Análisis técnico de Giorgio Piola

Técnica: por qué la refrigeración fue el talón de Aquiles de Mercedes en Rusia

Mercedes está, ahora sí, bajo presión por primera vez en 4 años después del ataque de Ferrari que les permite tomar ventaja en estos primeros compases de la temporada.

Los dos coches de Mercedes sufrieron notables problemas de sobrecalentamiento durante el Gran Premio de Rusia. Y aunque Valtteri Bottas pudo ganar gracias a liderar con aire limpio por delante, los problemas de Lewis Hamilton demostraron que, si Ferrari hubiera estado delante desde el principio, la historia podría haber sido muy diferente.

Hay innumerables razones por las cuales Ferrari está ahora tan cerca de las Flechas de Plata, pero el Gran Premio de Rusia demostró que Mercedes no está pensando solamente en su carrera, sino que también en la de los monoplazas rojos.

Los Mercedes lo pasaron mal con los problemas de sobrecalentamiento provocados por un error de cálculo en las temperaturas entre clasificación y carreras que variaron unos 6ºC. De todas maneras, si no hubieran disputado una lucha tan cerrada con Ferrari, ¿habrían sido más conservadores en su configuración?

A la postre, los equipos disponen de diferentes paquetes de refrigeración para toda la temporada. Cada una de estas configuraciones se adapta a las características de cada circuito y absorbe los posibles cambios de temperatura que puedan suceder entre la clasificación y la carrera.

Cada paquete tiene sus ventajas a nivel de refrigeración, pero también penalizaciones aerodinámicas asociadas, ya que cuanto más abrimos la carrocería menos eficiente es el conjunto, especialmente a alta velocidad.

El paquete de refrigeración que montó Mercedes en Rusia, utiliza un “gurney” perforado en el borde de salida (flecha).

La lógica nos dice que Mercedes utiliza estos gurneys para conseguir más carga aerodinámica en esta zona, con el orificio permitiendo que parte de la alta presión existente en la superficie superior pueda moverse hacia la región de baja presión, con lo que les permite operar con un mayor ángulo de ataque.

La aceleración de este flujo alrededor del borde de salida de la extracción de refrigeración también debería provocar un efecto de aspiración en el flujo de aire a través de los pontones, mejorando la refrigeración global del monoplaza.

Comparación de la zaga del Mercedes W08 en las cuatro carreras de 2017
Comparación de la zaga del Mercedes W08 en las cuatro carreras de 2017

Foto: Giorgio Piola

Esta configuración optimizada para mejorar el enfriamiento fue reemplazada por una chimenea más grande, como la utilizada en Australia y Bahrein.

Esta chimenea más grande abarca una sección superior revisada de la cubierta del motor con recortes en el trapecio delantero y una cubierta más grande sobre el escape, aunque puede funcionar sin esa cubierta como hizo Hamilton en Australia.

Mercedes F1 W08, T-wing
Mercedes F1 W08, T-wing

Foto: Giorgio Piola

La otra solución destacable que hemos visto en Mercedes esta temporada ha sido la aleta de tiburón con chimenea (arriba) que fue utilizada tanto en Australia como en Bahrein. Una solución que fue sustituida por una aleta de tiburón normal en China y Rusia.

El calor generado debajo de la tapa del motor se extrae a través de la chimenea al mismo tiempo que a través de las salidas posteriores, lo que les da mayor capacidad de extracción de calor.

Problemas con temperaturas

Malos cálculos de temperatura aparte, hay dos interrogantes más alrededor de las prestaciones de Mercedes en Rusia que podríamos contestar abriendo algunos expedientes.

Primeramente, sabemos que ambos pilotos de Mercedes lo pasaron mal con la gestión de la temperatura, siendo Hamilton el que más lo sufrió.

Esto puede ser en parte por el hecho que el piloto británico estuvo mucho tiempo rodando detrás de los Ferrari con Raikkonen generando mucho flujo turbulento que afectaba a la eficiencia del W08 cuando llegaba a su altura.

Por su parte, Bottas estaba solo y en aire fresco. Este es un problema que se ha acentuado con el reglamento de 2017, en donde las estelas generadas afectan al coche que va detrás, algo que queda confirmado por los comentarios de los pilotos que señalan que los monoplazas se vuelven más inestables aerodinámicamente cuando se acercan a otro.

El otro tema que pudo influenciar fue la salida abortada provocada por el abandono prematuro de Fernando Alonso. Esto dejó a ambos Mercedes generando más calor al tener que esperar que el resto de la parrilla se fuera posicionando por detrás de ellos en la segunda vuelta de formación.

Podríamos decir que este problema también afectó de la misma manera a los Ferrari al estar en la primera línea, pero la sensación es que los de Maranello no tuvieron el mismo error de cálculo en la refrigeración.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Equipos Mercedes
Tipo de artículo Análisis
Etiquetas f1, mercedes, mercedes f1, mercedes w08, tecnica f1, técnica
Topic Análisis técnico de Giorgio Piola