Fórmula 1
02 jul.
-
05 jul.
FP1 en
37 días
30 jul.
-
02 ago.
FP1 en
65 días
27 ago.
-
30 ago.
FP1 en
93 días
03 sept.
-
06 sept.
FP1 en
100 días
17 sept.
-
20 sept.
FP1 en
114 días
24 sept.
-
27 sept.
FP1 en
121 días
08 oct.
-
11 oct.
FP1 en
134 días
R
GP de México
29 oct.
-
01 nov.
FP1 en
156 días
12 nov.
-
15 nov.
FP1 en
170 días
R
GP de Abu Dhabi
26 nov.
-
29 nov.
FP1 en
184 días
Contenido Prime Motorsport.com
Especial

Contenido Prime Motorsport.com

Las 10 mejores actuaciones de Niki Lauda en F1

compartidos
comentarios
Las 10 mejores actuaciones de Niki Lauda en F1
Por:
20 may. 2020 17:15

Niki Lauda fue tres veces campeón del mundo de F1, sumó 25 victorias en 171 carreras del campeonato y dejó un gran legado. Estas fueron sus mejores actuaciones.

10ª GP de Mónaco 1973, Montecarlo

BRM P160E

Salida: 6º

Final: Abandono 

Niki Lauda, BRM P160E

Niki Lauda, BRM P160E

Photo by: Sutton Images

Niki Lauda, BRM P160E

Niki Lauda, BRM P160E

Photo by: Sutton Images

En 1973, Lauda tenía una deuda considerable por los préstamos que había obtenido para perseguir un futuro en el automovilismo, y estaba pagando un BRM F1 a plazos. Algunos ajustes financieros habían resuelto el primero pero, justo antes del Gran Premio de Mónaco, el segundo pago vencía y Lauda no tenía forma de pagarlo. Se dio cuenta de que tenía que dejar huella para que lo mantuvieran por sus méritos en pista, en lugar de por el dinero que podía (o no podía) traer.

El principal problema del BRM P160E fue la falta de potencia, pero el chasis era decente y Lauda se clasificó sexto, por delante del líder del equipo, Clay Regazzoni. Ayudado por algunos contratiempos delante, Lauda alcanzó el tercer lugar en la carrera y contuvo al Ferrari de Jacky Ickx hasta que la caja de cambios del BRM falló.

"Esa noche [el jefe de BRM] Louis Stanley sugirió que olvidáramos los pagos a plazos", escribió Lauda en su autobiografía To Hell and Back.

Aún más importante, la carrera fue clave para obtener el interés de Ferrari para 1974. "Parece que había llamado la atención de Enzo Ferrari, que había visto el GP de Mónaco por televisión", agregó Lauda.


9ª GP de Sudáfrica 1977, Kyalami

Ferrari 312T2

Salida: 3º

Final: 1º

Niki Lauda, Ferrari 312T2, Jody Scheckter, Wolf WR1 Ford y James Hunt, McLaren M23 Ford

Niki Lauda, Ferrari 312T2, Jody Scheckter, Wolf WR1 Ford y James Hunt, McLaren M23 Ford

Esta carrera es recordada principalmente por el horrible accidente en el que se mató Tom Pryce y un comisario. Pero también debe recordarse como un hito en la recuperación de Lauda.

El regreso tras su accidente de Nurburgring ya había sido notable, pero, antes de la tercera ronda de 1977, Lauda todavía no había vuelto a ganar. No menos significativo fue el hecho de que su nuevo compañero de equipo, Carlos Reutemann, había logrado una victoria, y Ferrari era en gran medida el equipo de Niki. ¿Habría un cambio de poderes?

El vigente campeón mundial y poleman, James Hunt, lideró al comienzo, con Lauda detrás. El Ferrari siguió al McLaren y, al comienzo de la vuelta 7, Lauda se colocó a la cabeza. Mientras Hunt volvía su atención a defender el segundo puesto, Lauda se alejó.

