Análisis 'RiMS Racing': un buen punto de partida con margen de mejora

'Rims Racing' se suma al reducido y selecto catálogo de videojuegos para los amantes de las motos de calle, aunque con algunos detalles a mejorar.

Análisis 'RiMS Racing': un buen punto de partida con margen de mejora

En un segmento donde Milestone es la referencia con títulos como la saga Ride y el videojuego oficial de MotoGP, el estudio francés Nacon y RaceWard han querido asomar la cabeza y hace unos días lanzaron RiMS Racing, una alternativa que llega con carácter propio.

Rims Racing ha alcanzado un nivel de simulación bastante alto, que es quizá el aspecto en el que más destaca. En cuanto a los gráficos, presenta un elevado grado de detalle de las motos, los componentes, el entorno o el sonido, aunque hemos detectado algunos fallos lógicos de una primera versión.

Por contra, el catalogo de motos y circuitos resulta escaso y el modo trayectoria para quienes quieran llegar hasta el final puede hacerse repetitivo.

Lee y compara:

Los modos de juego en Rims Racing

Después de un tutorial inicial para adaptarse a los controles de Rims Racing, entraremos al menú donde compremos una de las ocho motos disponibles en el juego:

  • Kawasaki Ninja ZX10-RR
  • Aprilia RSV4
  • BMW M1000 RR
  • Ducati Panigale V4R
  • Honda CBR1000-RR
  • MV Agusta F4 RC
  • Suzuki GSXR-1000
  • Yamaha YZF R1

Una vez hecho eso, podremos ir al taller para poner a punto nuestra moto. Al contrario que en otros títulos, en este se ha trabajado dicho aspecto y los jugadores deberán jugar con los controles para hacer los cambios, haciendo más amena la espera, aunque esto puede llegar a cansar tras la sorpresa inicial.

Además, a medida que vayamos avanzando, podremos comprar y vender las piezas que ya no nos interesen. En cuanto a los escenarios, este videojuego cuenta con 14 circuitos fielmente recreados.

Centrándonos en los propios modos de juego, podemos seleccionar Carreras rápidas y Contrarreloj, donde probar todas las motos en cualquiera de los circuitos disponibles; la Academia, para perfeccionar nuestro manejo con los desafíos; y el modo Multijugador, del que hablaremos en detalle más adelante.

Como es lógico, también incluye un modo Trayectoria y es ahí donde se desarrolla la mayor parte de Rims Racing. A lo largo de varias temporadas, los jugadores tomarán parte en más de 70 eventos en cada una, con desafíos y carreras donde ganaremos dinero que luego invertiremos en nuestro taller.

El jugador tiene un control total sobre la configuración de la moto, desde la puesta a punto hasta el estado de cada una de las partes, identificando los componentes mecánicos que se pueden actualizar con el Motorbike Status Check (CEM).

Destacar que hay tres niveles de dificultad y que ya desde el Principiante, a pesar de las asistencias, resulta fácil sufrir caídas. También hay que señalar que no hay rewind como en otros juegos, por lo que en caso de irte al suelo tendrás que esperar a recuperar la moto.

Modo Multijugador en Rims Racing

Rims Racing ofrece la posibilidad de enfrentarte a otros rivales online y offline. Al contrario que otros títulos, incluye nuestra tan querida y reclamada pantalla partida para dos jugadores.

La versión online permite conectarse hasta 10 competidores, aunque de momento no hay muchos participantes. Allí encontraremos desafíos con diferentes niveles de dificultad que se van renovando regularmente y eventos personalizados que podemos crear a través de salas o unirnos a ellas. 

Otras review:

Las físicas y los gráficos en Rims Racing

Nacon y RaceWard han conseguido reproducir las motos con mucho realismo. Cuando estemos en el menú, podremos observar con detalle cada pieza, haciéndonos dudar incluso de si estamos con un videojuego o una moto de verdad.

Aunque Rims Racing no destaca por sus gráficos, el nivel de detalle de los 14 circuitos también es correcto, especialmente los trazados fijos. Las pruebas por carretera abierta llegan a recordar por momentos al videojuego del WRC.

Las físicas sí son excelentes y exigen bastante precisión tanto para dar gas, frenar o mantenerte en la trazada porque cualquier roce o salida de pista te hará dar con los huesos en el asfalto.

Desde el nivel de dificultad más bajo, los pilotos controlados por la IA presentan una buena batalla, pero en ocasiones cometen errores con choques entre ellos o con nosotros mismos como si no nos tuvieran en cuenta.

 

La personalización en Rims Racing

Rims Racing ha querido mezclar la mecánica con la conducción. Por ello, antes de ponernos al mando en un circuito, podemos personalizar más de 500 componentes oficiales y 200 mejoras estéticas en las motos como neumáticos, discos, pinzas, pastillas, suspensión, resortes, filtros de aire, escapes, freno y embrague maestro, cilindros, líquidos de frenos, aceites de motor, ECU y carenados.

Conclusión; nota: 7

Nacon y RaceWard se enfrentaban a una difícil papeleta al intentar entrar en un segmento donde la referencia indiscutible es la saga Ride. Mientras el título de Milestone en su cuarta versión apuesta por un catálogo casi infinito y un grado de detalle bastante alto, Rims Racing ha querido hacer algo diferente y mezclar conducción con mecánica. 

El resultado, en ese apartado, es un éxito y es donde más destaca junto con la simulación. Sin embargo, las ocho motos y los 14 circuitos disponibles en Rims Racing nos resultan bastante escasos. Si en futuras actualizaciones o próximas entregas amplían su oferta, Ride 4 puede tener un rival a tener en cuenta.

(Haz click en este enlace o en la imagen para ver las capturas de pantalla de Rims Racing)


Rims Racing está disponible para PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series X/S y PC desde el pasado 19 de agosto y a partir del 16 de septiembre lo estará para Nintendo Switch.

compartidos
comentarios
'F1 2021' actualiza las notas de los pilotos con sorpresas

Artículo Anterior

'F1 2021' actualiza las notas de los pilotos con sorpresas

Siguiente artículo

'WRC 10', una evolución que roza la excelencia

'WRC 10', una evolución que roza la excelencia