¿Puede la Fórmula 1 sobrevivir a la crisis financiera de 2020?

No hay duda de que la crisis global de 2020 afectará a la Fórmula 1 pero, ¿sobreviviría el campeonato a una temporada sin carreras?

¿Puede la Fórmula 1 sobrevivir a la crisis financiera de 2020?
Cargar el reproductor de audio

De momento es una pregunta hipotética, ya que oficialmente todavía quedan 14 carreras en el calendario mientras que otros seis eventos, a excepción de Mónaco y Australia, están esperando posibles nuevas fechas para también formar parte de una temporada 2020 que aún no arranca.

En sus últimas declaraciones, el jefe de la F1, Chase Carey, sugirió que existe la posibilidad de una mundial que conste de entre 15 y 18 carreras, aunque a medida que pasa el tiempo ese número parece menos realista, ya que el inicio no está ni mucho menos asegurado.

No hace falta un analista de Wall Street para adivinar hacia qué situación difícil se dirige la Fórmula 1. Casi todos sus ingresos económicos dependen de un factor bastante obvio: que se disputen al menos menos algunos fines de semana de gran premio.

Durante 2019, la Fórmula 1 recibió 2.022 millones de dólares por las carreras, dinero que venía de tres fuentes de ingresos principales: tarifas de alojamiento de carreras (30% el año pasado), tarifas de retransmisión (38%) y patrocinio (15%). Entre los demás ingresos están los derivados del Paddock Club y los negocios de Fórmula 2 y Fórmula 3.

En 2020, la F1 esperaba generar mayores ingresos generales gracias a un calendario de 22 carreras, el más largo de la historia, pero ahora está en una situación en la que cada gran premio que no se celebra representa una pérdida de entre 30 y 50 millones de dólares en ingresos.

Pero esas tarifas no se pagan un día después de haber celebrado la carrera sino por adelantado, lo cual genera un dilema en los dueños de la categoría: ¿reembolsarán el dinero o se puede retener como pago previo para una carrera del calendario 2021?

Las pérdidas en las tarifas de alojamiento son el resultado directo de las cancelaciones de carreras, pero según aumenta esta situación, se verán afectadas otras fuentes de ingresos, como los de televisión.

Las emisoras pagaron por una temporada completa, y cada vez que una cita queda descartada, eso los compromete en sus tratos con sus propios anunciantes y suscriptores. Se entiende que si se celebran menos de 15  carreras, las televisiones con derechos de retransmisión podrían recibir un reembolso parcial. De ello se deduce que, si finalmente no hay temporada, difícilmente se puede esperar que paguen cuando no tendrán nada que mostrar a sus espectadores.

Renault packing crates in the paddock

Se desconoce cuáles son las condiciones de cancelación que tiene la Fórmula 1 con sus principales patrocinadores como Heineken, DHL y Emirates. Después de todo, ¿quién podría predecir que una temporada podría desaparecer por completo?

Sin embargo, al igual que con las compañías de televisión y radio, es obvio que no quieran pagar si no pueden promocionar sus marcas en un calendario completo de carreras.

Entonces, ¿cuáles son las perspectivas comerciales para la F1 según se va reluciendo su calendario 2020, y qué piensa el mundo financiero en general?

Moody's Investors Service, una de las agencias de calificación y proveedores de información financiera más respetada, aporta una visión interesante. A pesar de las circunstancias difíciles, y con algunas condiciones, cree que la F1 tiene la capacidad de avanzar durante la tormenta.

Cuando los analistas de Moody's revisan el rendimiento de una empresa, sopesan los aspectos positivos y negativos, o esencialmente los riesgos, y elaboran una evaluación de hacia qué dirección se está yendo.

En un informe emitido el jueves, Moody's otorgó a F1, u ​​oficialmente el holding Alpha Topco Ltd, una calificación de deuda "B2", lo que implica que tiene un riesgo, pero sin llegar a ser excesivo, y añadía que "la perspectiva ha cambiado de positiva a negativa", una situación que a primera vista no suena muy prometedora.

De hecho, Moody's explicó el futuro inmediato de la F1 así: "La rápida y creciente propagación del brote de coronavirus, el deterioro de las perspectivas económicas mundiales, la caída de los precios del petróleo y la disminución de los precios de los activos están creando un shock crediticio severo y extenso en muchos sectores, regiones y mercados".

