El reto completado ocho años después

Isidre Esteve terminó el Dakar sin úlceras y con ganas de labrarse un futuro competitivo sobre cuatro ruedas después de la compleja recuperación tras la edición de 2009.

Buenos Aires (Argentina).- Para Isidre Esteve no parece haber imposibles. Tras competir en 10 Dakares sobre dos ruedas, todos ellos en África, el piloto catalán optó por los coches en 2009, dos años después de sufrir una lesión medular T7 en un rally de Almería. Ocho años más tarde, tras padecer enormemente por unas úlceras al final de aquella edición, decidió volver. No solo ha terminado, ha sentado las bases para un futuro competitivo sobre cuatro ruedas.

En el vivac de Río Cuarto hay una imagen que pone la piel de gallina. El Mitsubishi con los colores de KH-7 se para poco a poco en mitad de la zona de asistencia. Su piloto busca con la mirada a su equipo. Los de seguridad no ponen reparos en que entren en la zona. Una mujer corre hacia la puerta abierta del vehículo. Un abrazo largo. Interminable. Con lágrimas. Es Lidia, la pareja de Esteve. El resto del equipo DKR aplaude. Esteve también llora.

“Estoy muy feliz por todo. Por el trabajo que ha hecho el equipo. Por el resultado, tanto a nivel deportivo como a nivel del proyecto del cojín, porque a nivel social esto es muy importante”, comenta Esteve a Motorsport.com antes de poner rumbo a Buenos Aires.

Los peores momentos de su 12º Dakar, segundo en coches, han sido “los de confusión”. Se refiere al día de Salta tras la colada de barro en Volcán que atrapó a las asistencias y desvió a los competidores. También a Oruro y su vivac inundado. “Cuando llegamos a Salta fue duro saber que había ocurrido todo lo que había ocurrido. Hicimos el enlace por la noche y llegamos a las seis de la mañana. Con el agua llegando a Oruro también fue difícil para nosotros porque estábamos muy atrás y había llovido muchísimo”.

Esteve se emocionó al cruzar la meta. Sabe que su objetivo está cumplido y que si el cojín inteligente llega la mercado ayudará a muchas personas en su día a día. “Primero era feliz por haber llegado y agradecer a toda la gente que nos ha ayudado para estar aquí. Y he pensado cómo tendría que ser el equipo para volver el año que viene para hacerlo mejor”:

No se conforma con haber sido 35º de la general y cuarto de los T1S junto a su copiloto, Txema Villalobos. “Tiene que ser con un coche mejor, con parte de la gente que son gente extraordinaria y con la experiencia acumulada de este año creo que podemos hacerlo muchísimo mejor de lo que lo hemos hecho”.

El piloto catalán alaba el trabajo de Marc Coma “con especiales muy variadas que nos han hecho divertirnos”. Esteve, como ya comentó en una entrevista con Motorsport.com antes de marchar hacia Asunción, mira hacia el futuro con ese espíritu competitivo que le llevó a ser cuarto en las ediciones de 2001 y 2005 sobre una moto.

Ahora quiere dar un paso más a los mandos del coche. Quiere subir en la clasificación. Quiere seguir cumpliendo sueños. Demostrando que nada es imposible y disfrutando de su pasión: pilotar.

Mira este vídeo con lo mejor del Dakar 2017 en la categoría de coches

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Evento Dakar 2017
Pilotos Isidre Esteve Pujol
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas dakar, dakar 2017, isidre esteve, isidre esteve dakar, rally dakar, rally dakar 2017