Le Mans: actuales y futuros Hypercars y LMDh

La nueva categoría de Hypercars del WEC (en sus normativas LMH y LMDh) coge impulso. Estos son los fabricantes confirmados y los que podrían llegar en un futuro.

Le Mans: actuales y futuros Hypercars y LMDh

El WEC ya ha arrancado la categoría de Hypercars con algunas marcas este año, y aunque el equilibrio de rendimiento (BoP, por sus siglas en inglés) no está pulido del todo, los fabricantes se empiezan a mover.

Esta categoría pretende devolver a la resistencia su clásico estatus en la cima del mundo del motor y la competición. Y para ello, además de una buena reglamentación, se necesitan equipos y escuderías de renombre.

Para atraerlas, estos Hypercars se dividen en dos categorías. Actualmente compitiendo se encuentran los LMH, cuya construcción está totalmente a cargo de las marcas. Este año están compitiendo junto a los LMP2 y un LMP1, el de Alpine, modificado.

En cambio, la otra vertiente aún por venir en 2022 son los LMDh, cuyo chasis se basa en los LMP2 y que construirán fabricantes como Oreca, Dallara, Multimatic y Ligier.

Sus diversos aspectos mecánicos (salvo motor, carrocería y multitud de sistemas mecánicos como frenada o suspensiones), serán una combinación de diferentes marcas como Bosch o Williams (que fabricará las baterías de los sistemas híbridos). Es una alternativa más barata a los LMH, que facilitaría a marcas con una estructura menos potente adentrarse en esta competición.

Además, recientemente, la FIA y la ACO fusionaron reglamentos para permitir a los equipos participar tanto en el WEC como en el IMSA. Más horizontes, mercados y posibilidades que llaman a todas las marcas.

Los Hypercars confirmados:  


Toyota Gazoo Racing compite actualmente con su GR010 Hybrid, y ya ha conseguido múltiples triunfos con sus dos coches (#7 y #8) en el WEC 2021.

Su carrocería es de fibra de carbono, con una caja de cambios de 7 marchas transversal secuencial, pinzas de frenos Akebono mono-bloque con discos ventilados de carbono, llantas Rays de aleación de magnesio y un motor V6 de inyección directa biturbo con 24 válvulas, 3,5 litros y un tanque de gasolina con 90 litros de capacidad. En total, una potencia de motor de combustión de 680 CV e híbrida de 272 CV (sin BoP).

#7 Toyota Gazoo Racing Toyota GR010 - Hybrid: Mike Conway, Kamui Kobayashi, José María López

#7 Toyota Gazoo Racing Toyota GR010 - Hybrid: Mike Conway, Kamui Kobayashi, José María López

El fabricante estadounidense Glickenhaus se sumó a la competición este año con su 007 LMH. Por el momento, prosiguen el desarrollo del coche con tecnología puntera, que también aplican a sus coches de calle.

El 007 LMH tiene chasis de fibra de carbono y aluminio, con suspensiones y una caja de cambios similares a las de Toyota, pero equipa un motor V8 de inyección directa y 3500 cm3. De momento no ha conseguido ninguna victoria ni podio, pero pueden llegar a lo largo del año.

#708 Glickenhaus Racing Glickenhaus 007 LMH: Luis Felipe Derani, Gustavo Menezes, Olivier Pal

#708 Glickenhaus Racing Glickenhaus 007 LMH: Luis Felipe Derani, Gustavo Menezes, Olivier Pal

La marca francesa Alpine es la última contendiente del campeonato este año, con su A480. El equipo, que también compite en Fórmula 1, se encuentra segundo en el campeonato del mundo de resistencia de Hypercars, a 30 puntos de Toyota.

Su prototipo parte de la base de un Rebellion R13 (chasis de la extinta categoría LMP1) que desarrolló Oreca para la antigua escudería suiza. Su motor es un V8 de 4,5 litros, desarrollado por Gibson. Solo participan con una unidad, al contrario que los otros dos equipos, que lo hacen con parejas.

#36 Alpine Elf Matmut Alpine A480 - Gibson: André Negrão, Nicolas Lapierre, Matthieu Vaxiviere

#36 Alpine Elf Matmut Alpine A480 - Gibson: André Negrão, Nicolas Lapierre, Matthieu Vaxiviere

Nuevos fabricantes ya confirmados en LMH y LMDH


Ferrari ha asegurado su presencia en 2023, volviendo a la cima de la resistencia y de Le Mans con un LMH de desarrollo totalmente nuevo. Por el momento se sabe que no derivará de un modelo de calle ya existente, que tendrá tracción total y que su aerodinámica será pulida en túnel de viento.

En palabras de Antonello Coletta para La Gazzetta dello Sport: "Nuestra misión es crear un prototipo con el ADN de Ferrari, y que sea reconocible al instante".

Combinarán, por tanto, sus equipos cliente de GT3 con el tope de la categoría del WEC al mismo tiempo.

#388 Rinaldi Racing - Ferrari 488 GTE EVO: Pierre Ehret, Christian Hook, Jeroen Bleekemolen

#388 Rinaldi Racing - Ferrari 488 GTE EVO: Pierre Ehret, Christian Hook, Jeroen Bleekemolen

Peugeot se convertirá en el segundo fabricante francés con un Hypercar en los circuitos. El 9X8 vendrá de mano de Stellantis Sport (heredera de Peugeot Sport) en 2022.