Lideró el resto de la carrera y ganó por 5,2 segundos, pero estuvo más cerca del fracaso de lo que parecía. Describió el coche como "completamente ido", según el reportero de Autosport Jeff Hutchinson. “Con eso se refería a la presión del aceite y la temperatura del agua, que le habían estado alertando durante las últimas 25 vueltas".

“Su Ferrari había recogido parte de los restos del accidente de Pryce y habían dañado el sistema de agua. Terminó con solo un tercio de los habituales 12 litros de agua restantes. Es casi seguro que el motor habría explotado durante la próxima vuelta o dos".

Sin embargo, Hutchinson agregó: “Fue una victoria brillantemente ejecutada. Cuidado, ¡Lauda ha vuelto!".


8ª GP de EE UU Oeste 1982, Long Beach

McLaren MP4/1B

Salida: 2º

Final: 1º

Niki Lauda, McLaren MP4B Ford

Niki Lauda, McLaren MP4B Ford

Después de dejar la categoría a finales de 1979, un test de Donington Park con McLaren convenció a Lauda de que podría ser competitivo si regresaba a la F1 en 1982, y se lo demostró a todos los demás en su tercera carrera.

Batido en la pole de Long Beach por una última vuelta de Andrea de Cesaris, Lauda tuvo que seguir al Alfa Romeo en las primeras etapas de la carrera. Aunque la distancia creció hasta los 5,4 segundos, Lauda pronto la redujo.

En la vuelta 15, de Cesaris le dio a Lauda la oportunidad que necesitaba. "A través de la chicane al comienzo de Shoreline Drive, Raul Boesel molestó a De Cesaris, y en la salida decidió mostrar sus sentimientos, sacudiendo su puño derecho cuando debería haberlo usado para cambiar de marcha", informó Nigel Roebuck de Autosport.

"Lo vi levantar la mano en un gesto amenazador y me dije a mí mismo: debería cambiar de marcha ahora", dijo Lauda en To Hell and Back. "Me aparté de él, dejándole mucho espacio. Después de todo, tienes que cuidarte cuando pasas a alguien que está tan ocupado sacudiendo su puño que olvida que tiene que cambiar de marcha".

Lauda completó el movimiento en la primera curva y comenzó a alejarse. Cuando de Cesaris se retiró poco antes de mitad de carrera, Lauda se quedó con una ventaja de casi 50 segundos sobre el Williams de Keke Rosberg. "Hizo que el asunto de doblar en Long Beach rápidamente pareciera engañosamente poco dramático y sencillo", escribió Roebuck, quien comparó la conducción con las actuaciones de Ferrari de Lauda a mediados de la década de los 70.

Aunque se frenó a sí mismo en un momento, cuando la superficie de la pista se resquebrajó, Lauda ganó.


7ª GP de Sudáfrica 1983, Kyalami

McLaren MP4/1E

Salida: 12º

Resultado: 11º

Ricardo Patrese, Brabham leads the field at the start

Ricardo Patrese, Brabham leads the field at the start

Photo by: Motorsport Images

Niki Lauda, McLaren MP4-1E TAG

Niki Lauda, McLaren MP4-1E TAG

Photo by: Motorsport Images

Niki Lauda, McLaren MP4-1E TAG, leads Keke Rosberg, Williams FW09 Honda, and René Arnoux, Ferrari 126C3

Niki Lauda, McLaren MP4-1E TAG, leads Keke Rosberg, Williams FW09 Honda, and René Arnoux, Ferrari 126C3

Photo by: Motorsport Images

Lauda discutió con el diseñador John Barnard que el nuevo turbocompresor Porsche de McLaren debería funcionar antes del final de la temporada de 1983, para solucionar los errores.

Como temía Lauda, ​​el MP4/1E reveló algunos problemas en la combinación McLaren-TAG Porsche pero, para el final de la temporada en Kyalami, se habían resuelto en gran medida y a la máquina de Lauda se le habían revisado los intercoolers.

