Barreda: "Tengo mucho dolor, pero puedo pilotar"

Joan Barreda volvió a demostrar este domingo que está hecho de otra pasta y logró acabar en el top 3 de la séptima etapa, a pesar de correr con una clavícula rota.

El piloto castellonense lleva 72 horas sufriendo tras la caída que protagonizó en la etapa 5 del Dakar 2022. A pesar de que el diagnóstico médico al llegar al vivac de Riad en la jornada del jueves fue una rotura de clavícula, Barreda sigue dispuesto a pelear hasta el final, a pesar del dolor.

Descubre qué ha pasado en la Etapa 7 del Dakar 2022 con las crónicas del día:

El español, tercero en la séptima etapa de este domingo, expresó cómo se sintió sobre la moto durante los más de 400 km cronometrados y expresó lo complicado que era mantener el ritmo con ese dolor físico: "Tengo mucho dolor, sobre todo en la zona con rocas, que se vuelve complicado, pero tengo una posición de conducción diferente y tengo que hacer muchos esfuerzos en la moto. Puedo sentirme mejor en las pistas rápidas y para mí fue una sorpresa el poder apretar hoy. Veremos, tenemos 5 días por delante y trataremos de hacerlo lo mejor posible".

El piloto de Honda, 29 veces ganador de etapa en el Dakar, está siendo tratado por el fisioterapeuta Miguel Angel Domunguez, de MADFORM, con INDIBA, un tratamiento que activa la regeneración muscular.

"Estoy contento después de sentir todo este dolor estos días atrás y pensar a veces incluso demasiado", reconoció el español. "Hoy fue la confirmación de que puedo pilotar. Iré día a día, tratando evitar cualquier caída, eso es lo más importante y tratar de seguir concentrado. Serán etapas realmente complicadas las de esta semana, tengo que mantener la concentración, intentar encontrar los mejores sitios en la navegación y hacer un buen trabajo".

"La verdad es que estoy contento, sobre todo después de lo vivido. Al principio ha sido realmente duro, porque salíamos apretando en una zona de muchas piedras, se me han agarrotado los brazos y apenas podía moverme bien encima de la moto", aseguró Barreda, que ha cambiado su posición sobre la moto para tratar de castigar lo menos posible su maltrecha clavícula.

"Pero a medida que iban pasando los kilómetros, en torno al 80-90, ya recuperé un poco las sensaciones, en pistas más rápidas y arenosas. Ahí me he dado cuenta que cuanto más fuerzas y más concentrado estaba, más seguridad sentía con la clavícula, así que he intentado apretar los dientes y sacar el mejor tiempo hasta el final de la especial", concluyó.

compartidos
comentarios
Castera, director del Dakar: "Hemos hecho experimentos que no han funcionado"
Artículo Anterior

Castera, director del Dakar: "Hemos hecho experimentos que no han funcionado"

Siguiente artículo

Sainz: "Tenemos que ir mejorando nosotros mismos"

Sainz: "Tenemos que ir mejorando nosotros mismos"