Molina: "Llevo una semana pensando en Le Mans; veremos qué significa"

Miguel Molina llega con las ganas al máximo a sus quintas 24 horas de Le Mans con Ferrari y espera estar en la pelea por la victoria en GTE Pro.

Molina: "Llevo una semana pensando en Le Mans; veremos qué significa"

Miguel Molina (Girona, 1989) afronta este próximo fin de semana su quinta edición de las 24 horas de Le Mans. El piloto español se subirá de nuevo al Ferrari 488 GTE del equipo AF Corse junto a el brasileño Daniel Serra y el británico Sam Bird, que sustituye a última hora al italiano Davide Rigon, tras su duro accidente en las 24h de Spa del pasado 1 de agosto.

Los test del pasado domingo dejaron una parrilla realmente apretada en la categoría GTE Pro, con los Porsche un pasito por delante, pero con Ferrari a poco más de una décima. Molina tiene claro que los ocho coches de la categoría son candidatos a todo.

"El domingo fue todo realmente fluido. Hicimos todo el trabajo que teníamos que hacer y estábamos ahí, a una décima de los Porsche. El coche funcionaba y ya llevábamos el motor de la carrera, por lo que no había que castigarle mucho. Todo funcionó como debía y fue una jornada positiva", resume a Motorsport.com en conversación telefónica desde el circuito de La Sarthe.

"Yo creo que estamos en una buena posición, con la incógnita siempre de saber cómo irán los demás, sobre todo Corvette, que es de quien no tenemos tantas referencias y seguramente irán rápido, pero no sabemos cuánto. Pero tenemos buenas perspectivas, nuestro coche va realmente incluso mejor que el año pasado y a nivel de equilibrio y eso es muy positivo, porque siempre tener un coche que te dé buen feeling te da esa confianza extra que después la necesitas en las 24 horas".

"Tenemos ganas de hacerlo bien. Llevamos dos años que en uno se rompió el motor y el año pasado estuvimos delante durante muchas horas luchando por las tres primeras posiciones y tenemos ganas de hacer una carrera tranquila y buena para poder demostrar que también estamos ahí con opciones".

Cuando se le pregunta por quién de sus rivales le da más respeto, deja claro que todos tienen opciones en una carrera como la clásica francesa, pero duda del nivel de Corvette, que parece ir de tapado tras los problemas eléctricos que castigaron al #63 de Antonio García el domingo.

"Todos somos candidatos a la victoria y en cualquier situación o momento, todo el mundo puede ir rápido. No hay que descartar a nadie, incluso los Porsche privados tienen buenos pilotos que pueden poner el coche arriba. Pero podemos estar en buen sitio para poder hacer una buena carrera y estar en todo momento en las posiciones de delante durante las 24 horas, porque creo que esa será la clave", apunta.

"Yo creo que es así, que Corvette va de tapado, porque no sabemos muy bien en qué situación están. Cuando vinieron a Spa estuvieron muy lejos de nosotros y eso huele a que tienen un extra. No es que no me lo crea, sino que una marca tan mítica como Corvette no creo que esté tan lejos en Le Mans. Estarán bien y la pregunta es cuánto de bien".

Molina, que estrena unidad del Ferrari 488 GTE con el dorsal #52, asegura que es "una pena" haber perdido a su compañero Rigon a última hora, pero cree que Bird rendirá al máximo nivel y hará que Ferrari esté en la batalla por todo.

"Sabíamos que iba a ser difícil desde el mismo domingo de Spa, que ya las pruebas mostraron que tenía problemas en la espalda porque fue un golpe muy, muy fuerte e iba a ser difícil que llegase en buena condición a Le Mans. Yo creo que es una pena porque es una garantía de buenos resultados y de tranquilidad, sobre todo, en el equipo. Pero Sam es un piloto que aquí en Le Mans va muy, muy rápido, aunque la última vez que cogió el coche fue el año pasado, no le va a ser difícil adaptarse rápido porque tiene un gran nivel", asegura.

¡No te pierdas nada!:

Le Mans sigue sorprendiendo a Molina

Este 2021 –tras el evento a puerta cerrada en 2020– los organizadores de la carrera (ACO), junto con las autoridades locales, permitirán a un total de 50.000 espectadores asistir desde este miércoles a La Sarthe y Molina reconoce que le sigue impresionando correr un evento como este.

“La verdad es que nunca pensé correr cinco ediciones de Le Mans. Sí que es cierto que era un objetivo que tenía en mi mente desde siempre. Ferrari me dio la oportunidad y aquí sigo, defendiendo estos colores y con ganas de poder darles un buen resultado. Son cinco años y cada vez que vengo aquí se me ponen los pelos de punta", admite.

"Este año estoy bien, confiado, tengo buen feeling con el circuito y el coche, que creo que el año pasado en uno de los relevos de la noche me sentí muy cómodo y a partir de ahí di un pasito más hacia delante a nivel de sensaciones generales. Este año ya he llegado a un nivel bueno y creo que podemos darlo todo desde el primer momento".

"Me sigue impresionando venir aquí, incluso este año, por alguna razón, la semana antes de venir estuve pensando en la carrera continuamente, algo que no me había sucedido con tanta antelación hasta ahora. Veremos si significa algo. Pero tengo ganas de hacerlo bien después del buen nivel del año pasado e intentaremos hacerlo mejor todavía", concluye, con las ganas de introducir su nombre en la leyenda de Le Mans este fin de semana.

Las mejores fotos de las 24h de Le Mans 2021 hasta el momento

compartidos
comentarios
Le Mans 2021: así es el formato de clasificación

Artículo Anterior

Le Mans 2021: así es el formato de clasificación

Siguiente artículo

Alpine se cuela entre los Toyota en la FP1 de las 24h de Le Mans

Alpine se cuela entre los Toyota en la FP1 de las 24h de Le Mans