Lauda arrancó 12º, pero se movió rápidamente a través de la parrilla. Después de solo 18 de las 77 vueltas, Lauda estaba detrás de los dominantes Brabham-BMW y había registrado una vuelta rápida superada solo por Nelson Piquet, que llevaba poco combustible.

Más de la historia de la F1:

El Brabham líder acumuló una ventaja tan grande que Piquet fue capaz de parar en boxes y salir todavía delante, mientras que Lauda paró poco después, cuando iba tercero. Pero problemas en la trasera derecha le hicieron volver en séptimo lugar. Lauda tuvo que remontar de nuevo.

Cuando Prost retiró su Renault justo antes de la mitad de carrera, Piquet solo necesitaba el cuarto puesto para asegurarse su segundo título. El brasileño bajó el ritmo y, finalmente, su compañero de equipo Riccardo Patrese, luego Lauda, ​​que nuevamente había escalado a la tercera posición, pasaron.

A falta de ocho vueltas, Lauda estaba a solo 2,9 segundos de Patrese, pero luego el Brabham respondió y lo aseguró cuando se rompió el turbo del Porsche. "Lauda será más rápido en 1984", profetizó Roebuck.


6ª GP de Francia 1984, Dijon

McLaren MP4/2

Salida: 9º

Final: 1º

Niki Lauda, McLaren MP4/2 TAG Porsche

Niki Lauda, McLaren MP4/2 TAG Porsche

Durante gran parte de la temporada 1984, Lauda sufrió para igualar a su compañero de equipo Prost en la clasificación y, a menudo, necesitaba un poco de suerte para vencerlo en las carreras. Una de las excepciones fue en la cita de casa de Prost. El francés tuvo problemas con una rueda, pero Lauda sintió que podría haberlo superado de todos modos.

Dos fallos en el motor y lluvia en la clasificación implicaron que Lauda comenzó noveno. Inmediatamente pasó a la ofensiva, escalando al tercer lugar después de 21 de las 79 vueltas, detrás del Renault de Tambay y Prost, que pronto tuvo problemas con una rueda.

Lauda presionó al líder Tambay, su ataque fue más agresivo de lo habitual. "Estaba preparado para arriesgarlo todo", dijo. "Mi calma habitual me había abandonado".

Finalmente, Tambay cometió un error y Lauda se puso en cabeza, pero luego hubo confusión. Había planeado hacer una parada de neumáticos a media distancia, pero no había visto ninguna señal y había perdido la noción de cuán avanzada estaba la carrera.

Gracias a su ataque anterior, los neumáticos de Lauda estaban KO, por lo que entró con un tercio de la carrera y la parada no fue rápida. Tambay pasó y Lauda condujo "como un loco" para alcanzarlo y retomar el liderato.

"Estaba realmente enfadado con Ron", escribió Lauda, ​​"porque no había respetado nuestro acuerdo de mitad de carrera. Siempre me cabrea cuando tienes que conducir más duro de lo necesario para ganar. Tomar riesgos innecesarios siempre es estúpido".


5ª GP de Mónaco 1975, Montecarlo

Ferrari 312T

Salida: 1º

Final: 1º

Niki Lauda, Ferrari 312T

Niki Lauda, Ferrari 312T

Photo by: Motorsport Images

Niki Lauda, Ferrari 312T, leads the field away at the start

Niki Lauda, Ferrari 312T, leads the field away at the start

Photo by: Ercole Colombo

HSH Princess Grace and Niki Lauda, 1st position, on the podium

HSH Princess Grace and Niki Lauda, 1st position, on the podium

Photo by: Ercole Colombo

La actuación dominante de Lauda en 1976 en las calles de Montecarlo casi entra en esta lista, logró la pole y lideró cada vuelta, pero su victoria de 1975 se destaca porque fue un evento más desafiante.

