Problemas por la COVID-19: Haas no puede encender su motor

La situación de la pandemia en el Reino Unido afecta a los preparativos de pretemporada de algunos equipos, entre ellos Haas, al que le faltan técnicos clave.

Problemas por la COVID-19: Haas no puede encender su motor

La crisis del coronavirus ya afectó a los equipos de Fórmula 1 con mayor o menor intensidad en la temporada pasada. Se intentó contrarrestarlo con un cierre obligatorio de las fábricas. Pero en las regiones donde el virus estaba especialmente extendido, como Italia, las operaciones normales eran casi impensables.

Ahora el panorama es similar, solo que esta vez los equipos ubicados en Gran Bretaña están en desventaja. La mutación del virus B.1.1.7 está causando estragos allí, por lo que hay estrictas restricciones para entrar y salir del país.

Para Haas, esto tiene implicaciones muy concretas. Este año, por primera vez, el equipo estadounidense construye sus coches en la fábrica de Banbury (Inglaterra), porque muchos de los componentes que se utilizarán a raíz de la normativa 2021 ya se encuentran allí. El motor, la caja de cambios y la aerodinámica Dallara llegarán desde Italia.

"Este año, eso es más fácil en términos de logística que enviar nuestras piezas a Italia para el montaje", explicó Günther Steiner, jefe del equipo, a Auto motor und sport. "Pero mientras que el traslado no es un problema para los componentes, es una historia diferente con los empleados. Por ejemplo, los técnicos importantes no pueden entrar en el país".

Así, cuando el VF-21 se ensamble en la primera quincena de febrero, el nuevo motor Ferrari que se instalará en la parte trasera probablemente permanecerá en silencio. El problema es que los técnicos necesarios para ponerlo en marcha no pueden entrar en el país debido a las restricciones.

Steiner, que se encuentra en Estados Unidos, también tendrá que prescindir de una visita en avión: "Si quisiera volar a Inglaterra, primero tendría que pasar dos semanas en cuarentena. Solo hay excepciones para los deportistas de élite".

Así que, por ejemplo, los preparativos finales de los asientos de Mick Schumacher y Nikita Mazepin sí podrán tener lugar.

Más de la F1 2021:

Sin embargo, debido a los obstáculos mencionados, no se espera que el nuevo motor se encienda por primera vez hasta los test de pretemporada en Bahrein en marzo. En cuanto al resto de piezas, a pesar de la extensa "transferencia" de 2020, hay muchas novedades, sobre todo relacionadas con las nuevas normas de los fondos planos para la F1 2021.

"Cosas como las aletas delanteros, los deflectores y la refrigeración de los frenos son nuevos. Había que adaptarlos a los nuevos fondos planos", explica Steiner. Por eso, Haas dedicó sus dos primeras sesiones de túnel de viento de este año a su modelo 2021.

Haas decidió no utilizar sus dos fichas de desarrollo, a las que cada equipo tiene derecho. "Podríamos haber construido un nuevo morro", explica Steiner. "Pero llegamos demasiado tarde. El programa del túnel de viento llevaba demasiado tiempo parado para que pudiéramos tener el morro listo antes de la fecha límite de finales de septiembre".

¿Significa eso que el foco de atención está ahora en el desarrollo para 2022? "Puede ocurrir que tengamos que rehacer el coche de 2021 de nuevo si descubrimos durante las pruebas que hemos cometido un error", dice Steiner.

"Ese sería el plan B, sin embargo. En realidad, no queremos dedicar más tiempo al túnel de viento con el coche de 2021", subraya el jefe del equipo. "Esperamos que la mitad delantera de la parrilla esté tan apretada como en 2020 y que los equipos que participan en ella sigan evolucionando y no tengan tanto tiempo para el coche de 2022".

Y mientras, en McLaren...

compartidos
comentarios
Ricciardo avisa: no va a McLaren a ser carne de meme con Norris

Artículo Anterior

Ricciardo avisa: no va a McLaren a ser carne de meme con Norris

Siguiente artículo

Norris: "El motor Mercedes será mucho mejor para McLaren"

Norris: "El motor Mercedes será mucho mejor para McLaren"