Agag: ¿Por qué la Fórmula E debe proteger a los equipos privados?

En la primera de sus columnas mensuales, el fundador de la Fórmula E, analiza el futuro del campeonato de monoplazas eléctricos y cómo prepararse para no morir de éxito.

Agag: ¿Por qué la Fórmula E debe proteger a los equipos privados?
Antonio Felix Da Costa, Andretti Formula E

Recién iniciada la cuarta temporada de la Fórmula E, debo admitir que la serie ha superado mis expectativas. Tenemos algunos fabricantes importantes de automóviles involucrados, hay varios en camino e incluso se ponen en contacto para expresar su interés no sólo por la competición. Creo que eso demuestra que el mundo entero se está moviendo rápidamente en la dirección de la sostenibilidad y los vehículos eléctricos.

Como organizadores, estuvimos en el lugar correcto en el momento adecuado. Obviamente, la situación del diesel [con el escándalo de las emisiones de VW] fue, en cierto modo, algo malo que nos ayudó, porque permitió acelerar el cambio al mundo eléctrico. Mientras tanto, el Acuerdo Climático de París de 2015 contra el cambio climático y las emisiones de co2 también impulsó las cosas en nuestra dirección. Esto simplemente sucedió, sin que hayamos promovido los coches eléctricos.

Uno de los mayores desafíos para nosotros es mantener bajo control el campeonato al mismo tiempo que lo están los fabricantes y equipos privados. Es importante que no crezcamos demasiado rápido, así que creo que lo hay que hacer es cumplir con las reglas que impusimos desde el comienzo. Una muy importante y que quiero mantener es la de proteger a los equipos privados. Porque ahora tenemos muchos fabricantes, pero pueden irse en cualquier momento.

Hoy somos 'la próxima gran cosa', pero ¿quién sabe? Hace cuatro años llamábamos diciendo "por favor, por favor, por favor...". Ahora son ellos los que apoyan la Fórmula E por lo que representa. Es todo un cambio.

A largo plazo, quiero proteger la posibilidad de que un privado pueda competir con un presupuesto bajo y para eso crear una normativa que lo permita, sin cambiar la estructura ni importar cómo presionen los fabricantes. Hasta ahora, para ser  honestos, no hemos sentido ninguna presión negativa. Al contrario, todos están de acuerdo.

Lo importante es que sigamos en nuestra dirección con nuestras reglas, sin importar la presión que tengamos. Así podremos garantizar que mantenemos el control de la serie. Tenemos una ventaja en este sentido, porque empezamos de cero y diseñamos todo el formato. Eso facilita cosas como el control de costes. En un campeonato como la Fórmula 1, que existe desde hace muchos años y en el que hay partes que ya tienen unos ingresos asignados, nadie quiere renunciar a ninguna ventaja que haya conseguido.

Los fabricantes en la Fórmula E quieren ganar y están dispuestos a destinar los recursos necesarios para ello, pero no a cualquier precio. Ninguno parece animado en iniciar un desarrollo tecnológico de la batería, por ejemplo. Creo que  debería mantenerse estándar durante varias temporadas más. Y los fabricantes parecen estar de acuerdo. Todos están muy contentos con el control de costes y si limitamos el desarrollo de la batería, les permite aplicar su tecnología a otras areas.

En términos de la futura dirección del campeonato, es muy emocionante para nosotros tener ahora a una de las ecologistas más importantes del mundo, Christiana Figueres, junto a Alain Prost en la nueva junta asesora global. Es una gran cosa para nosotros y estoy muy, muy feliz y agradecido de que haya aceptado ese puesto.

Christiana es probablemente la defensora del medioambiente más importante del mundo. Fue la precursora del Acuerdo Climático de París, por lo que tenerla como presidenta de nuestro comité directivo, junto con Prost es fantástico. Alain, como cuatro veces campeón del mundo de Fórmula 1, nos aporta su conocimiento de las carreras, y eso es importante porque a fin de cuentas, la Fórmula E es un campeonato.

Ya tenemos algunas buenas ideas al respecto para la quinta temporada, en la que no haremos cambio de coche a mitad de carrera. Probablemente tengamos una solución que involucre dos niveles diferentes de energía para la carrera. Un nivel sería de 'ataque' y otro de 'ahorro de energía'. Hagamos lo que hagamos, debemos asegurarnos de que los espectadores entiendan muy bien lo que está sucediendo. Nada está cerrado, pero parece que nos moveremos en esa dirección. Podría hacer las carreras realmente divertidas.

