Suscribirse

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestiona las alertas de noticias y pilotos favoritos

  • Haz que tu voz se escuche comentando los artículos

Motorsport Sin Anuncios

Descubre el contenido premium
Suscribirse

Edición

España España
Artículo especial
Fórmula 1 GP de Mónaco

El final de carrera más loco en la historia de la F1 en Mónaco 82

Normalmente se recuerdan los finales de Canadá 2011 y Brasil 2008 como los más alocados de la F1, pero ninguno lo fue tanto como el de Mónaco en 1982.

Riccardo Patrese, Brabham BT49D Ford delante de Alain Prost, Renault RE30B, Didier Pironi, Ferrari 1

El Gran Premio de Mónaco de 1982, disputado un 23 de mayo, es recordado como la carrera que nadie quería ganar. La joya de la corona, el único trofeo que seguramente todos los pilotos quieren por encima del resto, estaba allí para conseguirlo. En las tres últimas vueltas, el liderato cambió de manos cuatro veces, en el que debe considerarse como el final de carrera más loco en la historia de la Fórmula 1.

El paddock del Gran Circo llegaba al Principado después de la muerte de Gilles Villeneuve en Zolder dos semanas antes, y Ferrari participó con un solo coche, el de Didier Pironi.

Ansioso por lograr una victoria para dedicársela al fallecido canadiense, René Arnoux consiguió la pole position el sábado y rápidamente en la primera parte de la carrera se hizo con una cómoda ventaja. El Renault RE30B estaba un paso por delante del resto y su compañero de equipo, Alain Prost, se puso segundo tras adelantar a Riccardo Patrese.

Arnoux se escapó de inicio, creando un margen de siete segundos antes de perder el control de su coche en la vuelta 14. Un patinazo a la entrada de la chicane de la piscina le dejó tirado al lado de la pista y fuera de carrera.

Prost heredó el liderato, con el Brabham de Patrese a solo dos segundos. Otros pilotos quedaron atrapados por incidentes más atrás, incluido Pironi, que iba sin alerón delantero. El toque mientras intentaba doblar a Elio de Angelis dejó su coche dañado, pero aún así pudo continuar, incluso lejos de los líderes.

Con Pironi aparentemente eliminado, Prost logró entrar en los últimos 30 giros separado de Patrese. Entonces comenzaron a caer algunas gotas de lluvia y Prost marcó varias vueltas rápidas para ampliar su ventaja a los diez segundos.

Alain Prost, Renault RE30B, por delante de Riccardo Patrese, Brabham BT49D-Ford

Alain Prost, Renault RE30B, por delante de Riccardo Patrese, Brabham BT49D-Ford

La lluvia empezó a caer con más fuerza cuando faltaban 15 vueltas. Ningún piloto quería cambiar neumáticos a tan poco de la meta, pero tuvieron problemas para mantenerse alejados de las barreras. Keke Rosberg golpeó el muro a 11 giros del final mientras perseguía a Andrea de Cesaris, cuarto. Michele Alboreto también se retiró cuando su suspensión trasera falló en las últimas siete vueltas.

Aumentaban las opciones de los coches que venían por detrás, incluido De Angelis, que ahora estaba en los puntos a pesar de "conducir como si no fuera consciente de que había otros coches en la pista", según Roebuck. Perseguía a Derek Daly, que conducía sin alerón trasero y un espejo retrovisor en su Williams después de tocar las barreras. Su caja de cambios dañada estaba derramando aceite en la pista, dejando el circuito como una pista de hielo para los ocho coches que quedaban.

Prost parecía destinado a la victoria al entrar en las últimas tres vueltas. Había superado el obstáculo principal de De Angelis, doblándole de nuevo a pesar de tocarse. Pero, cuando el Renault atravesó la chicane a la salida del túnel, se le fue de atrás y acabo contra la barrera del lado derecho. Su coche rebotó contra el lado opuesto, desprendiendo los alerones y una de sus ruedas. Prost salió de su coche, sabiendo que acababa dejar escapar su primera victoria en Mónaco.

Patrese atravesó el lugar del accidente sin problemas, situándose líder, pero el italiano duraría solo tres cuartos de vuelta en pie. En la penúltima, el Brabham hizo un trompo camino de Loews al pisar el aceite que el coche de Daly había desprendido.

Patrese recibió la ayuda de los comisarios, que consideraron que estaba en un lugar peligroso. "Discutieron si debía ser descalificado, pero los comisarios me empujaron porque estaba bloqueando el camino", dijo. "Después me dejaron, pero afortunadamente el morro apuntaba cuesta abajo y echó a andar para que pudiera reiniciar el motor".

Patrese pudo arrancar su coche, pero no evitar que Pironi y De Cesaris le adelantaran.

Mira también:
Didier Pironi, Ferrari 126C2, Andrea de Cesaris, Alfa Romeo 182

Didier Pironi, Ferrari 126C2, Andrea de Cesaris, Alfa Romeo 182

Pironi iba con cuidado por culpa de la falta de carga aerodinámica después del toque anterior con De Angelis y las difíciles condiciones de la pista, pero estaba casi arrastrándose cuando los coches que venían por detrás le adelantaron.

