Por qué la de Misano fue la victoria más especial de Márquez en dos años

Marc Márquez logró en Misano la tercera victoria de la temporada y la primera en un circuito que gira en el sentido de las agujas del reloj. El propio piloto señaló que este triunfo no tenía nada que ver con los de Sachsenring y Austin.

Por qué la de Misano fue la victoria más especial de Márquez en dos años

Después de lesionarse en la primera carrera de 2020 y permanecer de baja nueve meses en los que pasó hasta tres veces por el quirófano, Marc Márquez rompió su sequía de 581 días sin ganar el pasado mes de junio. El catalán lo hizo en el que, por resultados, es su trazado favorito, Sachsenring, donde no ha sido derrotado desde 2010 en ninguna categoría.

El piloto del Repsol Honda sumó la segunda victoria del año en otro de sus feudos, Austin, a principios de octubre. El trazado alemán y el estadounidense comparten algo en común: en ambos se gira en sentido antihorario. En ese tipo de circuitos, el ilerdense es todo un especialista y desde que debutó en MotoGP en 2013 ha ganado 29 de las 42 carreras que ha disputado (69%).

El pasado fin de semana, Márquez sumó la tercera victoria de la temporada en Misano. El trazado italiano es uno de los que 'peor' se le ha dado históricamente al #93, donde solo había ganado tres veces hasta la fecha. El catalán se mantuvo toda la carrera a rueda de Pecco Bagnaia y se benefició de su caída a cuatro vueltas del final.

Así fue la carrera:

Márquez se fijó el jueves como objetivo hacer podio en un circuito que girase en sentido horario antes de acabar la temporada para corroborar su evolución y solo le quedaban dos oportunidades: Misano y Portimao. Si bien es cierto que las caídas de Bagnaia y Jack Miller le ayudaron, habría estado en el cajón igualmente de haberse mantenido en pie la pareja de Ducati.

"Tenía entre ceja y ceja hacer un podio en un circuito de derechas y solo quedaba este o Portimao", dijo después de la carrera. "Pero la realidad es que no esperaba ganar para nada, se ha cuadrado todo con la caída de las dos Ducati, pero eso pasa porque alguien les presiona, como a mí me ha pasado en el pasado".

"Para mí ha sido la carrera más importante del año. Ganar en un circuito de derechas, que me cuesta mucho, demuestra la evolución y me ayudará a mantener la calma de cara al próximo año. En las otras victorias [Alemania y Austin] tenía más facilidad al ser circuitos a izquierdas, muy favorables para mí. En este no, nunca he logrado aquí grandes resultados", indicó.

La clave de la victoria

En Misano, el viernes y el sábado los entrenamientos se disputaron en lluvia, lo que jugó a favor del físico de Márquez y le permitió llegar fresco al domingo. Tras clasificarse séptimo en parrilla, una buena salida le permitió engancharse a la rueda de Bagnaia nada más arrancar la carrera y dejar pasar las vueltas.

"Como estuvo mojado todo el fin de semana, fue el primer domingo que llegué fresco, con energía. Cuando me desperté, pensé 'Está bien, siento que el brazo está ahí, siento la fuerza'. Me ayudó. No tenía dolor en el brazo antes de la salida. Pude conducir bien. Cuando estoy fresco el nivel está ahí. El problema es que empieza el viernes y acaba el domingo", indicó.

Objetivo cumplido, a pensar en 2022

La victoria en Misano le dio un gran impulso a Márquez, que además se metió de lleno en la lucha por el tercer puesto del campeonato. Más allá de ese objetivo a corto plazo, la vista ya está puesta en 2022.

Lee también:

"Esta victoria, para mí personalmente, es diferente", afirmó. "Es importante sobre todo para tener tranquilidad este invierno a la hora de trabajar. Este invierno necesito descansar. Intentaremos analizar la situación para hacer un buen plan y aunque no deberíamos estar al 100% en febrero, sí cuando empecemos en Qatar. Ese será el principal objetivo".

"En la segunda parte de la temporada, las sensaciones han sido buenas y los errores cometidos en Austria y en Silverstone no estuvieron relacionados con mi físico, sino con las condiciones [de la pista] o las circunstancias. Me gustaría al menos terminar ambas carreras entre los cinco primeros. No estoy pilotando como yo quiero y el objetivo era llegar a final de temporada pilotando como yo quiero. Aún no puedo hacerlo durante toda la carrera, pero sí ya al menos una buena parte de ella, y esto es un paso, es una progresión importante, es con lo que me quedo de este fin de semana", remachó.

Más de MotoGP:

(Haz click en este enlace o en la foto para ver todas las victorias de Marc Márquez)

compartidos
comentarios
Dovizioso detecta el secreto de Quartararo con la Yamaha M1
Artículo Anterior

Dovizioso detecta el secreto de Quartararo con la Yamaha M1

Siguiente artículo

15 años del mundial de Nicky Hayden en el GP de Valencia 2006

15 años del mundial de Nicky Hayden en el GP de Valencia 2006