El jefe de motores de Renault F1 se marcha, ¿problema para Alpine?

Remi Taffin, director técnico de motores en el proyecto de Fórmula 1 del fabricante francés, ha decidido dejar la compañía.

El jefe de motores de Renault F1 se marcha, ¿problema para Alpine?

El francés ha formado parte del programa de Fórmula 1 de Renault desde 1999, y al principio de su carrera trabajó como ingeniero de motores para una serie de pilotos, entre ellos Fernando Alonso y Jenson Button.

En 2009, Taffin asumió el control general de las actividades de Renault en la F1 y, a partir de 2014, al comienzo de la actual era turbohíbrida, se convirtió en director de operaciones.

A partir de 2016, cuando Renault intensificó su participación en la F1 y volvió a los grandes premios con su propio equipo oficial, Taffin fue ascendido a director técnico de motores y se le encomendó la tarea de impulsar el desarrollo de su unidad de potencia.

Aunque Renault tuvo que soportar su cuota de frustraciones durante la primera época de los turbo híbridos, hizo progresos para ayudar a Red Bull a conseguir varios triunfos, y más recientemente celebró la victoria de Esteban Ocon en Hungría a los mandos del Alpine A521.

Pero mientras Renault sigue trabajando en una unidad de potencia totalmente nueva para 2022, que espera que le permita acortar distancias con los motores de referencia de Mercedes y Honda, se ha sabido este martes que Taffin ha dejado la compañía.

Una portavoz del equipo Alpine confirmó a Motorsport.com que Taffin dejó Renault a principios de julio de "mutuo acuerdo".

Se entiende que Renault no está buscando un sustituto directo, sino que planea dividir las antiguas responsabilidades de Taffin entre el personal actual.

Más de F1:

Una elección estratégica "dolorosa

Aunque el rendimiento actual de la unidad de potencia de Renault está por detrás de sus principales rivales, el motor se encuentra en su tercera temporada debido a los retrasos forzados en la introducción de su nuevo diseño.

A principios de este mes, el director ejecutivo de Alpine, Marcin Budkowski, dijo que la situación no era perfecta, pero que seguía siendo optimista sobre sus planes para el futuro.

"Hemos tenido el mismo motor que estamos usando por tercer año consecutivo, con cambios muy, muy pequeños en 2020 y 2021", dijo. "Es un propulsor de 2019 el que estamos utilizando, y como resultado algunos de nuestros rivales obtuvieron mejoras que nosotros no hemos conseguido".

"La elección fue impulsada por el hecho de que estábamos planeando introducir uno completamente nuevo en 2021, junto con las nuevas regulaciones del chasis. El reglamento del chasis se ha retrasado. También hemos retrasado la introducción de ese nuevo motor a 2022 porque, desafortunadamente, con los cierres de fábricas y los requisitos de trabajo desde casa que tuvimos el año pasado, no pudimos tenerlo listo para 2021".

"Así que estamos en una situación ligeramente no ideal en la que hemos tenido que retrasar nuestra nueva unidad, que tiene mejoras en la potencia y la gestión de la energía, y el tipo de cosas habituales que te hacen más rápido en recta. También tiene una nueva arquitectura y cambios que están diseñados para abordar algunas de nuestras debilidades en comparación con nuestros competidores".

"No teníamos recursos para relanzar el programa de desarrollo del motor de este año y seguir trabajando en los de 2022. Hemos decidido poner todos nuestros esfuerzos en 2022, así que es una decisión estratégica. Creo que es la correcta, pero es dolorosa, porque como resultado este año hemos perdido terreno en comparación con nuestros competidores".

compartidos
comentarios
Galería: los 103 podios de España en la historia de la Fórmula 1

Artículo Anterior

Galería: los 103 podios de España en la historia de la Fórmula 1

Siguiente artículo

Ferrari F1 prepara una "importante" actualización de su motor

Ferrari F1 prepara una "importante" actualización de su motor