Di Grassi pasó "del infierno al cielo" con su triunfo en México

compartidos
comentarios
Di Grassi pasó "del infierno al cielo" con su triunfo en México
Por:

El ganador del ePrix de Ciudad de México, Lucas di Grassi, definió su fin de semana como un continuo viaje del infierno al cielo y viceversa. Al final fue la gloria, y ahora el campeonato se encuentra más apretado.

Podio: ganador de la carrera Lucas di Grassi, Audi Sport Team Abt, segundo lugar Jean-Eric Vergne, T
Ganador de la carrera Lucas di Grassi, Audi Sport Team Abt
Podio: ganador de la carrera Lucas di Grassi, Audi Sport Team Abt, segundo lugar Jean-Eric Vergne, T
Lucas di Grassi, ABT Schaeffler Audi Sport
Lucas di Grassi, ABT Schaeffler Audi Sport
Lucas di Grassi, ABT Schaeffler Audi Sport
Podio: el ganador de la carrera, Lucas Di Grassi, ABT Schaeffler Audi Sport
El ganador de la carrera, Lucas Di Grassi, ABT Schaeffler Audi Sport
Podio: el ganador de la carrera, Lucas Di Grassi, ABT Schaeffler Audi Sport
Podio: el ganador de la carrera, Lucas Di Grassi, ABT Schaeffler Audi Sport
Podio: el ganador de la carrera, Lucas Di Grassi, ABT Schaeffler Audi Sport
Podio: ganador de la carrera Lucas di Grassi, Audi Sport Team Abt celebra con el equipo
Sébastien Buemi, Renault e.Dams
Sébastien Buemi, Renault e.Dams
Sébastien Buemi, Renault e.Dams

Ciudad de México.- El destino le debía una victoria en México al brasileño Lucas di Grassi en Fórmula E. En la edición 2016 del ePrix de la Ciudad de México, fue el mejor en la pista, pero una irregularidad relacionada con el peso del coche hizo que en la verificación técnica perdiera esa victoria, cediéndole el triunfo a Jerome D’Ambrosio.

En esta ocasión no hubo nada que pudiera para al brasileño quien, como en la temporada anterior, sale de México como el rival más cercano del suizo Sébastien Buemi. El sudamericano terminó con la racha de tres victorias del piloto de Renault eDams para acercarse a cinco puntos en el campeonato de pilotos (76-71 puntos).

“Vamos a luchar hasta el final por el campeonato. Esta vez demostramos que tenemos el potencial y el espíritu”, destacó Lucas, que añadió: “Creo que hice una de las mejores carreras de mi vida en términos de cómo piloté, de cómo fui eficiente con la administración de la energía”.

Pero no fue un fin de semana nada sencillo para Di Grassi. Su clasificación en el primer grupo resultó desastrosa, condenándole a las últimas posiciones. Y, como resultado salir tan atrás, fue víctima de un choque con el francés Stephane Sarrazin que le embistió por detrás y le obligó a parar en boxes para cambiar la parte trasera del monoplaza.

"Primero estaba en el cielo, era segundo en FP2 y aún podía ir mejor, pero caí al infierno en clasificación y salí atrás. Y la carrera fue como ir del cielo al infierno, luego al cielo y luego al infierno otra vez para finalmente acabar en el cielo", dijo a Motorsport.com.

El Safety Car que salió a pista para ayudar a limpiar las piezas que quedaron en el circuito tras los incidentes de la primera vuelta le ayudó a no ser doblado.

“Alguien me golpeó por la espalda, rompió mi alerón trasero. Era el alerón trasero, no podía hacer nada, pero entoces salió el coche de seguridad”, expresó Di Grassi.

A partir de ahí modificó su estrategia e hizo el cambio de coche antes que los líderes de la carrera. Cuando 'Pechito' López, que lideraba la prueba, regresó a pista, ya era tercero, por detrás de Di Grassi y D'Ambrosio, que siguió una estrategia similar.

Posteriormente, un Safety Car que apareció por un incidente de Loic Duval permitió a Di Grassi tomarse un respiro y asegurarse de tener la energía suficiente para terminar la carrera.

“Fue una victoria increíble. Creo que pudo haber influido Dios, que estuvo mirando lo que sucedió la otra carrera (en México) cuando vencí y luego fuimos descalificados. Pero hoy es otra historia, porque hicimos un trabajo increíble”.

“Parecía que todo estaba perdido con el accidente, pero nunca desistimos, yo nunca lo hago. Tenemos que intentarlo siempre y hoy demostramos que nunca podemos rendirnos”.

“Me las arreglé para tener un colchón de tiempo y seguí usando la energía tratando de ser lo más eficiente posible. Me centré en mi carrera y salió bien”, señaló el brasileño.

"Carrera para olvidar" la de Buemi

Por su parte, el líder del campeonato, Sébastien Buemi, tuvo también un fin de semana lleno de altibajos. Viajó desde el Italia (donde estuvo en el Prólogo del WEC en Monza) y llegó a tiempo de disputar las dos primeras sesiones de libres, donde acabó en la primera posición.

Sin embargo, en la clasificación no fue tan bien y, tras aplicarse las sanciones, sólo era séptimo.

Buemi nunca pudo repetir el ritmo que mostró en los libres del Autódromo Hermanos Rodríguez y terminó 14º tras un error en boxes y un posterior trompo cuando ya estaba entre los cinco primeros en la parte final de la carrera.

Acabó fuera del top10, y sólo pudo rescatar un punto logrando la vuelta rápida de carrera: “Después del trompo sólo me centré en buscar la vuelta rápida”, expresó Buemi.

“Con el primer coche era rápido, pero no podía adelantar. Traté de cambiar la estrategia pero tuve problemas con la radio, mi equipo no podía oírme bien y fue difícil saber lo que teníamos que hacer. Después de todos los problemas tuve que ser precavido con la estrategia y perdí posiciones”. 

“Sin duda esta es una carrera para olvidar”, finalizó el suizo, que se mantiene como líder de la general, aunque ahora la ventaja es únicamente de cinco puntos.

Vídeo resumen de la carrera

Di Grassi remontó para ganar en una caótica carrera en México

Artículo Anterior

Di Grassi remontó para ganar en una caótica carrera en México

Siguiente artículo

BMW disputará la temporada 2018/2019 de Fórmula E como equipo

BMW disputará la temporada 2018/2019 de Fórmula E como equipo