Temporada vieja

Luis Manuel "Chacho" López nos habla en su columna "OnTrack" sobre todo lo sucedido en un 2015 dominado por Mercedes y dónde un mexicano logró la mejor actuación de su carrera.

Ya sé que todavía no es diciembre, pero me vinieron ataques de melancolía a poco más de doce horas que terminó oficialmente la temporada 2015 de Fórmula 1.

¿Cómo quisiera recordarla? Pues no hay duda y, aunque parezca lugar común, con el éxito del Gran Premio de México después de una pesada ausencia de 23 años.

Además con la certeza de que, contra lo que ocurrió en los ochenta la época de los grandes figurones, México está bien representado en la parrilla por Sergio Pérez.

En la memoria tengo claro a un auto de Force India superado fácilmente por los Toro Rosso, Sauber y batallando con los lentos McLaren y Manor al inicio de la temporada.

Checo volvió al pódium inesperadamente en la carrera de Rusia, para encender una excelente racha de resultados que lo llevaba a ganar el duelo contra su coequipero.

Pérez cerró como el piloto más productivo en la historia del equipo con 78 puntos que se traducirán en otros tantos millones de dólares, con la mejor temporada de Force India.

Chocante para muchos, sobre todo por su arrogancia y su inédito aspecto de ‘regaetonero’, pero no podemos pasar por alto la exhibición de dominio de Lewis Hamilton quien se mantuvo en un nivel superior por casi todo el año.

¿Tenía el mejor auto? Sí, y por lo mismo el reto de sacarle mayor provecho y mantenerse lejos de sus adversarios. De eso se trata la Fórmula 1, así son sus campeones.

No quisiera acordarme mucho de Rosberg, pero sí de Vettel quien en su primera temporada como piloto Ferrari se graduó con honores, ganando y sumando fuerte.

De hecho en las estadísticas tendrá que aparecer como el mejor piloto de primer año en Ferrari por encima de los siguientes notables: Prost, Schumacher, Alonso, Massa, en fin.

Uno de los principales hechos para guardar en la memoria fue el surgimiento de pilotos jóvenes como Sáinz y Verstappen, quienes fueron novatos por edad solamente.

Su estatura como pilotos quedó comprobada al verlos cometiendo fallos ligeros, pero ante todo, por su gran nivel de competencia. Particularmente del holandés, a quien ya apodan ‘Big-Max’.

Pero, también sé de las cosas que quisiera olvidar de este año de Fórmula 1, por ejemplo, el odioso tema de las sanciones por utilizar componentes para mejorar las Power Units.

Nunca se vio una cosa tan absurda, ni siquiera el debilitado sonido de los motores que ya prometieron mejorar el año que entra, porque las toneladas de castigo de este año rayaron en lo indecente.

Porque no hubo suficientes últimos lugares en la parrilla de salida, el peor de calificación podía arrancar adelante de los sancionados, y ¿cuál era el peso de ser colero?.

Recargaron al aficionado en entender un sistema complicadísimo de tokens, ICE’s, cambios de caja, MGU-K’s, incomprensibles a la hora de querer ver carreras de autos.

Esta temporada vieja para muchos será recordada con tedio, por ver al mismo equipo al frente todo el tiempo, pero no olvidemos las de Lotus, McLaren, Williams, Ferrari etc.

Lo único que me alienta ahora a recordar la temporada con buenos ojos en los próximos días es que, finalmente, habrá intención de cambio en busca de conceptos más simples.

Que con ello veamos más carreras decoradas con el mínimo de separación entre cada auto, los pilotos ya los tenemos. Falta un lienzo blanco para pintar la temporada nueva.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Sergio Pérez
Tipo de artículo Artículo especial