Suscribirse

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestiona las alertas de noticias y pilotos favoritos

  • Haz que tu voz se escuche comentando los artículos

Motorsport Sin Anuncios

Descubre el contenido premium
Suscribirse

Edición

España España
Artículo especial

James Hunt, el turbulento final de un playboy que era piloto de F1

El 15 de junio de 1993, James Hunt perdió la vida tras sufrir un ataque al corazón, pero dejó una leyenda más allá de las pistas de Fórmula 1.

James Hunt, Hesketh Ford 308

El 15 de junio de 1993, el mítico piloto inglés perdió la vida de forma inesperada tras sufrir una ataque al corazón. En esa época tenía un papel similar al de algunos antiguos miembros de la parrilla en la televisión para dar su punto de vista como experto, aunque en la BBC no tenía la mejor relación con otra legendaria voz en las retransmisiones, la de Murray Walker.

James Hunt tenía esa actitud como piloto de Fórmula 1 de otra era, en la que estaba con un cigarro en la boca después de los entrenamientos libres dentro del garaje, pero llegaba a ir más allá. Nacido en 1947, llegó al Gran Circo de la mano de Thomas Alexander Fermor-Hesketh, Lord Hesketh para abreviar, y junto a él puso una alegre nota en el paddock, aunque por lo demás era bastante serio.

Más sobre James Hunt:

No obstante, había que exceptuar las fiestas, el alcohol y pilotar con resaca, y todos se fijaban en él. Cuando venció en el Gran Premio de Países Bajos en 1975, la escudería se convirtió en una a tener en cuenta, pero el británico se marchó a McLaren, con unas travesuras que permanecieron. Las historias sobre él son largas y surrealistas, como cuando se metió en el maletero con la mujer de un comisario mientras que los mecánicos de Woking le distraían, o como la noche en la que estaba tan débil que aparcó el coche junto a la pista y se fue a dormir sobre la hierba.

Después de la Fórmula 1, entró en un agujero negro, ya que dilapidó su fortuna y fue cuesta abajo sin frenos. La bebida y las mujeres seguían ahí, pero eran cosas vacías, además de que a menudo se escapaba de las retransmisiones durante unos minutos y solía hacer declaraciones más fuertes de lo normal, algo que los británicos odiaban.

Aunque no aprendía con los años, porque un James Hunt borracho trató de entrar en una discoteca en la que no cumplía con el código de vestimenta, y el portero recibió una bofetada después de que se le impidiera entrar. Todo acabó en una detención del británico y volvió a ser noticia en todos los medios de comunicación.

Finalmente, ese día en el que murió, se encontraba jugando al billar con sus amigos, pero no se encontraba bien. Fue a descansar en la cama, pero unas horas más tarde, encontraron su cuerpo, descansando en paz al fin.

Niki Lauda, Ferrari en James Hunt, McLaren

¿Quieres leer nuestras noticias antes que nadie y de manera gratuita? Síguenos aquí en nuestro canal de Telegram y no te perderás nada. ¡Toda la información, al alcance de tu mano!

Forma parte de la comunidad Motorsport

Únete a la conversación
Artículo Anterior Marko cree que Red Bull F1 no tiene la mejor pareja de la parrilla
Siguiente artículo Hulkenberg apunta a un problema de Haas F1 que está quitando puntos

Mejores comentarios

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestiona las alertas de noticias y pilotos favoritos

  • