El pasado humilde de Ocon que contesta a la teoría de Hamilton

La victoria de Esteban Ocon en la F1 fue la de un piloto lejos del "club de los chicos millonarios", con un pasado humilde que le hace merecedor de todo.

El pasado humilde de Ocon que contesta a la teoría de Hamilton

La sorprendente victoria de Esteban Ocon en el Gran Premio de Hungría permitió a la F1 entrar en un cierto estado de bienestar antes de la pausa veraniega, y contribuyó en gran medida a disipar gran parte de la tensión y la toxicidad que se habían acumulado en las semanas previas.

Cualquier primera victoria es significativa, pero en el caso de Ocon, fue un éxito contra pronóstico que iba mucho más allá de lo improbable que parecía que su equipo Alpine ganara en la Fórmula 1 actual.

La victoria de Ocon fue un raro contraataque a la creciente imagen del "club de chicos multimillonarios" de la F1 -término acuñado por Lewis Hamilton a principios de este año- y una reivindicación de todos los momentos difíciles a los que se enfrentaron él y su familia.

La carrera de Ocon en la F1 no ha sido una trayectoria ascendente constante, teniendo en cuenta los problemas de Lotus en su primera etapa y el colapso financiero al que se enfrentaron Manor y Force India durante su estancia en ambos equipos. Pero siguió luchando y siguió adelante con un hambre que se había gestado mucho antes, cuando vio a su familia hacer profundos sacrificios para que él siguiera corriendo.

Es un tema del que Ocon rara vez ha hablado, pero en el podcast de la F1 Beyond the Grid, allá por 2018, se abrió. Su familia vendió la casa para que siguiera compitiendo en karting, dejando a un joven Esteban, a su madre y a su padre viviendo en una caravana que remolcaban por Europa yendo de circuito en circuito.

"Dieron todo lo que pudieron, no quedó nada", dijo Ocon. "Vendieron la casa y el garaje para seguir en las carreras. Vivíamos en una caravana. Normalmente no me gusta hablar de eso. Normalmente no me gusta explicar esa historia, porque ha sido muy duro. Recordar esos tiempos y pensar que ahora estoy aquí en la F1, es una locura".

"Ellos han sido los que me han apoyado y han creído en mí desde el primer día. También pusieron su vida a un lado para ayudarme a llegar donde quería. Creyeron en mí cuando todos los demás decían que nunca lo conseguiría, incluso gente de mi familia decía que estábamos locos, que no lo hiciéramos. Pero ellos creyeron. Y por supuesto, al final lo conseguimos".

Ese implacable impulso y creencia en el éxito es algo que Hamilton conoce bien, ya que él también procede de un entorno muy humilde en el que su padre tuvo que trabajar en numerosos empleos sólo para mantener al futuro heptacampeón del mundo de F1.

Hamilton dijo en marzo en una entrevista con el diario AS que ahora "vivimos en una época en la que este deporte se ha convertido en un club de chicos multimillonarios", admitiendo que sus posibilidades de llegar a la F1 si empezara hoy serían nulas.

"Si volviera a empezar desde una familia de clase trabajadora, sería imposible que estuviera aquí hoy porque los otros chicos tendrían mucho más dinero", dijo Hamilton.

"Tenemos que trabajar para cambiar eso y hacer de este un deporte accesible, para los ricos y también para la gente de origen más humilde".

Fue un comentario que suscitó el debate sobre los pilotos de la parrilla de la F1, el 15% de los cuales -tres de 20 pilotos- son hijos de multimillonarios: Lance Stroll, Nicholas Latifi y Nikita Mazepin. Los tres se ganaron sus galones en categorías inferiores, hicieron lo necesario para llegar a la F1 y se ganaron su derecho a estar en la parrilla. Pero ninguno de ellos ha conocido nunca el tipo de crudeza que vivieron Ocon y Hamilton.

El simple hecho de llegar a las categoría junior de monoplazas o a la F1 tampoco hizo más fáciles las cosas para Ocon. De hecho fue descartado por Racing Point a finales de 2018 para hacer espacio a Stroll después de que su padre se hiciera cargo del equipo, y llegó al fin de semana de Spa -donde casualmente rozó el liderato en la vuelta en Les Combes- sin saber si volvería a subirse al coche en Monza una semana después. Acabó la temporada, pero se vio resignado a un año sabático antes de volver con Renault en 2020.

Esteban Ocon, Alpine A521, 1st position, takes victory

Durante una reciente entrevista con la revista hermana de Motorsport.com, GP Racing, antes de su victoria en Hungría, Ocon habló sobre el impacto que los tiempos difíciles tuvieron en él.

Pero más allá de expresar su alivio y agradecimiento por haber triunfado - especialmente con un contrato de tres años con Alpine en el bolsillo - no mostró amargura o frustración. Aceptó que todo lo que había pasado lo había convertido en la persona que es hoy.

"La vida no siempre es fácil, y siempre se aprende de los momentos difíciles", dijo Ocon. "Estoy muy seguro de que la experiencia en Mercedes, mi experiencia en Force India, todo eso me hizo el piloto que soy hoy, un piloto más completo, más experimentado".

"Pero al mismo tiempo, sí, está claro que no fue divertido. Fueron momentos muy estresantes. Hubo momentos en los que no dormí durante tres días. Pero al final, todo valió la pena, porque es genial estar donde estoy hoy".

Y lo que impulsó a Ocon fue la convicción de que, independientemente de su origen o de las circunstancias, si trabajaba lo suficiente, lo conseguiría.

"Siempre creí que haciendo el trabajo, habría un lugar para mí, y habría un asiento para mí en el futuro, y que si tenía más motivación que los demás, la gente lo vería", analizó Ocon. "Y eso es lo que ha ocurrido. Estoy muy contento de estar aquí ahora, pero también estoy contento de que eso haya quedado atrás".

En el regreso de Ocon (y de la F1) a Spa este fin de semana, tres años después de la carrera en la que su futuro parecía más sombrío, ahora parece más brillante que nunca. Ha ganado una carrera y tiene su futuro asegurado a largo plazo.

Puede que no permita mejorar la accesibilidad y cambiar la imagen del "club de los chicos multimillonarios" de la que hablaba Hamilton, pero la victoria de Ocon es al menos una prueba de que, incluso en 2021, todavía hay un camino para que hombres con orígenes humildes tengan éxito en la F1.

También te interesará

compartidos
comentarios
Vídeo: nuevo tráiler del documental de Schumacher en Netflix

Artículo Anterior

Vídeo: nuevo tráiler del documental de Schumacher en Netflix

Siguiente artículo

El debut de Michael Schumacher en Fórmula 1

El debut de Michael Schumacher en Fórmula 1