Silverstone quita una de sus zonas de DRS para el GP de Gran Bretaña

La controvertida zona de DRS que incluía las dos primeras enlazadas del circuito de Silverstone, ha sido retirada para el GP de este año.

Silverstone quita una de sus zonas de DRS para el GP de Gran Bretaña

Silverstone volverá a tener solo dos zonas de DRS tras el fracaso de la tercera zona añadida el año pasado de manera experimental y que iba desde la última curva del circuito hasta la frenada de la curva 3. El experimento formaba parte del plan para modificar las zonas de DRS en muchos circuitos y permitir más oportunidades de adelantamiento.

Muchos de los coches no tenían suficiente carga aerodinámica para tomar la rápida curva de derecha, Abbey, con el DRS abierto. Romain Grosjean y Marcus Ericsson tuvieron un accidente cuando no pudieron deshabilitar el DRS a tiempo y Lewis Hamilton describió la nueva zona como un "ejercicio sin sentido, es peligroso".

Últimas noticias de F1:

Ahora los pilotos tendrán la posibilidad de usar el sistema solo en las rectas de Wellington y del Hangar. No se sabe si los accidentes del año pasado han tenido que ver o no en la razón para cargarse la tercera de las zonas, pero un factor importante es que no va a suponer mucha diferencia.

Tras la carrera de 2018, en la que el director de Carrera, Charlie Whiting defendió que era seguro permitir que los pilotos utilizasen el DRS en las dos primeras curvas, apuntando que los accidentes fueron debidos a decisiones de los pilotos.

También admitió que la nueva zona de DRS no ayudó mucho a propiciar adelantamientos y tampoco fue muy efectiva a la hora de ayudar a los pilotos a acercarse a los coches de delante para tener ventaja de cara a la segunda zona que va desde Brooklands hasta Luffield.

compartidos
comentarios
Red Bull descarta fichar a Alonso: “Con Honda es imposible"

Artículo Anterior

Red Bull descarta fichar a Alonso: “Con Honda es imposible"

Siguiente artículo

Kubica cree que los problemas están ensombreciendo su retorno a la F1

Kubica cree que los problemas están ensombreciendo su retorno a la F1