Cuando comenzaron la última vuelta, los comisarios avisaron a los pilotos para que redujeran la velocidad, pero Pironi no necesitó hacer mucho al respecto. "Pensé que tal vez tenía un problema eléctrico debido a la humedad", explicó. "Durante tres o cuatro vueltas el coche había fallado, pero era más simple que eso...".

¿La respuesta? Se quedó sin combustible. En el túnel, los comisarios se apresuraron a saltar las barreras y darle un empujón, pero sabía que sería descalificado. Pironi sacudió la cabeza, se desabrochó el cinturón de seguridad y se bajó del coche.

Eso debería haberle dejado pista libre a De Cesaris, pero también se quedó sin combustible unos pocos metros antes en la curva del Casino. A menos de una vuelta, el italiano perdió su primera victoria en la que solo era su segunda temporada completa. Se retiró de la Fórmula 1 doce años después con el récord más carreras iniciadas sin ganar.

"Tuvimos una situación ridícula en la que todos estábamos sentados en la línea de meta esperando a que llegara un ganador, ¡y parece que no venía ninguno!" exclamó el campeón de 1976 James Hunt cuando Daly, sin alerones, se estrelló en el último sector.

En medio del caos, Patrese pudo atravesar las últimas curvas y cruzar la línea de meta para anotarse su primera victoria en un gran premio, incluso sin darse cuenta en ese momento.

Riccardo Patrese, Brabham BT49D Ford

Riccardo Patrese, Brabham BT49D Ford

"¡Recuperé la cabeza sin saberlo!", desveló Patrese en 2012 una entrevista en con Autosport. "Cuando crucé la línea de meta, no tenía ni idea de que gané porque no teníamos radios en esos tiempos".

"Fue muy dulce darse cuenta delante al podio de que había ganado mi primer gran premio".

A lo raro del podio de Patrese se sumó el de los nombres que se unieron a él en la tribuna: Pironi y de Cesaris. Ninguno recibió la bandera a cuadros. Como ambos ya habían superado al resto de la parrilla, significaba que terminaron por delante del cuarto clasificado, Nigel Mansell, quien había remontado después de que tras la parada en boxes fuera décimo a 20 vueltas para el final.

Patrese obtuvo su primera victoria, Ferrari un podio emocional tras la muerte de Villeneuve, y de Cesaris su primer podio en Fórmula 1 después de la pole position en Long Beach seis semanas antes. Mansell y de Angelis fueron cuarto y quinto con Lotus, mientras que Daly completó los puntos en sexto lugar.

Los otros coches que vieron la bandera a cuadros fueron Brian Henton (Tyrrell) y Marc Surer (Arrows), octavo y noveno a cuatro y seis vueltas respectivamente.

Canadá 2011 y Brasil 2019 pueden ser recordados por sus locos finales, pero en realidad ninguno de ellos estuvo a la altura del drama de Mónaco '82.

Te gustará:

Más fotos del GP de Mónaco 1982 de F1, la 'carrera que nadie quería ganar'

Podio: Riccardo Patrese, Brabham BT49D-Ford Cosworth, third place (later fifth place) Elio de Angeli
Eddie Cheever, Ligier JS19 Matra
Roberto Guerrero, Ensign N181 Ford
Derek Daly, Williams FW08 Ford
Riccardo Patrese, Brabham BT49D Ford y Bernie Ecclestone
Riccardo Patrese, Brabham BT49D Ford delante de Alain Prost, Renault RE30B, Didier Pironi, Ferrari 1
Riccardo Patrese, Brabham BT49D Ford
Ricardo Patrese, Brabham BT49D lidera a Didier Pironi, Ferrari
Keke Rosberg, Williams
Andrea de Cesaris, Alfa Romeo 182B
Nigel Mansell, Lotus 91-Ford
Alain Prost, Renault RE30B, lidera a Riccardo Patrese, Brabham BT49D-Ford
John Watson, McLaren MP4/1B-Ford Cosworth lidera a Derek Daly,  Williams FW08 Ford
Mauro Baldi, Arrows A4 Ford
Nigel Mansell, Lotus 91-Ford
Rene Arnoux, Renault RE30B delante de Riccardo Patrese, Brabham BT49D-Ford Cosworth, Bruno Giacomell
Elio de Angelis, Lotus 91-Ford Cosworth, Eddie Cheever, Ligier JS19-Matra
John Watson, McLaren MP4/1B-Ford Cosworth delante de Andrea de Cesaris, Alfa Romeo 182
Didier Pironi, Ferrari 126C2 delante de Andrea de Cesaris, Alfa Romeo 182
19

Forma parte de la comunidad Motorsport

Únete a la conversación
Artículo Anterior Las mejoras de Aston Martin F1 que no se "eliminarán" en 2024
Siguiente artículo ¿Por qué los entrenamientos libres de Mónaco F1 eran en jueves?

Mejores comentarios

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestiona las alertas de noticias y pilotos favoritos

  • Haz que tu voz se escuche comentando los artículos

Motorsport Sin Anuncios

Descubre el contenido premium
Suscribirse

Edición

España España