Lauda llegó sin haber ganado durante casi un año, pero se llevó la pole por 0,69 segundos. Un rápido Jean-Pierre Jarier atacó en Mirabeau, pero solo logró dañar su Shadow, y se estrelló más tarde en la primera vuelta. Eso dejó al Lotus de Ronnie Peterson y al segundo Shadow de Pryce persiguiendo al Ferrari mientras se alejaban del resto en condiciones de mojado.

Cuando la pista se secó, Pryce fue el primero del trío en entrar en boxes en busca de neumáticos lisos y un cambio de morro. Lauda entró después, dejando a Peterson líder, pero una lenta parada de Lotus (gracias a una tuerca) dejó al sueco sin opciones.

Lauda regresó al frente, ahora perseguido por el vigente campeón, Emerson Fittipaldi. Fittipaldi lo dio todo, pero la distancia se redujo lentamente hasta que la presión de aceite del motor 12 en línea de Ferrari comenzó a caer y esta comenzó a descender más rápidamente.

Afortunadamente para Lauda, ​​la lenta salida significó que la regla de las dos horas entró en vigencia y la bandera a cuadros se agitó después de 75 vueltas en lugar de 78. Pero dado su rendimiento, esa fue un poco de suerte que probablemente merecía.

La primera victoria de Lauda también fue la primera parte de un hat-trick que lo llevó a la cima de la tabla de puntos del Mundial de 1975, una posición que nunca dejó.


4ª GP de Mónaco 1978, Montecarlo

Brabham BT46

Salida: 3º

Final: 2º

Niki Lauda, Brabham BT46

Niki Lauda, Brabham BT46

Después de los líos políticos en Ferrari, Lauda disfrutó trabajando con el jefe de Brabham, Bernie Ecclestone, y el diseñador Gordon Murray. Sin embargo, su tiempo con Brabham-Alfa Romeo se vio lastrado por la poca fiabilidad.

Hubo momentos destacados y tal vez la mejor actuación de Lauda fue en Mónaco, un lugar que no le gustaba, pero en el que siempre sobresalió.

Lauda se clasificó tercero, detrás de su compañero de equipo, John Watson, y rodó tercero en las primeras fases, detrás de Watson y el Tyrrell de Patrick Depailler. Watson lideró hasta la vuelta 38 de 75, cuando el empeoramiento de los problemas de frenos lo envió a la escapatoria de la chicane. Poco después de eso, Lauda paró desde el segundo lugar para montar neumáticos nuevos después de un pinchazo.

“En los últimos 18 meses, lo hemos visto triunfar tan a menudo en la astucia y la consistencia. Pero esa política salió por la ventana después de su parada en boxes. Era Lauda en su mejor momento, y no podías evitar pensar en el impulso de Jochen Rindt en 1970", se leyó en Autosport.

Lauda volvió en sexto lugar, que se convirtió en quinto cuando el Lotus de Peterson se retiró. Luego atrapó el Ferrari de Gilles Villeneuve y estaba atacando cuando el 312T3 sufrió un pinchazo y se estrelló.

Watson le indicó a su compañero de equipo que iba tercero, lo que le permitió a Lauda perseguir al Wolf Jody Scheckter. Se abrió camino con menos de tres vueltas para el final. Durante su ataque, giró más rápido de lo que lo hizo en los libres, y 1,9 segundos más de lo que nadie logró en el GP.

"Hace mucho tiempo que no vemos una conducción como esta", valoró el reportero de Autosport. "Fue una actuación impresionante y majestuosa".


3ª GP de Portugal de 1984, Estoril

McLaren MP4/2

Salida: 11º

Final: 2º

Niki Lauda, McLaren MP4/2 TAG Porsche

Niki Lauda, McLaren MP4/2 TAG Porsche

Una carrera en la que un piloto termina 13 segundos detrás de su compañero de equipo normalmente no figuraría en una lista como esta, pero Lauda seleccionó el GP de Portugal de 1984 como la carrera de su vida cuando se lo preguntó Autosport. En gran parte, eso se debe a que hizo lo que tenía que hacer para llevarse el título al final de la que creyó que fue su temporada más complicada. Si Prost ganaba, Lauda tenía que terminar segundo para llevarse la corona.

