirla... Si miro atrás, fue un gran sacrificio, pero nunca me pesó. Quizá ni siquiera debería usar la palabra 'sacrificio'. Tengo que decir que hice un poco de todo, con el tiempo me di cuenta de que donde mejor me desenvolvía no era el área manual. Pasé de mecánico a jefe de piezas, allí vimos a todos los campeones de ahora: Enea Bastianini, Fabio Di Giannantonio, Romano Fenati, Andrea Locatelli... Había un montón de chavales, un gran número de pilotos italianos. En 2009, cuando Fausto fichó a Marco Simoncelli, con quien fui a la escuela secundaria, me trasladó a su equipo técnico. De ahí pasé a ser coordinador de equipo en Moto2 y Moto3, pero en 2016 Fausto necesitaba esa figura en MotoGP, con Aprilia".

Fausto Gresini, Aprilia Racing Team Gresini


P: Después, Gresini se convirtió en un equipo independiente en MotoGP

R: Después de lo que le pasó a Fausto, Nadia Padovani [su viuda] tomó el relevo con una decisión un tanto inesperada: continuar. Así que me dio el papel de director deportivo, lo que significa tener plena confianza en mí. Nunca pensé en aceptar o no, íbamos a continuar con el sueño de Fausto de volver a tener un equipo independiente en MotoGP. Creo que lo estamos haciendo bastante bien, porque intentamos tener grandes resultados. A pesar de tener veinte años de experiencia a nuestras espaldas, fue una gran apuesta. Nadia puso mucho de su parte, cogimos las motos más competitivas que pudimos conseguir. Empezó un proyecto fantástico.

P: El recuerdo de Fausto sigue muy vivo, y quizás aún más para usted, en cierto modo él le crió ¿Cuánto hay de Fausto Gresini en lo que hace cada día?

R: Mucho, hay mucho. Puedo decir que Fausto, al igual que Fabrizio, fueron mis padres en las carreras. Me encontraba mucho con Fausto, sobre todo en Faenza, en el departamento de carreras. Siempre estábamos juntos en el circuito, pero él gestionaba cuatro categorías y realmente se ocupaba de todo, desde los patrocinadores hasta los pilotos. Era difícil pasar tiempo cerca de él. En Faenza disfrutábamos mucho con él, sabía sacar lo mejor de cada persona. También recuerdo muchas reprimendas, era muy exigente. Pero luego cambiaba al lado más tranquilo, al final del día quizá te llevaba a tomar un aperitivo, aliviaba la tensión. Siempre había esa ligereza que permanecía en nuestro equipo. No debe entenderse como algo superficial, le restábamos importancia a cada momento, y seguimos haciéndolo. Es un trabajo tan estresante que creo que nuestra clave es utilizar la ligereza en lugar de la presión que se puede encontrar en un equipo de fábrica, que es mucho más diferente en cuanto al enfoque del trabajo".


P: Esta característica de Fausto también era eficaz con los pilotos, a juzgar por los resultados que obtienen ahora los que empezaron con él, sabía elegir... Sin olvidar a Marco Simoncelli.

R: Fausto fue dos veces campeón del mundo y tenía un ojo especial para estas cosas. Creo que es el aspecto más difícil de transmitir, porque estas experiencias se viven en la propia piel. Lo encuentro en Nadia, cuyo carácter, motivación, se percibe fácilmente... La clave está siempre en cómo se comunica. Ahora intentamos seguir ese camino. Ése fue el caso de la elección de Alex Márquez.


P: Una elección un tanto inesperada para muchos... Una apuesta.

R: Hablamos con varios pilotos el año que fichamos a Alex, para 2023. Pero en él encontramos exactamente lo que buscábamos. Queríamos un piloto motivado, no uno que pidiera equipos o motos oficiales. Sabía que podía hacerlo bien y que dependía de él. Quería jugársela. Buscamos gente motivada que, a su vez, nos motive a nosotros para hacerlo aún mejor.

Michele Masini, Gresini Racing

P: Gresini no es sólo un equipo, es una familia. Marc Márquez, que llegó al equipo hace menos de un año, así lo afirma. Sin embargo, el deseo de nuevos retos siempre es grande. El mercado de pilotos está revuelto, pero también el de equipos. Si le ofrecieran el puesto de director deportivo en un equipo de fábrica, ¿dejaría Gresini?

R: Sinceramente, estamos tan inmersos en este año que nunca he pensado en ello. Este año es clave, en mi opinión. Nunca antes habíamos tenido la oportunidad de crecer a lo grande, tanto yo como todos los chicos. Estamos intentando entender, sobre todo de Marc, todo lo que hay detrás de ver a un campeón como él en la pista. Es muy especial, hay una atención diferente a cada detalle, hay una necesidad bastante fuerte en comparación con otros pilotos, sin menospreciar a nadie. Pero es un año que tenemos que disfrutar y asimilar hasta el final, sin pensar en lo que haremos y dónde llegaremos. Está claro que las expectativas son enormes, pero estamos disfrutando mucho, y ahora mismo sólo pienso en 2024.

P: También porque el futuro, cercano o no, se prevé muy diferente: en 2027 entra en vigor el nuevo reglamento. ¿Hay algún aspecto que le gustaría cambiar o que aplaude?

R: El cambio de reglamento es especialmente útil para nosotros, los equipos satélite, porque en 2027 podremos barajar un poco las cartas, sobre todo en la elección de pilotos. Ese año será como si todos los equipos tuvieran motos oficiales, de fábrica. El primer año, las máquinas serán todas iguales, y eso será una carta importante para nosotros, que vivimos de resultados que nos dan visibilidad, que nos traen patrocinadores que nos permiten avanzar. Luego, como todo reglamento, evolucionará y las motos cambiarán. También dependerá de la habilidad de los ingenieros, como Ducati ahora. Será un buen reto y no les tenemos miedo.

P: Liberty Media también entrará en juego. ¿Es una buena opción desde el punto de vista de MotoGP como producto?

R: Estoy totalmente a favor, también porque soy un gran fan de la Fórmula 1. Ha crecido tanto gracias a Liberty Media que ahora todo el mundo se refiere a sus documentales, al glamour. Pero al final, a todos nos gustaría tenerlo en el paddock de MotoGP. Está claro que los equipos también tendrán que estar dispuestos a destaparse, porque la gente de fuera quiere ver lo que no ven ni oyen. Quizá sea un poco incómodo, pero supondrá un gran crecimiento, y ya veo muy buenas acciones también por parte de Dorna para crear eventos. Es verdad que el mundo está cambiando mucho, si pienso en 2010, mi primer año en MotoGP, todo era mucho más simple. Ahora la organización está muy articulada y crecerá mucho desde el punto de vista comercial y mediático. Yo la apoyo mucho.

Forma parte de la comunidad Motorsport

Únete a la conversación
Artículo Anterior Nakagami explica cómo el 'estilo japonés' de desarrollo sigue imperando en Honda
Siguiente artículo KTM remarca el papel de Acosta para convencer a Viñales y Bastianini para 2025

Mejores comentarios

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestiona las alertas de noticias y pilotos favoritos

  • Haz que tu voz se escuche comentando los artículos

Motorsport Sin Anuncios

Descubre el contenido premium
Suscribirse

Edición

España España