Max Verstappen, el campeón que cambió las reglas de la F1

Max Verstappen ha logrado este 2021 romper el dominio de Hamilton y Mercedes y cumplir con lo que se esperaba de él: ser campeón del mundo. Pero... ¿quién es realmente y qué le hace tan especial?

Max Verstappen estaba llamado a ser campeón del mundo de Fórmula 1 desde hace varios años, quizás incluso desde que se subió por primera vez a un coche, y en este 2021 ha cumplido la profecía.

Un piloto rapidísimo, agresivo, algo polémico y súper talentoso que incluso ha cambiado las reglas de la máxima categoría y que ha podido destronar al fin a Lewis Hamilton y Mercedes, máximos dominadores desde que comenzó la era turbo híbrida en la Fórmula 1.

Conozcamos un poco más a Max Verstappen, el campeón del mundo de 2021.

El GP de Abu Dhabi 2021 de F1:

Verstappen, un niño que llegó con un volante de F1 bajo el brazo cuando nació

Max Emilian Verstappen nació el 30 de septiembre de 1997 en Hasselt, Bélgica, donde finalmente su madre Sophie Kumpen pudo estar acompañada de su padre, Jos Verstappen, que había llegado a tiempo tras disputar dos días antes el GP de Luxemburgo de F1, y que así también pudo viajar tranquilo 10 días después al lejano GP de Japón.

Sí, Max, aquel bebé que pesó 3,175 kilos al nacer y midió 48,5 centímetros, hijo de un piloto de F1, estaba destinado a llegar a la máxima categoría del automovilismo desde el día en que nació, y no le faltaron medios ni oportunidades para conseguirlo.

Pero no solo a Jos le debe Max su don. Su madre, Sophie, demostró también tener mucho talento en karting, derrotando a algún que otro piloto de F1, mientras que el bebé Max empezó a visitar circuitos incluso antes de aprender a andar.

El dominio de Verstappen en el karting desde su primera temporada

Su padre fue su tutor, quien guio al neerlandés en sus primeros años en karting, una etapa que completó de manera brillante con multitud de victorias y títulos y que arrancó en 2005, cuando tenía solo siete años. Esa temporada en la categoría mini del Campeonato de Bélgica, Verstappen fue acumulando victoria tras victoria hasta, poco después de su octavo cumpleaños, convertirse en campeón de su país sin haberse bajado del primer puesto. En 2006 repitió, ganando también el 100% de las carreras (21) para ser bicampeón de karting de Bélgica.

En 2007 no se conformó con dominar el campeonato en Bélgica en una categoría superior, sino que también se coronó en Holanda, en el Rotax Mini Max neerlandés. Y sí, en ambas lo hizo ganando todas las carreras, lo que le mantenía invicto después de tres temporadas en las carreras.

En 2008 llegaron sus cuatro primeras derrotas (un segundo puesto, un tercero, un 14º tras un trompo en lluvia y otra carrera en la que no pudo ni tomar la salida por problemas en su kart). Sin embargo, no acabó su racha de títulos, ya que fue campeón en las Benelux Karting Series (categoría Mini Max), en el Desafío Belga Rotax Max (categoría Mini Max) y en el Campeonato de Bélgica de Karting, en categoría cadete.

2009 vería otro paso adelante de Verstappen, ya que se proclamó ganador de los tres campeonatos que disputó con un total de 39 victorias en 42 carreras (con dos segundas posiciones). En la otra, en Ostricourt (Francia), sufrió un problema de carburador que le mandó a la 19ª plaza para la segunda manga, pero eso no le impidió lograr una brutal remontada para ganar.

Ya con 12 años, en 2010, Max pudo codearse con pilotos más mayores que él y disputó campeonatos internacionales con el equipo italiano CRG. En la categoría KF3, fue campeón en las WSK Euro Series, WSK World Series y la WSK Nations Cup; subcampeón en la Winter Cup y en el Campeonato del Mundo CIK-FIA y quinto en el Campeonato de Europa CIK-FIA.

No fue el 2011 su año más fácil. Ahí, Max solo pudo ser campeón en las WSK Euro Series, además, varios accidentes (y una lesión en las costillas) le obligaron a abandonar en el Campeonato del Mundo y ser solo 14º en el de Europa.

La temporada 2012 fue de un gran aprendizaje, ya que disputó diez campeonatos distintos en tres categorías diferentes. La victoria se le seguía resistiendo en el Campeonato del Mundo, el Campeonato de Europa y la Copa del Mundo, pero en su despedida del karting, en 2013, llegó por fin la coronación.