Las cosas no comenzaron bien. Las posibilidades de Lauda no se vieron ayudadas por problemas eléctricos y de motor, a pesar de un cambio en su motor TAG Porsche. También cometió un raro error y solo pudo clasificarse 11º, nueve lugares y 1,4 segundos detrás de Prost. A pesar de encabezar la sesión de calentamiento, Lauda también sufrió una fuga de agua, lo que implicó otro cambio de motor, y la presión aumentaba.

El austriaco también tuvo problemas con su turbo izquierdo. "Estuve atrapado en el tráfico durante la mitad de la carrera", dijo Lauda a Autosport. "No podía pasar a nadie porque justo al principio mi turbo se rompió. No podía sacar la potencia, así que no podía pasar a nadie".

En la vuelta 9, Prost tomó la delantera y luego controló el GP. En este punto, Lauda era solo 9º y todavía tenía mucho trabajo por hacer. Ganó un lugar cuando el Renault de Derek Warwick trompeó en la vuelta 13 y otro cuando superó al Lotus de De Angelis en la vuelta 19.

Pero entonces las cosas comenzaron a ir de otra manera. Superó a Stefan Johansson, que escapó del daño de un contacto menor, y pasó al quinto lugar cuando Michele Alboreto cometió un error. Luego, Lauda adelantó a Rosberg en la vuelta 31 y a Senna en la vuelta 33, pero Mansell, quien ocupaba el segundo lugar que necesitaba el austriaco, tenía 37,5 segundos de ventaja.

La distancia se redujo un poco por un tiempo, pero todavía era de 26,3 al final de la vuelta 43 y luego comenzó a verse ralentizado por el tráfico. Lauda creía que habría atrapado a Mansell, pero no.

Luego vino el giro de fortuna de Lauda. Justo después de dos tercios de distancia, Mansell comenzó a sufrir graves problemas de frenos y en la vuelta 51 trompeó. Lauda pasó a la segunda posición cuando el Lotus entró en boxes para retirarse.

Prost se llevó la victoria, pero Lauda cruzó la línea 13,4 segundos más tarde para asegurar su tercer título mundial por medio punto.

"Este campeonato significa más que los demás", dijo Lauda. “Me gustó mi victoria en 1977, volver después del accidente, pero fue mucho más difícil. Cuando ganas el título contra un hombre como Prost, y el equipo es el mismo, no puedes relajarte ni una sola carrera. Ha habido presión en todo el camino".


2ª GP de Holanda 1985, Zandvoort

McLaren MP4/2B

Salida: 10º

Final: 1º

Niki Lauda, McLaren, Alain Prost, McLaren, Ayrton Senna, Lotus

Niki Lauda, McLaren, Alain Prost, McLaren, Ayrton Senna, Lotus

Photo by: Motorsport Images

Niki Lauda, McLaren

Niki Lauda, McLaren

Photo by: Rainer W. Schlegelmilch

Si Lauda tuvo suerte a veces en 1984, todo eso se evaporó al año siguiente mientras luchaba por terminar carreras. Comenzó a perder interés y decidió retirarse, pero aún quedaba una gran victoria más.

Lauda perdió potencia en la sesión de libres más rápida y se encontró solo en el 10º puesto en la parrilla en Zandvoort, pero, como de costumbre, los McLaren-Porsche fueron impresionantes en carrera.

El poleman Piquet no arrancó al comienzo y tampoco el Arrows de Thierry Boutsen, y Lauda completó la primera vuelta en un notable quinto lugar. 

Lauda estaba sufriendo de sobreviraje, gracias a la elección de un neumático compuesto más duro para la parte trasera izquierda, y paró a montar una nueva goma. Más tarde admitió que sintió que el cambio había sido demasiado pronto, pero fue mejor que la parada posterior de Prost en la vuelta 33m que lo dejó en tercer lugar, a un cuarto de minuto del líder, Lauda.