"Los efectos crediticios combinados de estos desarrollos no tienen precedentes y han afectado negativamente a la F1 debido a interrupciones en el calendario de carreras".

Moody's también dejó claro que la verdadera imagen de la situación dependerá de cuántas carreras finalmente puedan disputarse. "No es posible predecir el resultado de la temporada 2020 en este momento, con una gama de diferentes posibilidades, desde una modesta reducción del calendario para quedarse en entre 15 y 18 carreras, hasta una cancelación completa de la temporada".

Resumiendo el impacto, Moody's habla de "expectativas de débiles ganancias y generación de flujo de efectivo, mayor apalancamiento y erosión de liquidez en 2020 como resultado de esta interrupción en el calendario de carreras".

Chase Carey, Chairman, Formula 1

Chase Carey, presidente de la Fórmula 1

En términos simples, se espera que la F1 tenga que tirar de sus ahorros, pero también, pedir prestado, para llegar a final de 2020.

Moody's también señala que, incluso sin Covid-19, la F1 ya enfrentaba a varios retos este año, empezando por el Pacto de la Concordia para 2021, así como el hecho de que muchos contratos de retransmisión acaban a finales de este curso.

"Moody's no espera que la renovación del Paco de la Concordia derive en un resultado económico menos favorable para la compañía. Sin embargo, existe un cierto riesgo hasta que se firme un nuevo acuerdo".

Advierte además que "podría producirse una rebaja si se negocia un Pacto de la Concordia con términos materialmente adversos para la empresa, como un mayor reparto de premios para los equipos”.

Todo suena un poco precario, pero las empresas de todo el mundo, en todos los deportes, están en posiciones igualmente complicadas.

De manera crucial, Moody's ve la luz al final del túnel para la F1. Incluso si la temporada 2020 se pierde por completo y, por lo tanto, no hay ingresos, sus analistas creen que la compañía tiene la capacidad de recuperarse en 2021 y más allá, suponiendo, por supuesto, que el calendario haya vuelto a la normalidad y que se firme el Pacto que rige la relación de los equipos con los organizadores.

Moody's resume las fortalezas inherentes de F1 como "la flexibilidad de costes de la compañía, el bajo gasto de capital y el fuerte margen de liquidez para sobrevivir en escenarios severos a la baja, incluida la cancelación total de la temporada 2020", junto con "la naturaleza resistente de los flujos de efectivo de la compañía, impulsada ​​por múltiples contratos anuales y la fuerza de la franquicia F1 que respalda la recuperación del rendimiento comercial y financiero después de la crisis del coronavirus".

En esencia, Moody's cree que la marca F1 es lo suficientemente grande y tiene acceso a suficiente efectivo como para enfrentarse a la tormenta de 2020, incluso si se cancelan todas las carreras.

"La F1 tiene una fuerte liquidez y una base de costes lo suficientemente flexible como para gestionarla durante una temporada 2020 severamente dañada”. Eso, según Moody's, puede hacer que la Fórmula 1 tolere una cancelación completa.

"A 31 de diciembre de 2019, la F1 tenía un margen de liquidez considerable de alrededor de 900 millones de dólares, que supone un saldo en efectivo de 400 millones y una línea de crédito revolvente comprometida no utilizada de 500 millones".

"Moody's espera que eso sea suficiente para absorber las pérdidas de efectivo de posibles reembolsos de anticipos a promotores, patrocinadores y televisiones, pagos de los equipo, otros gastos generales y costes de intereses en caso de que se cancele la temporada 2020".

Esa empresa considera incluso que haya una cancelación total, si bien sigue existiendo un riesgo de que la liquidez de la compañía no sea suficiente, “el riesgo es bajo”.

Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1 W10, leads Max Verstappen, Red Bull Racing RB15, Charles Leclerc, Ferrari SF90, Sebastian Vettel, Ferrari SF90, Alexander Albon, Red Bull RB15, Lando Norris, McLaren MCL34 and the rest of the pack at the start

"La compañía también puede recurrir al apoyo de su propietario, Liberty Media Corporation, que actualmente cuenta con importantes recursos disponibles".