Con 15 años, fue campeón del mundo y doble campeón de Europa de karting (KZ y KF), además de ganar las WSK Euro Series, WSK World Series y la Winter Cup .

Los primeros pasos de Max Verstappen en monoplazas

Cuando nació Max, en 1997, en la web personal de su padre Jos Verstappen aparecía una profecía fallida: "Si Max ha heredado el talento de correr de sus padres, ha nacido un nuevo piloto de F1 para el año 2020". Fallida porque Verstappen estaba dispuesto a adelantarse a sí mismo y fue acortando etapas en su camino hacia la cima.

Aún en 2013, Verstappen disputó sus primeros test con monoplazas. El primero fue en Pembrey (Gales) con un Fórmula Renault 2.0 de KTR, antes de completar más pruebas con ese equipo y de liderar (con récord incluido) tanto un test en Hungaroring con Tech 1 como otro en Barcelona.

El Team Motopark le permitió acabar el año con un monoplaza de la F3 Cup, donde demostró su calidad con el mejor tiempo del día.

Verstappen pasó directamente a la F3 en 2014, su primera temporada completa en monoplazas, en la que logró con Van Amersfoort un brillante triunfo en el Zandvoort Masters además de otras 10 victorias (más que cualquiera de sus rivales) que le permitieron acabar tercero en el Campeonato Europeo de F3 de la FIA por detrás de Esteban Ocon y Tom Blomqvist.

Verstappen, el piloto más joven en la historia de la F1

De manera inevitable, los ojos de los equipos de la F1 se clavaron en el joven de 16 años, y Red Bull Racing se hizo con sus servicios ganando una batalla que sería decisiva para el futuro. ¿Y cómo lo hicieron? Ofreciéndole algo que nadie más pudo igualar: tras solo un año en monoplazas, le dieron un asiento en Fórmula 1 con Toro Rosso.

Y así, solo tres días después de su decimoséptimo cumpleaños, el holandés debutó en un gran premio oficial con Toro Rosso en los entrenamientos libres del Gran Premio de Japón de 2014. Luego, en marzo de 2015, con 17 años, cinco meses y 15 días, Verstappen se convertía en el piloto más joven de la historia en disputar una carrera, la del GP de Australia, el primero (y único) en hacerlo siendo menor de edad.

El resto es más o menos conocido, pero vamos a ver cómo ha ido creciendo en F1 el brillo de la estrella Max Verstappen.

Verstappen, el piloto que cambió las reglas... ¡de la Fórmula 1!

El récord de piloto más joven de la historia lo tenía desde 2009 el español Jaime Alguersuari, y que el debut de Verstappen fuera dos años antes (e insistimos, siendo menor de edad), hizo que la FIA reaccionara aumentando la edad mínima de entrada a la F1 a 18 años desde 2015 en adelante.

Por lo tanto, y si no cambian nunca más esa regla, Verstappen no solo será el primero, sino también el único que ha corrido en F1 sin ser mayor de edad.

En ese GP de Australia 2015, su primera carrera, Verstappen se quedó sin puntuar debido a un fallo en el motor de su Toro Rosso, pero lograría puntuar en la segunda, en Malasia, con una asombrosa séptima posición.

Eso fue el comienzo de una gran temporada de debut en la que ganó la batalla a su compañero Carlos Sainz, aunque eso no sería nada con lo que le esperaba en 2016.

Cuando el asesor de Red Bull, Helmut Marko, decidió prescindir de Daniil Kvyat tras solo cuatro carreras (polémicas) en 2016, el ascenso de Verstappen al primer equipo fue una sorpresa, pero, al mismo tiempo, estaba completamente justificado por su meteórico debut en la categoría reina.

En el Gran Premio de España, su primera carrera con Red Bull, Verstappen volvió a hacer historia al mantener por detrás al Ferrari de Kimi Raikkonen para convertirse en el ganador más joven de un gran premio de F1, con 18 años, 7 meses y 15 días.

De la noche a la mañana, Verstappen había llegado a la zona alta de la parrilla de F1. Aparecía un nuevo rival con el que tanto Lewis Hamilton como Sebastian Vettel y Raikkonen tenían que contar.

La de la edad no fue la única regla que cambió Verstappen. Su agresivo estilo de conducción en las luchas cuerpo a cuerpo, tras dos incidentes con Raikkonen en Hungría y Bélgica, provocó que la FIA emitiera una aclaración de las reglas para el GP de Estados Unidos, cuestionando los movimientos de Verstappen.

Esa 'regla Verstappen' no duró mucho tiempo. La FIA, antes de 2017, decidió dar más libertad a los pilotos en las batallas rueda a rueda, lo que favorecía al neerlandés.

