IndyCar
20 sept.
-
22 sept.
Evento finalizado
La historia de Chevrolet en la competición
Especial

La historia de Chevrolet en la competición

La historia de Chevrolet: los inicios (I)

compartidos
comentarios
La historia de Chevrolet: los inicios (I)
Por:
, Redactor
22 abr. 2019 17:28

Louis Chevrolet fue tan buen diseñador e ingeniero, como desastre y mal gestor de sus negocios. Nunca fue capaz de sacar el beneficio a sus ideas y creaciones. Algo que aprovecharon algunos de los que le rodearon.

El Día de Navidad de 1878 nació Louis Chevrolet en La Chaux-de-Fonds (Suiza), una de las zonas más inmersas en la construcción de relojes. De hecho, su señor padre, Joseph Felician, era relojero. Uno bastante reconocido. Su madre Angelina Marie dio a luz a otros cinco hermanos.

Pronto, la familia emigró hacia la Borgoña francesa, a Beaune, cuando el pequeño Louis tenía seis años. Desde muy pronta edad su padre le inculcó la importancia de la precisión, como buen relojero, en la construcción de las partes necesarias para cualquiera que fuera la máquina. La observación un día tras otro del trabajo de su padre, fue clave para adquirir las habilidades mecánicas que demostró luego como ingeniero y diseñador. 

Su primer trabajo lo tuvo en una bodega en la que trabajaba moviendo el vino entre otras cosas. Desesperado por la lentitud de la decantación del mismo de unos barriles a otros, ideó, diseño y construyó una bomba para los barriles. De esa manera consiguió una transferencia más rápida de barril a barril. Su invento se usó durante décadas en la zona. 

Beaune era un centro ciclista muy activo durante los fines de semana. Y ahí fue donde en el joven Chevrolet se despertó su interés por la velocidad. Pronto se unió a las carreras jugando con los desarrollos de los piñones hasta que encontró uno que se adaptó a sus condiciones físicas. 

 Un triciclo De Dion Bouton como el que reparó el joven Chevrolet

Un triciclo De Dion Bouton como el que reparó el joven Chevrolet

Aún siendo un adolescente pasó a trabajar en una tienda de bicicletas, Roblin, como aprendiz. El dueño tenía un triciclo de Dion que estaba siempre averiado. Louis se buscó la vida encontrando algún manual de reparación y, en su tiempo libre, se puso a arreglar el vehículo. Encontró la avería, encargó las piezas y lo dejó en orden de marcha.

Durante los inviernos se dedicaba a construir bicicletas que vendía en verano bajo el nombre: Frontenac. En honor al que fuera gobernador de las colonias francesas en el siglo XVII. Ese nombre sería recuperado varios años después. En su pueblo vio por primera vez un coche y quedó prendado para siempre de aquella máquina.

Otros artículos históricos:

Como el negocio de las bicicletas no le iba muy bien, algo habitual en su vida, estuvo como aprendiz en varias de las fábricas de las marcas más importantes de vehículos de la época, su nueva pasión: Darracq, Hotchkiss y De Dion Bouton. Ya en 1898 entró a trabajar en Mors Auto Company. La compañía, en un periodo de expansión, le envió a Montreal. Tenía 21 años.

Allí trabajó como mecánico y chófer durante seis meses. Luego marchó hacia Brooklyn (Nueva York), encontrando trabajo en De Dion Bouton Motorette Company. Empezó a frecuentar las competiciones de automóviles y pronto tuvo la oportunidad de ser piloto sustituto de Fiat. En 1901, tras fallecer su padre, trasladó a toda su familia a Estados Unidos. En 1905, Louis se casaría con Suzanne Treyvoux.

Un De Dion, una de las marcas en las que trabajo Louis Chevrolet

Un De Dion, una de las marcas en las que trabajo Louis Chevrolet

Siguiente artículo
Alonso, entre los 28 pilotos confirmados por IndyCar para un test en el IMS

Artículo Anterior

Alonso, entre los 28 pilotos confirmados por IndyCar para un test en el IMS

Siguiente artículo

Vídeo: sigue en directo el primer test de Alonso para la Indy 500 2019

Vídeo: sigue en directo el primer test de Alonso para la Indy 500 2019

Sobre este artículo

Campeonatos IndyCar
Autor Carlos Barazal