Cómo un cambio de mentalidad ayudó a McLaren a hacer un F1 ganador

Con su rendimiento actual, es casi imposible de creer que hace solo cuatro años McLaren fuera un equipo que luchaba por evitar ser el peor coche de la parrilla de F1.

Cómo un cambio de mentalidad ayudó a McLaren a hacer un F1 ganador

Los continuos contratiempos junto a su proveedor de motores Honda en 2017 les dejaron problemas de rendimiento y fiabilidad, y acabaron novenos en el mundial de constructores por segunda vez en tres años.

Su transformación desde entonces ha sido increíble, y su genial doblete en el Gran Premio de Italia 2021 ya les ha dado más puntos esta temporada que cualquier otro año en la era turbo híbrida.

Pero aunque gran parte del mérito de la resurrección de McLaren F1 como fuerza competitiva ha recaído en los jefes Zak Brown y Andreas Seidl, la realidad es que la responsabilidad final de los resultados recae en su departamento técnico.

Si los pilotos no tuvieran un coche lo suficientemente competitivo, no habría nada que pudieran hacer para alcanzar el tipo de resultados que suelen conseguir.

La responsabilidad de los pasos del monoplaza que McLaren ha tomado en los últimos años recae en el director técnico James Key, que llegó al equipo en 2019.

Desde entonces, ha trabajado mano a mano con el jefe del equipo Seidl, el director de carreras Andrea Stella y el director de operaciones Piers Thynne para transformar a la escudería de Woking.

Quizás lo más interesante y la clave del progreso mostrado desde entonces es que no se trató simplemente de contratar mejor personal para diseñar piezas de coche más rápidas.

Como Key ha revelado, el mayor cambio realizado en términos de progreso del monoplaza proviene de un cambio de mentalidad provocado por un 'reseteo' que desató Seidl.

Reflexionando sobre los elementos que él cree que han ayudado a McLaren a fabricar un Fórmula 1 ganador, Key explicó: "El equipo estaba absolutamente abierto al cambio. Fueron cosas como integrar más a nuestros grupos".

"Observar el monoplaza como un todo, en lugar de las funciones individuales, fue algo que descubrí que era diferente a lo que estaba acostumbrado. Sentí que probablemente no estaba ayudando a nadie a comprender realmente su papel más amplio en el diseño de un coche".

"Así que fue abrir el proceso un poco más, de modo que teníamos un proyecto en lugar de varios proyectos y tratamos de converger todo en uno".

"También se trató de ser muy abierto con las cosas, y no culpar a las culturas, etc. No era que fueran necesariamente un problema cuando llegamos, pero definitivamente no queríamos tenerlos en absoluto. Así que la gente era libre de hablar y atacar temas de una manera muy madura y abierta".

"Además, lo que definitivamente faltaba era establecer objetivos. Necesitábamos tener un plan para lo que estamos tratando de lograr".

"Y aunque había ese tipo de objetivos individuales en determinadas áreas, era necesario unir eso en el sentido de todo el coche".

Relacionado

"Así que creo que desde una perspectiva cultural, había algo de trabajo por hacer para intentar restablecer la forma en la que queremos trabajar".

Tocar fondo llevó a McLaren a conclusión de que necesitaba un nuevo túnel de viento y un simulador, instalaciones que ahora están en construcción.

Y no hubo miedo en vigilar a sus rivales, comprender y aceptar áreas donde los demás equipos estaban haciendo las cosas mejor.

Key añadió: "El proceso en sí, realmente fue como dar un paso atrás y observar cuáles eran las debilidades del coche y dónde teníamos que mejorar".

"Así que analizamos mucho a la competencia. Intentamos comprender exactamente en qué éramos buenos, en qué no éramos tan buenos y por qué era así ¿Era la metodología? ¿Era el equipo que teníamos? ¿Era nuestro conocimiento?".

"Todas esas eran preguntas realmente fundamentales. Y a partir de ahí nos pusimos un objetivo muy claro".

Key tiene claro que no hubo un momento concreto y repentino donde dijeran '¡eureka!' y de repente hubiera un paso adelante con el coche. Fueron pequeños pasitos de los que han demostrado ser muy efectivos en la F1 moderna.

"Fue paso a paso, tratar de abordar esos puntos débiles, aferrarnos a nuestros puntos fuertes y fabricar un paquete mucho más completo. Ha sido un proceso".

"Ha ido desde 2019, cuyo coche ya estaba planeado meses antes, y se desarrolló de una manera que llevó a un nuevo paso y a 2020".

"Obviamente, luego tuvimos la homologación, la COVID-19 y otras cosas que interrumpieron un poco el proceso, y luego, hasta cierto punto, lo mismo de nuevo en 2021. Así que hizo falta un enfoque bastante amplio".

"Creo que no había una cosa concreta en la que uno pensara: sí, la caja de cambios debe ser diferente o algo así. Era más una especie de filosofía de coche, una imagen completa que todos debían comprender y trabajar juntos en resolverlo".

"Pero eso es todavía un trabajo en progreso, aunque sin duda está funcionando bastante bien".

Pero, a pesar de los enormes avances realizados desde aquellos días oscuros de hace pocos años, no tiene sentido creer que el viaje del equipo haya terminado.

Para Seidl, volver a ganar es una gran sensación, pero aún queda cerrar esa brecha con Mercedes y Red Bull Racing.

"Cuando ves, por ejemplo, el déficit de media de tiempo por vuelta que seguimos teniendo durante todo el año en comparación con Red Bull/Mercedes, tenemos una imagen realista de dónde estamos ahora", explicó.

"Sabemos que todavía nos queda un buen camino por recorrer, pero al mismo tiempo, obviamente, somos ambiciosos. Queremos acortar ese camino".

"Sabemos que hay algunas cosas que no podemos atajar, como tener ya listo el túnel de viento, que también será clave en nuestro viaje. Pero estoy muy contento con lo que estoy viendo en términos del desarrollo del equipo".

"Estoy muy contento con la forma en que James, Andreas y Piers están liderando los departamentos en el aspecto técnico, pero también en términos de liderazgo humano. Eso es, para mí, clave para dar los pasos finales también en los próximos años".

También puedes leer

compartidos
comentarios
Binotto se perderá más carreras: fase "crítica" para Ferrari 2022
Artículo Anterior

Binotto se perderá más carreras: fase "crítica" para Ferrari 2022

Siguiente artículo

Vídeo: Hamilton llama a su fan más anciano para felicitarle

Vídeo: Hamilton llama a su fan más anciano para felicitarle