Suscribirse

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestiona las alertas de noticias y pilotos favoritos

  • Haz que tu voz se escuche comentando los artículos

Motorsport Sin Anuncios

Descubre el contenido premium
Suscribirse

Edición

España España

Nakagami explica cómo el 'estilo japonés' de desarrollo sigue imperando en Honda

Honda está introduciendo más mejoras que en el pasado para progresar en MotoGP, pero los japoneses siguen haciéndolo al 'estilo japonés', según Nakagami.

Takaaki Nakagami, LCR Honda

Se suele citar a la cultura japonesa para explicar las actuales dificultades de Honda y Yamaha en MotoGP, como causa de su reticencia a realizar cambios de forma repentina, y por la especial atención que le ponen a los detalles. Superados por sus rivales europeos, los dos fabricantes han cambiado su enfoque, adoptando algunos de los métodos que han hecho triunfar a Ducati, KTM y Aprilia en las últimas temporadas.

Bajo el impulso de Fabio Quartararo, la casa de Iwata ha reclutado a varios miembros clave de Ducati y está introduciendo multitud de nuevas mejoras. Honda también trata de desarrollar su RC213V con regularidad, y no duda en probar nuevos conceptos, pero los del ala dorada mantienen un enfoque de trabajo relativamente cauto.

La actual situación de Honda en MotoGP:

Takaaki Nakagami, que el año pasado lamentó que el desarrollo de su moto fue demasiado lento, ve que las cosas evolucionan más rápido que antes, pero cree que todavía se tarda mucho hasta que una pieza nueva llega a un Gran Premio, incluso después de haber sido validada en un test. Y también que HRC aún es reticente en lo referente a hacer cambios y experimentos a gran escala.

"Entiendo que se puede decir fácilmente que hay un estilo japonés, lo que significa que, incluso para un tornillo, las piezas tienen que ser precisas. [Los ingenieros] tienen que entender el rendimiento, y son cautelosos", explicó el piloto del LCR Honda. "Por eso lleva mucho tiempo desarrollar y traer nuevas piezas".

"Aunque estamos probando muchas cosas en este momento, la cantidad no es tan importante. Si un piloto dice que algo es bueno, sólo hay [una unidad o dos], como mucho, así que no podemos utilizarlo [en un fin de semana de carreras]. Lleva bastante tiempo decidirlo y, una vez que hemos decidido que esa es la dirección a seguir, se necesita tiempo".

Takaaki Nakagami, Team LCR Honda

Así, a pesar de que los pilotos coincidan en sus opiniones sobre una mejora o actualización, el nipón considera que Honda aún es cautelosa: "Lo bueno es que los cuatro pilotos hacemos casi los mismos comentarios y las mismas peticiones cuando tenemos problemas. Creo que para los ingenieros está bastante claro lo que tenemos que mejorar para progresar. Pero en una semana [no tenemos] una especificación totalmente diferente. Se necesita tiempo. Es un poco como el estilo japonés de ser muy cauteloso. La primera prioridad es que sea seguro, y el rendimiento viene después".

Mientras que esta cultura es familiar para Nakagami como japonés, es nueva para Luca Marini, que se unió al Repsol Honda este año procedente de Ducati. El hermanastro de Valentino Rossi se abstiene de hacer comparaciones directas entre las dos marcas, ya que hasta ahora sólo había pilotado para equipos satélite, que considera "totalmente diferentes", pero no ve como un problema el enfoque tan metódico de HRC.

"Cuando haces un test con un equipo satélite, sólo te concentras en el rendimiento puro, pruebas reglajes, intentas ser más rápido", recuerda Marini. "Así que ahora el trabajo es completamente diferente. Pero hay que confiar en los japoneses. Su método es diferente comparado con el de los ingenieros italianos, pero son muy precisos, muy fuertes. Quieren entenderlo todo muy bien. También forma parte del trabajo de un piloto intentar explicar los problemas y compartir los comentarios de la mejor manera posible. Creo que tenemos una conexión muy buena, y crecemos mucho juntos".

El #10 entiende esta visión de asegurarse de que todo funciona correctamente antes de llevarlo a la carrera: "Su enfoque es que quieren entenderlo todo, y quieren asegurarse de que todo funciona antes de llevarlo a la pista y quizás arriesgarse a que algo se rompa, y que cause un problema al piloto. Sólo necesitan que el piloto lo explique todo muy bien y que sea capaz de entender la situación, y compartir su opinión lo mejor que pueda, explicando cómo se siente sobre la moto. No [tener a] un piloto que sólo grite sobre los problemas", finalizó el transalpino.

Mir renovará con HRC:

Forma parte de la comunidad Motorsport

Únete a la conversación
Artículo Anterior Así busca Bagnaia que la presión no le afecte: "Es un privilegio"
Siguiente artículo El team manager de Gresini explica cómo es trabajar con Márquez

Mejores comentarios

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestiona las alertas de noticias y pilotos favoritos

  • Haz que tu voz se escuche comentando los artículos

Motorsport Sin Anuncios

Descubre el contenido premium
Suscribirse

Edición

España España