El español que sueña dentro de Ferrari

Alex Riberas se ha convertido en piloto oficial de Ferrari para las Asian Le Mans Series 2016/2017 tras su paso por el IMSA estadounidense con Porsche. En su mente está debutar en las 24 horas de Le Mans.

Si al joven piloto (Barcelona, 1994) que ultimaba la temporada 2012 de la Fórmula Renault Eurocup 2.0 le hubieran contado todo lo que estaba por experimentar, habría sonreído tímidamente y se habría puesto el casco para terminar de correr en monoplazas. Alex Riberas, a sus 22 años, ya sabe lo que es estar en un programa de jóvenes pilotos como el de Porsche y correr en un campeonato de resistencia como el IMSA. Ahora, da el salto al equipo oficial de Ferrari en las Asian Le Mans Series.

El sueño americano se ha transformado en el sueño asiático, pero en su cabeza sigue brillando con luz propia el debut en las 24 horas de Le Mans. Durante la conversación con Motorsport.com, la palabra WEC o su sinónimo, mundial de resistencia, aparece de manera reiterada.

"El objetivo a corto plazo es convertirme en piloto oficial. Ferrari es una de las fábricas que mejor posicionada está para encajar un programa oficial del que yo pueda ser parte", reconoce el español. "La meta final sería intentar convertirme en campeón del mundo de resistencia ganando el WEC en GT o en la categoría que sea. Y cumplir el sueño de todo piloto de resistencia que es ganar las 24 horas de Le Mans, pero para eso todavía falta mucho". 

Los sueños de Riberas comenzaron a ser tangibles cuando a finales de 2012 Porsche le seleccionó para entrar en su programa de jóvenes pilotos. Los monoplazas quedaban atrás. El futuro estaba a la vuelta de la esquina para aquel chaval que cuatro años antes correteaba en las categorías inferiores del FC Barcelona persiguiendo ilusiones diferentes.

El Ferrari 488 de Alex Riberas en las ALMS
El Ferrari 488 de Alex Riberas en las Asian Le Mans Series.

Foto: Alex Riberas

Tras su debut en la Porsche Carrera Cup alemana en 2013, que terminó con un tercer puesto en Hockenheim, Riberas participó en ocho citas de la Supercup además de completar de nuevo el campeonato alemán y tres carreras del IMSA en 2014. En 2015 repetiría programa, pero atrajo las miradas al ganar la última cita del año de la categoría telonera de la F1 en Austin y las 12 horas de Sebring en la categoría GTD. 

Este año ha repetido con el equipo The Heart of Racing en el IMSA, ganando en Laguna Seca.

"En Porsche he aprendido muchísimo. Trabajé con ellos de todo: prensa, físico, psicología, estrategias de carrera, temas internos de fábrica, gestionar la presión de ser embajador de una marca… Todo esto me ha ayudado a estar preparado para dar el salto a Ferrari", dice antes de su debut en las Asian Le Mans Series en Zhuhai.

El trazado, a 15 kilómetros de Macao, fue el primer circuito permanente en China, construido en 1996, y sus responsables siempre desearon ver la F1 en las instalaciones, lo que nunca ocurrió. Será allí donde Riberas comience la aventura compartida con DH Racing, el equipo oficial de Ferrari en Asia. El de Barcelona compartirá el 488 GT3 #3 con Olivier Beretta, ganador seis veces en Le Mans y entre los tres primeros en otras cinco, y el italiano Rino Mastronardi. 

"Correr con Ferrari es un sueño que se ha convertido en realidad", asegura. "Todos los pilotos desde pequeños sueñan con correr con Ferrari y si encima es con el equipo oficial, todavía mejor".

Este jueves ya probó en la pista china el 488 GT3, de unos 550CV, tras el shakedown realizado hace unas semanas en Fiorano. La bestia roja parece haberle dejado buen sabor y con palabras en italiano que se le escapan: "La verdad es que la macchina… el coche es increíble. Es contra el que he corrido este año y el que ha ganado el campeonato en mi categoría, con lo cual siempre he tenido ganas de conducirlo y la verdad es que no me ha defraudado".

Las conversaciones con la marca del Cavallino vienen desde 2015. Pero Riberas también ha estado tanteando a otros fabricantes. La continuidad con Porsche era complicada, dado que no había espacio para él en un equipo oficial. "Es es la primera vez que voy a correr en mi vida en un equipo de fábrica y por ello la oportunidad para mí era casi inmejorable". 

Le espera una nueva experiencia en una categoría que arranca su segunda temporada este fin de semana, que consta de cuatro citas (China; Fuji, Japón; Buriram, Tailandia y Sepang, Malasia) y que terminará el 22 de enero. 

Rino Mastronardi, Olivier Beretta y Alex Riberas en Zhuhai
Rino Mastronardi, Olivier Beretta y Alex Riberas en Zhuhai junto a un integrante del equipo.

Foto: Alex Riberas

 "Cuando acaben las Asian Le Mans Series, veremos si hay posibilidad de seguir con ellos, que es la intención", confirma el español.

En su pilotaje y sus tablas en la pista poco queda del Alex que se subió al podio de la Eurocup 2.0 en la última cita de Barcelona. Hasta su manera de hablar ha cambiado. Los años con Porsche han hecho de él un piloto diferente. "Con Porsche la filosofía es convertirse en un piloto constante, inteligente, que sabe gestionar muy bien las decisiones que toma en carrera. Soy un Alex con la misma base que en 2013, pero con una versión mejorada".

El sueño alemán se transforma en el deseado sueño de rojo Ferrari. Desde Asia, pero con todo el respaldo de la fábrica. Al fondo de la carretera está el circuito de La Sarthe, la meta por la que va a pelear Riberas.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Asian Le Mans , Le Mans
Evento Zhuhai
Pista Zhuhai International Circuit
Pilotos Alex Riberas
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas alex riberas, asian le mans 2016/2017, asian le mans series, dh racing, ferrari, porsche, zuhai 2016