Destaca su carrocería futurista con el nuevo logo de la marca. Como curiosidad, no contará con alerón trasero y en Peugeot destacan la facilidad y libertad de la reglamentación para modelar un coche al gusto del fabricante. Contará con un motor V6 biturbo de 400 CV (al estilo de Toyota) para el tren trasero, y otro motor eléctrico de 272 CV para el eje delantero.

Desde dentro:

Peugeot Hypercar 9X8

Peugeot Hypercar 9X8

Futuros participantes: grandes marcas que encaran el sueño de Le Mans:


Porsche, uno de los reyes de Le Mans y la resistencia, ve en los LMDh una nueva oportunidad de volver a la cima. El objetivo es adquirir un chasis de los citados fabricantes de esta categoría y ponerlo a punto (carrocería, aerodinámica, motorización...) para crear un prototipo híbrido cercano a los 700 CV y los 1000kg.

Porsche Motorsport LMDh

Porsche Motorsport LMDh

Audi se suma al concepto LMDh, en una ofensiva importante del Grupo VAGAudi Sport dejará la Fórmula E y desarrollará un Hypercar en colaboración con Porsche que pueda ser un digno sucesor del Audi R18 e-tron y que verá la luz en 2023.

Más del futuro de Le Mans:

Audi LMDh

Audi LMDh

BMW también volverá por todo lo alto en 2023, tras la confirmación en redes sociales del CEO de la sección M (Motorsport) de que participarán en las 24h de Daytona ese año. La marca alemana está muy interesada en los LMDh y los futuros eGT, junto a los ya existentes GT3.

Cabe destacar además que en esta última categoría estrenarán nuevo coche en breves: el BMW M4 GT3, para suceder al M6.

 

Cadillac ha confirmado su seria intención de volver a Le Mans con estos Hypercars, tras su retiro en 2002 y el cierre del proyecto Northstar LMP. El objetivo de GM (General Motors) era centrarse en Chevrolet Racing, pero recientemente Laura Klauser, gerente de los programas de competición de GM, ha revelado que llevar a Cadillac de regreso a Le Mans de nuevo está en la agenda del fabricante estadounidense, junto a Dallara.

En palabras del vicepresidente de Cadillac, Rory Harvey: "Durante casi 20 años, Cadillac V-Series ha llevado tecnologías ganadoras del circuito a nuestros coches de alto rendimiento en carretera".

"Esperamos continuar con esa herencia compitiendo en este nuevo y emocionante capítulo al más alto nivel del automovilismo internacional".

El estreno de su nuevo bólido será en las 24h de Daytona de 2023.

Cadillac-Racing-LMDh

Cadillac-Racing-LMDh

Acura, la firma japonesa hermana de Honda, debutará también en 2023 con otro LMDh, viendo una gran oportunidad en esta categoría de cara a competir en el IMSA y el WEC, aunque poco más se sabe del proyecto nipón.

Otras marcas suenan en el río de los Hypercars, como McLaren y Alpine (con un desarrollo completo y no basado en un LMP1), pero habrá que esperar para ver anuncios oficiales.

En un hipotético caso... Marcas que siempre quisieron aterrizar en la resistencia


Existen diversas marcas conocidas por ser pequeñas y artesanales, pero que realizan un trabajo exquisito y construyen algunos de  los mejores coches del planeta.

El CEO de Koenigsegg, Christian von Koenigsegg, ya comentó en el Salón del Automóvil de Ginebra que observaban con interés la reglamentación de hypercars. Y no es de extrañar, teniendo en la recámara coches como el Jesko o el Agera RS (aunque ya tiene unos años sobre sus espaldas).

Ya en 2007, Koenigsegg intentó adentrarse en el Mundial de Resistencia con un GT1 derivado del icónico CC (su primer automóvil), pero un cambio de reglas de última hora les hizo dar un paso atrás, aunque nunca desaparecer de la órbita del WEC.

Por otro lado y con otra marca del Grupo VAG, Bugatti presentó recientemente su Bolide, un concepto totalmente funcional y dedicado exclusivamente a los circuitos. Aunque su inclusión en la categoría no sería posible técnicamente por reglamentación (porta un motor W16 de 8.0 litros, 4 turbos y un coeficiente peso-potencia de 0,67), el WEC animó desde redes sociales al fabricante franco-italiano de lujo a participar en la competición.

 

Y aunque nunca se sabe, estos dos fabricantes están por el momento lejos de la competición de resistencia a falta de adaptaciones con un BoP extremadamente alto de sus coches de calle o prototipos.

En definitiva, WEC e IMSA tienen una oportunidad de oro en las manos para devolver a la resistencia al lugar que merece en la escena internacional, con la prueba bajo el brazo de que una buena reglamentación, con libertad y costes coherentes, puede empezar a atraer a marcas de leyenda como Ferrari, que quieran rememorar viejas gestas como Porsche o que quieran dar un golpe en la mesa como Koenigsegg.

compartidos
comentarios
El primer accidente fuerte de las 24h de Le Mans 2021

Artículo Anterior

El primer accidente fuerte de las 24h de Le Mans 2021

Siguiente artículo

Lluvia y caos al caer la noche en las 24h de Le Mans

Lluvia y caos al caer la noche en las 24h de Le Mans