El presidente de la FIA se culpa por el desastre de la F1 en Bélgica

Jean Todt, presidente de la FIA, se culpa así mismo por el caos de la Fórmula 1 en el GP de Bélgica y por no afinar los protocolos ante una cancelación.

El presidente de la FIA se culpa por el desastre de la F1 en Bélgica

El mes pasado, el GP de Bélgica se disputó durante solo dos vueltas completas detrás del coche de seguridad antes de que se mostrara la bandera roja. No se reanudó, y los resultados se declararon después de una vuelta, con el hombre de la pole Max Verstappen como ganador.

Los 10 primeros clasificados recibieron la mitad de los puntos, ya que el reglamento exige que simplemente se completen dos vueltas de carrera, y no se especifica que tengan que ser con bandera verde.

El único cambio con respecto a los 10 primeros de la parrilla original fue la ausencia de Sergio Pérez, que cayó a la parte trasera tras un accidente previo a la carrera.

La concesión de puntos fue uno de los aspectos más controvertidos del evento. Todt se apresuró a prometer el lunes después de la carrera que habrá una revisión adecuada de las circunstancias en la próxima reunión de la Comisión de la F1, el 5 de octubre, y que el reparto de puntos estará entre los temas.

Todt admite que la FIA debería haber estado mejor preparada para cancelar la carrera por el mal tiempo, a pesar de que lo de Spa es la primera vez que ocurre en los 71 años de historia del Mundial.

"Lo único que me reprocho es que sabíamos que iba a ocurrir", dijo Todt a Motorsport.com. "Así que como lo sabíamos, quizás deberíamos haber tenido un protocolo más claro".

"Pero por lo demás, ¿por qué ocurrió? Porque los coches son más anchos, tienen más carga aerodinámica, probablemente no se ha probado lo suficiente con los neumáticos de lluvia extrema. Y luego la percepción [de la visibilidad]".

"Es imposible en un circuito como Spa. ¿Te imaginas que hubiéramos dicho: 'Vale, vamos'? En la primera, segunda o tercera vuelta habríamos corrido el riesgo de tener 15 coches chocando entre sí, y no queremos eso".

"Queremos carreras con lluvia, pero en este momento no tenemos los ingredientes para correr en esas condiciones".

Todt subrayó que hubo un verdadero intento de correr la carrera, y que los coches no fueron enviados solo para completar dos vueltas y dar por valido el evento.

"El segundo intento fue porque teníamos una previsión meteorológica que nos permitía pensar que podía ser posible", reconoció.

En cuanto a la controversia sobre los puntos, dijo: "Así que sigue siendo un fin de semana de carreras, y como es un fin de semana de carreras, debemos distribuir los puntos. Entonces, ¿cuál es el camino? Hay que seguir el reglamento. Tal vez tengamos que pensar que en tal caso, se tomarán diferentes medidas respecto al resultado. Así veremos qué hacer".

Más de F1:

Todt admitió que lo sentía por los aficionados que pasaron el día en el circuito y no pudieron ver una carrera en condiciones.

"Como aficionado estuve viendo la televisión y me sentí muy frustrado. Y estaba cómodo [en casa], así que puedo entender a los aficionados que pagaron su entrada. Por otro lado, no entenderán que pidamos a los pilotos que hagan algo que simplemente les pone en una situación imposible de gestionar. No queremos hacer eso".

compartidos
comentarios
Mick Schumacher: "Mazepin quiere estar delante de mí a toda costa"

Artículo Anterior

Mick Schumacher: "Mazepin quiere estar delante de mí a toda costa"

Siguiente artículo

"El ambiente en Zandvoort, como estar en una discoteca tres días"

"El ambiente en Zandvoort, como estar en una discoteca tres días"