Al contrario de lo que creía que se había planeado, el equipo había equipado la misma combinación de tres blandos y uno duro que había hecho antes. Aun así tenía sobreviraje.

Al igual que en el GP de Austria una semana antes, Prost comenzó a acercarse a su compañero de equipo. Esa batalla finamente equilibrada se arruinó cuando el turbo de Lauda falló, pero esta vez los dos McLaren llegaron hasta el final. En la vuelta 47, Prost, con blandos, pasó a Senna. La distancia con Lauda era de 10,7 segundos a 23 vueltas para el final.

Cuando faltaban siete vueltas, Prost estaba llenando los retrovisores de su compañero de equipo. "Iba absolutamente a fondo, al límite", admitió Lauda. “El lugar clásico para adelantarme era al final de la larga recta. Tuve que concentrarme particularmente en conducir en la curva antes de manera tan limpia que pudiera acelerar completamente lo antes posible".

Había otro lugar donde Prost podía probar, y lo hizo justo al final de la carrera.

"Trató de entrar por la fuerza en la chicane", relató Lauda. "Había estado esperando esto y mantuve la trazada media. Prost se fue a la hierba con dos ruedas".

Lauda resistió para llevarse su 25ª y última victoria de F1 por 0,232 ante el hombre que tomaría su relevo como campeón antes del final de la temporada.


1ª GP de Italia 1976, Monza

Ferrari 312T2

Salida: 5º

Final: 4º

Niki Lauda, Ferrari 312T2

Niki Lauda, Ferrari 312T2

“Dije que había vencido mi miedo rápida y limpiamente. Era mentira, pero hubiera sido una tontería decir la verdad y confirmar mi debilidad a mis rivales. En Monza estaba rígido de miedo. Entrenar bajo la lluvia el viernes antes de la carrera fue tan aterrador que salí del coche a la primera oportunidad disponible".

Las propias palabras de Lauda, ​​en To Hell and Back, ayudan a explicar por qué esta es la número 1. Técnicamente pudo no haber sido su mejor carrera, pero, solo seis semanas después de que casi se matara en el terrible accidente de Nurburgring, es casi seguro el regreso más sorprendente del automovilismo.

“Lo que hice mal fue intentar conducir tan rápido como lo hice antes del accidente, independientemente de mi condición débil y la lluvia".

Lauda fue yendo cada vez más rápido. No impresionado por la respuesta interna taimada de Ferrari al accidente, Lauda superó a sus dos compañeros de equipo, el habitual Regazzoni y Reutemann, traído para "reemplazar" a Lauda.

Sin embargo, fue sorprendido en la salida y cayó brevemente al 12 °. El Ferrari remontó y se enfrentó a la lluvia intermitente. Cuando ambos Tyrrell comenzaron a perder potencia, Lauda pasó a ser cuarto.

Con tres vueltas por delante, la presión de aceite del Ferrari 312T2 comenzó a caer, pero siguió adelante y mantuvo al Tyrrell de Scheckter por 0,1 segundos para asegurar el cuarto puesto. Su dolor e incomodidad después de una hora y media a un promedio de más de 190 km/h apenas se pueden imaginar.

"El héroe de la cita fue Niki Lauda, ​​que nunca se relajó", escribió Lyons. "Cuando se quitó el casco, su pasamontañas estaba empapado en sangre donde se habían abierto sus quemaduras aún sin cicatrizar".

Siguiente artículo
La F1 intensifica sus negociaciones con Hockenheim para 2020

Artículo Anterior

La F1 intensifica sus negociaciones con Hockenheim para 2020

Siguiente artículo

Los coches de Niki Lauda, al detalle

Los coches de Niki Lauda, al detalle

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Pilotos Niki Lauda
Autor Kevin Turner