Obviamente, como le pasó a cada piloto, en sus primeros años Verstappen cometió algún que otro error, pero algo en Verstappen recordaba al difunto Ayrton Senna, también conocido por tener una agresividad similar a la hora de correr.

Desde su primera etapa en F3 en Inglaterra, Senna constantemente intentó meterse en la cabeza de sus rivales, intimidándolos para que se rindieran o se arriesgaran a sufrir un accidente.

En 2016, vimos algo así en Verstappen, que una y otra vez defendía su conducción y se declaraba inocente acompañando maniobras cuestionables con comentarios polémicos tras las carreras. En 2017 ganaría dos carreras más, pero volvió a tener varios incidentes que provocaron incluso tirones de orejas de su mentor Helmut Marko y su jefe de equipo Christian Horner.

Si en algún momento ha tocado fondo Verstappen en F1, se podría decir que fue en el GP de Mónaco de 2018, cuando se perdió la clasificación tras un accidente en la FP3, mientras su compañero Ricciardo lograba ganar.

Eso produjo un 'reseteo' en Verstappen, que a partir de ahí dejó increíbles actuaciones que le dieron 10 podios en las siguientes 15 carreras. Un Verstappen mucho más calculador fue tercero en el mundial 2019, aunque dejó un bochornoso incidente con Ocon en Brasil (empujándole varias veces) por el que la FIA le impuso dos jornadas de servicio público.

Aunque no hubo nueva regla, Verstappen provocó otro cambio de filosofía cuando quedó impune tras sacar de pista a Leclerc y acabar ganando el GP de Austria 2019. A partir de ahí, junto al lema 'Let them race' (Déjalos correr) volvimos a ver en toda la parrilla más dureza en las luchas por posición y más libertad para los pilotos.

La 'Max Manía', la marea naranja en apoyo a Verstappen en los circuitos de F1

 

Más allá de cambios de reglas, Max Verstappen ha supuesto un enorme cambio en la máxima categoría, tal y como hizo en España Fernando Alonso en los primeros años de este siglo. Aunque nació en Bélgica, su país siempre se ha considerado Países Bajos, y allí reavivó la llama de una nación apasionada a los deportes que allá donde iba uno de los suyos le acompañaba con una marea humana de color naranja.

La afición holandesa, famosa sobre todo por acompañar a su equipo de fútbol (que atravesaba una racha negativa), comenzó a llenar los circuitos de la F1. Tras su primera victoria en Barcelona, su número de fans creció y creció y Max pasó a ser archiconocido en su país, superando incluso la fama de su padre Jos.

Los ejércitos de aficionados holandeses se esparcieron por todos los circuitos de Europa, coloreando las gradas de naranja (como había pasado con Alonso y la marea azul) e impulsando la venta de entradas en varios grandes premios.

Sin una cita holandesa en el calendario, el Gran Premio de Bélgica en Spa-Francorchamps fue el mayor beneficiado de la 'Max Manía'. Después de un par de años complicados tras la retirada de Schumacher, Spa comenzó a llenarse de nuevo, gracias a la afluencia masiva de fans de la cercana Holanda.

El éxito de Spa inspiró a los Países Bajos a luchar por volver al calendario de la F1 para hacer feliz a Verstappen y a su legión de fans.

El Gran Premio de Holanda en Zandvoort fue un pilar del Campeonato del Mundo de Fórmula 1 entre 1952 y la última carrera de 1985, y haciendo uso del momento de gran popularidad de Verstappen y el creciente interés en la F1, tanto Zandvoort como Assen lucharon para albergar un gran premio de nuevo en el país.

Al final, Zandvoort se impuso, con un renovado diseño de circuito. Y aunque en 2020 no pudo llegar el estreno porque la pandemia de COVID-19 obligaba a que la carrera fue a puerta cerrada, el GP de Países Bajos volvió por todo lo grande, con un lleno absoluto y además victoria de Verstappen ante su gente, en 2021.

Podio: ganador Max Verstappen, Red Bull Racing
Podio: ganador Max Verstappen, Red Bull Racing
1/14

Foto de: Sam Bloxham / Motorsport Images

Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B
Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B
2/14

Foto de: Red Bull Content Pool

Ganador Max Verstappen, Red Bull Racing, celebra enParc Ferme
Ganador Max Verstappen, Red Bull Racing, celebra enParc Ferme
3/14

Foto de: Glenn Dunbar / Motorsport Images

Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B
Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B
4/14

Foto de: Charles Coates / Motorsport Images

Podio: segundo lugar Lewis Hamilton, Mercedes, ganador Max Verstappen, Red Bull Racing
Podio: segundo lugar Lewis Hamilton, Mercedes, ganador Max Verstappen, Red Bull Racing
5/14