Queremos mirar también fuera de la pista. La Fórmula E puede ir más allá de ser un campeonato y convertirse en un agente de cambio positivo para el mundo. Ya se ha convertido en una plataforma para inspirar un cambio en la percepción, en la actitud, en el comportamiento y en la forma en que vivimos e influimos en el futuro de nuestro planeta.

Esta es la razón por la que competir en el centro de las ciudades es tan importante para nosotros y después de cuatro temporadas estamos muy contentos de dónde nos encontramos. Todavía tenemos que modificar un poco el calendario y añadir, por ejemplo, una carrera en China. Tuvimos conversaciones sobre esto durante el fin de semana de Hong Kong. El Medio Oriente es otro territorio que tenemos en cuenta para el futuro y también nos encantaría tener una carrera en Japón y Singapur.

Siempre habrá complicaciones en las carreras urbanas, como ya nos ha pasado este año con Sao Paulo. Pero es importante mantener la frecuencia de la carrera, especialmente para los espectadores, y por eso vamos a ir a Punta del Este en su lugar.

Tenemos que ver en qué queda lo de Montreal, también. La alcaldesa de allí, Valerie Plante, está muy a favor de la Fórmula E, pero es posible que tengamos que cambiar la sede dentro de la ciudad. Existe la posibilidad de usar el trazado del Gilles Villeneuve, pero no es lo que más nos agrada. Es nuestro estilo. Competimos en ciudades y las ciudades cambian como las personas. No es como una pista que puedes alquilarla durante 10 años y sabes que tienes la fecha reservada. 

No es el fin del mundo. Hablaremos con la ciudad y veremos cuál es la mejor solución. Creo que la encontraremos.

Nelson Piquet Jr., Jaguar Racing
Nelson Piquet Jr., Jaguar Racing
1/17

Foto de: Alastair Staley / Motorsport Images

Alex Lynn, DS Virgin Racing
Alex Lynn, DS Virgin Racing
2/17

Foto de: Alastair Staley / Motorsport Images

Felix Rosenqvist, Mahindra Racing
Felix Rosenqvist, Mahindra Racing
3/17

Foto de: LAT Images

El esquiador alpino John Olsson en el coche de la demostración de Formula E
El esquiador alpino John Olsson en el coche de la demostración de Formula E
4/17

Foto de: LAT Images

Neel Jani,, Dragon Racing
Neel Jani,, Dragon Racing
5/17

Foto de: LAT Images

Oliver Turvey, NIO Formula E Team
Oliver Turvey, NIO Formula E Team
6/17

Foto de: LAT Images

Sam Bird, DS Virgin Racing
Sam Bird, DS Virgin Racing
7/17

Foto de: LAT Images

Mitch Evans, Jaguar Racing
Mitch Evans, Jaguar Racing
8/17

Foto de: LAT Images

Oliver Turvey, NIO Formula E Team
Oliver Turvey, NIO Formula E Team
9/17

Foto de: Sam Bloxham / Motorsport Images

Jerome D'Ambrosio, Dragon Racing
Jerome D'Ambrosio, Dragon Racing
10/17

Foto de: LAT Images

Oliver Turvey, NIO Formula E Team
Oliver Turvey, NIO Formula E Team
11/17

Foto de: Alastair Staley / Motorsport Images

Nicolas Prost, Renault e.Dams
Nicolas Prost, Renault e.Dams
12/17

Foto de: LAT Images

Maro Engel, Venturi Formula E, leads Andre Lotterer, Techeetah
Maro Engel, Venturi Formula E, leads Andre Lotterer, Techeetah
13/17

Foto de: LAT Images

Jean-Eric Vergne, Techeetah
Jean-Eric Vergne, Techeetah
14/17

Foto de: LAT Images

Oliver Turvey, NIO Formula E Team, Nelson Piquet Jr., Jaguar Racing
Oliver Turvey, NIO Formula E Team, Nelson Piquet Jr., Jaguar Racing
15/17

Foto de: Alastair Staley / Motorsport Images

Mitch Evans, Jaguar Racing leads Alex Lynn, DS Virgin Racing
Mitch Evans, Jaguar Racing leads Alex Lynn, DS Virgin Racing
16/17

Foto de: Alastair Staley / Motorsport Images

Jean-Eric Vergne, Techeetah.
Jean-Eric Vergne, Techeetah.
17/17

Foto de: LAT Images

compartidos
comentarios
Opinión: el caso de Montreal expone la mayor debilidad de la Fórmula E

Artículo Anterior

Opinión: el caso de Montreal expone la mayor debilidad de la Fórmula E

Siguiente artículo

El futuro de la Fórmula E en Montreal fulminado por unas elecciones

El futuro de la Fórmula E en Montreal fulminado por unas elecciones