La FIA aún no cambiará las reglas por el porpoising de la F1

La FIA quiere disponer de más datos sobre el comportamiento de los coches de Fórmula 1 antes de plantearse la posibilidad de introducir los límites de rebote previstos por motivos de seguridad. Esperarán hasta el GP de Francia.

La FIA aún no cambiará las reglas por el porpoising de la F1
Cargar el reproductor de audio

Antes del Gran Premio de Canadá, el máximo organismo del automovilismo emitió una directiva técnica (DT) a los equipos en la que anunciaba su intención de ayudar a limitar la cantidad de rebotes de los coches ante la preocupación por la seguridad de los pilotos.

La FIA quería crear una métrica de oscilación aerodinámica (AOM), que ayudaría a definir un límite al problema que hace a los coches rebotar hacia arriba y hacia abajo.

Una vez establecida la métrica, cualquier equipo que superara ese límite se vería obligado a elevar la altura de su carrocería para reducir el fenómeno del porpoising.

Cualquier equipo que se negara a cumplir los requisitos y cuyo coche siguiera rebotando se arriesgaba a ser excluido de un gran premio porque su monoplaza se consideraría una "construcción peligrosa".

La FIA comenzó a recopilar datos en el Gran Premio de Canadá, utilizando un acelerómetro en el coche para intentar comprender mejor el comportamiento de los Fórmula 1.

Tras el análisis de los datos recopilados en el circuito Gilles Villeneuve, y las conversaciones mantenidas desde entonces con los directores técnicos sobre la situación, la FIA quiere tener más información antes de plantearse tomar medidas.

Eso significa que, al menos para el Gran Premio de Gran Bretaña de este fin de semana, la métrica no está en vigor y los equipos de F1 seguirán siendo libres de hacer funcionar sus coches como deseen, tengan mucho rebote o no.

Se acabó la segunda estancia

Lewis Hamilton, Mercedes W13

Uno de los aspectos más polémicos de la directiva técnica del GP de Canadá fue la luz verde que se dio a los equipos para añadir un segundo soporte que reforzara el suelo de sus coches.

Eso desencadenó las quejas de algunos equipos por considerar que se trataba de una violación de los protocolos de la FIA, ya que las directivas técnicas no tienen autoridad para cambiar el reglamento.

Además, la rapidez con la que Mercedes pudo añadir un segundo tirante para los entrenamientos del viernes en Canadá suscitó la preocupación de que el fabricante alemán hubiera tenido algún aviso previo de las intenciones de la FIA.

Mercedes eliminó el segundo tirante el día siguiente cuando vio que no suponía un paso adelante de rendimiento y que algún equipo podía protestar y provocar su descalificación.

Relacionado:

Aunque existía la posibilidad de que la FIA lograra meter en el reglamento para la carrera de Silverstone de este fin de semana la posibilidad de un segundo tirante, finalmente no ha sido así.

De hecho no se concederán disposiciones extra a los equipos para ayudarles a tratar de deshacerse de los problemas de porpoising a los que se han enfrentado.

De hecho, no todos los equipos creían que la FIA tuviera que intervenir e involucrarse en el problema del porpoising.

El jefe de ingeniería en pista de Alfa Romeo, Xevi Pujolar, dijo: "Si queremos podemos lograr que el rebote no sea negativo".

"Depende de dónde se decida configurar el coche. Si queremos rebotar como un canguro, también podríamos lograrlo. Pero elegimos no hacerlo: no sólo por la comodidad del piloto, sino también para no dañar el coche. No veo ningún efecto en nuestro rendimiento con ello". 

compartidos
comentarios
La iniciativa de Lewis Hamilton anuncia sus primeras ayudas
Artículo Anterior

La iniciativa de Lewis Hamilton anuncia sus primeras ayudas

Siguiente artículo

Haas espera que aumente la cifra que se pide para entrar a la F1

Haas espera que aumente la cifra que se pide para entrar a la F1