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Ganador Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B, pasa a su equipo en el muro de boxes tras cruzar la línea de meta
Ganador Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B, pasa a su equipo en el muro de boxes tras cruzar la línea de meta
6/14

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Ganador Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B cruza la meta
Ganador Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B cruza la meta
7/14

Foto de: Glenn Dunbar / Motorsport Images

Lewis Hamilton, Mercedes W12, Sergio Pérez, Red Bull Racing RB16B
Lewis Hamilton, Mercedes W12, Sergio Pérez, Red Bull Racing RB16B
8/14

Foto de: Andy Hone / Motorsport Images

Podio: ganador Max Verstappen, Red Bull Racing
Podio: ganador Max Verstappen, Red Bull Racing
9/14

Foto de: Sam Bloxham / Motorsport Images

Lewis Hamilton, de Mercedes, 2ª posición, y Max Verstappen, de Red Bull Racing, 1ª posición, se felicitan mutuamente en el Parc Ferme tras la carrera
Lewis Hamilton, de Mercedes, 2ª posición, y Max Verstappen, de Red Bull Racing, 1ª posición, se felicitan mutuamente en el Parc Ferme tras la carrera
10/14

Foto de: Andy Hone / Motorsport Images

Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B, George Russell, Williams FW43B, saliendo de pits
Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B, George Russell, Williams FW43B, saliendo de pits
11/14

Foto de: Andy Hone / Motorsport Images

Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B
Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B
12/14

Foto de: Red Bull Content Pool

Fans
Fans
13/14

Foto de: Andy Hone / Motorsport Images

Arrancada Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B, Lewis Hamilton, Mercedes W12, Valtteri Bottas, Mercedes W12
Arrancada Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B, Lewis Hamilton, Mercedes W12, Valtteri Bottas, Mercedes W12
14/14

Foto de: Steven Tee / Motorsport Images

Max Verstappen, máximo exponente de la generación Twitch o generación Youtube

Si cuando Alonso o Raikkonen llegaron a la F1 recién estrenados los años 2000 hubo quien se refirió a ellos como la generación de la Play Station, bien podríamos considerar a Verstappen y los actuales jóvenes de la parrilla como los pilotos de la generación Youtube o Twitch.

La popularidad de Verstappen ha crecido también mucho fuera de su país incluso antes de ser en este 2021 candidato al título. Con 24 años, él y Leclerc (de la misma edad) son las caras de la nueva generación de estrellas de la F1.

Verstappen y Leclerc ya han luchado rueda con rueda en la pista real en varias ocasiones y los dos recibieron un contrato de larga duración que les unía a Red Bull y Ferrari respectivamente (ahuyentando a los rivales que quisieran hacerse con sus servicios).

En la era de las redes sociales, Verstappen y los otros pilotos también son claves para llevar a la Fórmula 1 a una nueva generación de fans. Desde la cuarentena por el coronavirus en 2020, los Esports y las carreras de simulación han experimentado un enorme aumento en popularidad.

Junto con el trabajo estelar del piloto de McLaren y rey de Twitch, Lando Norris, las hazañas en carreras de Esports de Verstappen pueden ser de gran ayuda para construir un puente entre los dos mundos diferentes de los que la Fórmula 1 puede aprovecharse.

Con 24 años y casi tres meses, Verstappen ya ha disputado 140 grandes premios, se ha anotado casi 60 podios y casi 20 victorias, más o menos la misma edad con la que Lewis Hamilton consiguió su primera victoria en 2007. Desde entonces, el británico ha conseguido cifras de tres números en la F1.

En siete años en Fórmula 1, Verstappen ha recorrido un largo camino, pero su carrera, pese a todo, solo acaba de comenzar. Ahí está Alonso con 40 años, 18 más que Max, demostrando que la edad es solo un número. Quién sabe cómo será el futuro impacto de Verstappen en el deporte, pero aunque no ha superado el récord del campeón más joven de la historia (lo tiene Vettel con 23 años y 4 meses, y de hecho Hamilton y el mencionado Alonso se coronaron con menos edad que Max), ya ha inscrito su nombre y apellido en letras de oro en la lista histórica de 34 campeones del mundo de F1.

¿Su techo? Se desconoce.

compartidos
comentarios
Mercedes presenta su intención de apelar la decisión de la FIA
Artículo Anterior

Mercedes presenta su intención de apelar la decisión de la FIA

Siguiente artículo

Marko ataca a Mercedes y amenaza con sacar a Red Bull de la F1

Marko ataca a Mercedes y amenaza con sacar a Red Bull de la F1