Ante esta situación, Moody's advierte de que podría haber un problema con el apalancamiento, esencialmente la relación deuda/ganancias dentro de la cual se le permite operar a la F1, pero considera que el problema podría superarse si los prestamistas involucrados están por la labor.

Y además, explica que: “ESTA es una consideración secundaria detrás de la gestión de la interrupción causada por el coronavirus en 2020, por lo que los objetivos financieros futuros pueden modificarse”.

"Sin embargo, la compañía sigue en buena posición para recuperar las métricas del balance una vez que se reanuden las actividades normales".

Eso suena positivo, aunque Moody's insiste en que su evaluación podría reducirse si la F1 no mantiene bajo control esa figura de apalancamiento crucial una vez que finalice la crisis, y señala que "quedan desafíos para mejorar el balance de la compañía después de 2020 en el contexto de un entorno económico potencialmente más débil".

Sin embargo, la conclusión general es que la F1 puede llegar hasta 2020 de una sola pieza, sin romperse. Al fin y al cabo es un negocio único, con una historia exitosa y una estructura inusual.

Sus mayores costes anuales son los pagos a los equipos y, dado que los ingresos se reducen a cero, el total de los pagos se reduce. Y aunque ahora hay una factura salarial en curso mucho mayor que en los días de Bernie Ecclestone, los costes relacionados con las carreras, como el transporte y los viajes, también se reducirán significativamente.

Además, la mayoría de los contratos con carreras, televisiones y patrocinio están vigentes para 2021, por lo que en teoría se tiene garantizado un ingreso a largo plazo.

Ante esta situación, Moody's concluyó que la "F1 está relativamente bien posicionada para recuperarse a la crisis posterior del coronavirus, respaldada por su naturaleza de ingresos contratados, una franquicia fuerte, una gran base de aficionados y una alta conversión de efectivo”.

"La compañía podría enfrentarse a algunos problemas de ingresos en 2021 a la hora de renovar los contratos de televisión y por el débil contexto macroeconómico”.

"Sin embargo, la fuerza y ​​el atractivo de la franquicia F1 ofrece cierta protección en el contexto de los desafíos más amplios del mercado de transmisiones”.

El otro lado de la historia involucra a los equipos: ¿las 10 escuderías sobrevivirán a la situación del 2020 y estarán en condiciones de inscribirse bajo el nuevo Pacto de la Concordia? Si no lo hacen, la F1 se debilitará sustancialmente.

↓ ¿Cuánto pagó cada equipo disputar la temporada 2020 de Fórmula 1? ↓

Mercedes
Mercedes
1/10

Foto de: Steve Etherington / Motorsport Images

Pago 2019: $4.838.348
Pago 2020: $5.490.812

Ferrari
Ferrari
2/10

Foto de: Glenn Dunbar / Motorsport Images

Pago 2019: $3.663.222
Pago 2020: $3.360.261

Red Bull
Red Bull
3/10

Foto de: Andy Hone / Motorsport Images

Pago 2019: $2.833.454
Pago 2020: $2.876.280 

Renault
Renault
4/10

Foto de: Steven Tee / Motorsport Images

Pago 2019: $1.212.131
Pago 2020: $1.062.742

Haas
Haas
5/10

Foto de: Andrew Hone / Motorsport Images

Pago 2019: $1.053.820
Pago 2020: $712.273

McLaren
McLaren
6/10

Foto de: Zak Mauger / Motorsport Images

Pago 2019: $884.591
Pago 2020: $1.363.144

Racing Point
Racing Point
7/10

Pago 2019: $830.001
Pago 2020: $962.608

Alfa Romeo
Alfa Romeo
8/10

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Pago 2019: $808.165
Pago 2020: $873.600

Toro Rosso
Toro Rosso
9/10

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Pago 2019: $726.280
Pago 2020: $1.029.364

Williams
Williams
10/10

Foto de: Dom Romney / Motorsport Images

Pago 2019: $584.346
Pago 2020: $562.07

(Haz clic en Versión Completa en caso que no te aparezcan)

compartidos
comentarios
Williams: "Nosotros no queremos un Mercedes rosa"
Artículo Anterior

Williams: "Nosotros no queremos un Mercedes rosa"

Siguiente artículo

Por qué la F1 prohibió los extremos X-Wings

Por qué la F1 prohibió los extremos X-Wings