Y en Argentina se acabó el tango

El trazado de Termas de Río Honda es la siguiente parada del mundial, un escenario que vivió el pasado año un incidente entre Valentino Rossi y Marc Márquez que marcó, decisivamente, la hasta entonces excelente relación entre ambos.

La caravana del Mundial de MotoGP va llegando a Termas de Río Hondo de forma escalonada. Este fin de semana todavía hay cartas que deben ponerse boca arriba. En Qatar, el impacto de la electrónica única y los neumáticos Michelin no fue demasiado traumático, pero habrá que ver ahora cómo se adaptan los nuevos prototipos a un circuito que todavía no han pisado.

Al margen del aspecto puramente deportivo, el Gran Premio de Argentina arrastra una carga simbólica muy importante para entender el estado de calma tensa que a día de hoy sobrevuela el paddock. Fue allí, hace un año, donde los lazos de complicidad que hasta ese momento mantenía unidos a Marc Márquez y a Valentino Rossi comenzaron a resquebrajarse.

Hasta ese momento, el buen ambiente y las bromas marcaban la relación entre Rossi y quien se postulaba como su sucesor, que hasta había llegado a rodar en el rancho que el multicampeón tiene en Tavullia.

Nada fue lo mismo desde aquella carrera en Termas, en la que el español terminó arrastrándose por los suelos en la penúltima vuelta y mientras trataba de defender el liderato de los ataques del italiano. Il Dottore llegó desde atrás, mucho más rápido que él, y en un brusco cambio de dirección ambas motos se tocaron. El de HRC tuvo que abandonar a la vez que su oponente pudo seguir sin problemas y adjudicarse la segunda victoria de tres posibles.

“Valentino es mucho Valentino. Siempre ha sido mi referente por cosas como esta y tengo que aprender de ello, aprender, sobre todo, de cómo ha gestionado la carrera. En el cuerpo a cuerpo he tenido poca fortuna, no esperaba ese cambio de dirección”, convino entonces Márquez.

“Es una lástima que Marc cayera, pero creo que cometió un error. Noté que me tocaba, me puso la moto encima y pensé: vaya, y luego, acelerando, me volvió a tocar”, respondió el #46.

Aunque nunca llegara a reconocerlo abiertamente, el piloto catalán siempre pensó que su oponente le tiró a propósito, algo que Rossi sospechó y dijo meses después, cuando el choque entre ambos trenes se hizo mucho más evidente. 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de Argentina
Pista Autodromo Termas de Rio Hondo
Pilotos Valentino Rossi , Marc Marquez
Equipos Repsol Honda Team , Yamaha Factory Racing
Tipo de artículo Noticias de última hora