Los pilotos de Fórmula E se enfrentarán a un "desafío único" en Roma

En el primer ePrix de Roma de la historia, los pilotos de Fórmula E estarán ante un gran reto por las calles de la capital italiana.

Foto de grupo con el  Papa Francisco, Alejandro Agag  CEO Fórmula E
Foto de grupo con el Papa Francisco, Alejandro Agag CEO Fórmula E

Foto: FIA Formula E

La pista del Circuito Cittadino Dell'EUR presenta 21 curvas y es el segundo trazado más largo del calendario de Fórmula E. Luca Filippi reconoce que las diferentes elevaciones de Roma añaden un elemento especial al que los pilotos también tendrán que adaptarse.

"Es muy interesante porque hay un gran cambio de elevación desde el inicio, que es la parte superior y donde estará la horquilla", dijo Filippi a Motorsport.com. "Luego, en la parte inferior, donde está el parque, va cuesta abajo y pasa por debajo de un túnel y luego sube por la colina [de nuevo]".

"Es interesante y casi único porque un gran cambio de elevación así no se encuentra en muchas calles, salvo quizás Mónaco y Macao. Es otra cosa más a la que tienes que adaptarte en cuanto al deslizamiento, especialmente cuesta abajo".

"Así que podría darse que tengamos que desarrollar nuestro estilo libre de pilotaje en lugar de depender únicamente del software. Definitivamente podría ser algo extra muy interesante".

Sin embargo, el vigente campeón Lucas di Grassi cree que los cambios de elevación no crearían un impacto significativo en el estilo de pilotaje.

"Los cambios de elevación tienen muy poco efecto, es prácticamente nulo en una carrera de Fórmula E", explicó a Motorsport.com. "En una frenada específica, por ejemplo, si la frenada es muy cuesta abajo, puedes levantar un poco antes y usar el descenso para mantener un poco la velocidad del coche. Pero es algo muy pequeño".

"Creo que la  de Roma es genial porque es una pista técnica, muy desafiante con subidas, bajadas, curvas anchas, estrechas, horquillas... tiene de todo. Eso puede marcar una gran diferencia entre pilotos y equipos".

Di Grassi añadió que la longitud del circuito de Roma hace que sea poco probable que haya muchas variaciones estratégicas en la carrera del sábado.

"El único inconveniente de tener una pista larga en la Fórmula E es que la estrategia se vuelve muy reducida", dijo. "Porque si tienes que hacer una vuelta más o una vuelta menos, la cantidad de energía que necesitas gastar o ahorrar [es significativa]".

"La estrategia se vuelve más pequeña, así que es muy probable que todos hagan media carrera y paren a mitad carrera. Esta pista crea un gran desafío para nosotros".

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Fórmula E
Evento Roma ePrix
Tipo de artículo Noticias
Etiquetas circuitos formula e, formula e roma, roma