Mercedes insiste en que Red Bull no quiere rebajar la tensión de la F1 2021

Mercedes asegura que, después de tantos años de éxitos, la presión de Red Bull en la Fórmula 1 2021 no les incomoda, sino al contrario.

 Mercedes insiste en que Red Bull no quiere rebajar la tensión de la F1 2021

Pero a pesar de lo poco que separa a los dos mejores equipos de la F1, en una competición que se ha vuelto bastante acalorada en ciertos momentos, el mensaje que sale de la actual escudería campeona del mundo es completamente opuesto a lo que cabría esperar. 

En lugar de sentirse agobiado por la mayor amenaza que ha tenido en su dominio de la F1 en la era turbo híbrida, el jefe de Mercedes, Toto Wolff, afirma que el fabricante alemán se ha sentido liberado por ello. 

Después de años de dominio, en los que la motivación del equipo para seguir adelante estaba alimentada por el miedo a ser derrocado de la cima, Wolff dice que él y su gente se han visto fortalecidos por estar en una lucha en la que tienen todo para ganar. 

Hablando en exclusiva con Motorsport.com sobre si la emoción de principios de temporada por el desafío había sido sustituida por el aumento de estrés causado por el rendimiento de Red Bull, Wolff dijo: "En realidad se ha relajado, porque todos estos años hemos tenido la presión de: no podemos perder".

"Ahora ha cambiado a: depende de nosotros ganar, porque las probabilidades estaban en nuestra contra. Así que, de repente, el enfoque empieza a ser más fácil, lo que lo hace bastante agradable".  

"Las expectativas cambian. Es lo que hemos visto en otros equipos deportivos, cuando las expectativas son tan altas que resulta incluso inaceptable perder. Y creo que nosotros mismos nos condicionamos. Fijamos las expectativas de forma realista, y simplemente hemos disfrutado del viaje para volver a estar en una posición en la que podamos luchar." 

Esta temporada no es la primera vez durante sus años dominantes de la era turbo-híbrida que Mercedes se ha enfrentado a un rival por el título. 

Ferrari les presionó bastante en 2018/2019, cuando el conjunto italiano había logrado algunos avances llamativos con su unidad de potencia que luego resultaría ser la manzana de la discordia con sus rivales. 

Si se comparan las presiones de esa batalla con Ferrari, en comparación con lo que Mercedes afronta ahora con Red Bull, Wolff tiene claro cuándo su escuadra se sintió más presionada. 

"Los años de Ferrari fueron más intensos, porque creo que en esa etapa estábamos muy interesados en demostrar que no éramos una maravilla de una sola noche", explica. 

"Queríamos crear un legado de ser el mejor equipo durante unos años, y ahora lo hemos conseguido. Hemos ganado siete veces seguidas, algo que no se ha hecho en ningún otro deporte a nivel mundial".  

"Con eso, de repente, esa facilidad entró en juego. Seguimos siendo muy ambiciosos y competitivos. Pero la angustia de perder ha perdido su fuerza. Todavía la odiamos, pero es menos perjudicial". 

Condicionados por el reglamento técnico 2021

Detalle del fondo del Mercedes W12

Detalle del fondo del Mercedes W12

Uno de los factores que definen la apretada batalla por el título de este año entre Mercedes y Red Bull fue el cambio en la normativa técnica. 

En un intento de reducir la carga aerodinámica, la FIA introdujo cambios en las dimensiones del suelo, que se cree que han perjudicado más a los coches de baja inclinación anteroposterior (rake), como el Mercedes, que a sus rivales de alto rake

Al recordar el momento en que la realidad se hizo presente, Wolff dice que al principio el equipo se sintió optimista de que recuperaría las pérdidas. 

¡Atento!:

"Cuando el cambio de reglamento se produjo [se acordó] bastante temprano en la temporada 2020, pensamos que podíamos recuperarlo en términos de carga aerodinámica", dijo. "Pero parece que en el rendimiento relativo no nos pusimos al día tanto como pensábamos".

"Así que empezamos la temporada esperando ponernos al día, pero luego, obviamente, tuvimos estos primeros éxitos. Mirando a Bahrein, probablemente no deberíamos haber ganado la carrera por el ritmo puro del coche, pero lo hicimos. Y desde el principio de la temporada siempre estuvimos con un ligero déficit, aparte de quizás Barcelona y Portimao". 

Wolff dice que el impacto de los cambios en el suelo fue tal que Mercedes tuvo que reaprender el coche como si se tratara de una temporada con un reglamento completamente nuevo. 

"Creo que este año ha implicado para nosotros redescubrir el punto dulce del coche", dijo.  "Todos estos años lo hemos hecho funcionar en torno a una determinada configuración, y cuando de repente se produjo la pérdida de carga aerodinámica en la parte trasera del suelo, tuvimos que redescubrirla y encontrar el rendimiento en otros lugares". 

"Tuvimos fines de semana buenos y fines de semana peores, pero para nosotros fue realmente como empezar la temporada con nuevas regulaciones: al contrario de lo que les pasó a algunos de nuestros competidores". 

Toto Wolff y las relaciones con Red Bull

 

La lucha entre Red Bull y Mercedes no solo ha sido intensa en la pista, ya que también ha habido bastantes batallas fuera de ella. 

Además de la política sobre los alerones traseros flexibles, la presión de los neumáticos y los pitstops, las tensiones entre Wolff y el jefe de Red Bull, Christian Horner, estallaron a raíz de los comentarios realizados tras el accidente del GP de Gran Bretaña entre Lewis Hamilton y Max Verstappen. 

Wolff tiene muy clara una cosa: que los puntos de tensión entre Mercedes y Red Bull pueden deberse más a desacuerdos personales de los jefes que a que las dos organizaciones enteras estén en guerra. 

Los roces:

"Es muy importante no generalizar a Red Bull o a Mercedes", explicó. "Es un deporte de equipo, y hay individuos involucrados".

"El hecho de que ciertos individuos no se lleven bien entre sí, no significa que se esté faltando al respeto a la otra entidad y a la gente que trabaja allí, que intenta hacer el mejor trabajo posible para cumplir sus propios sueños y superar sus propias preocupaciones".

"Así que siempre hay respeto por estas organizaciones y por su gente".

Cuando se le preguntó si le sorprendió la forma en que se rompieron las relaciones entre Red Bull y Mercedes, Wolff dijo: "Las relaciones nunca fueron espléndidas, y eso viene de la pura competencia que tenemos. Pero yo diría que en la guerra de palabras, hemos tratado de mantener la calma, mantener la cabeza fría y no alimentar la controversia y la polarización entre nuestros fans aún más".

"El objetivo siempre fue desescalar. Desgraciadamente, en el otro lado ocurre lo contrario". 

La batalla por la corona de la F1 en 2021 está lejos de haber terminado.  

compartidos
comentarios
Alfa Romeo cree que puede atraer a un piloto top en F1

Artículo Anterior

Alfa Romeo cree que puede atraer a un piloto top en F1

Siguiente artículo

Qatar, listo para reemplazar al GP de Australia de Fórmula 1

Qatar, listo para reemplazar al GP de Australia de Fórmula 1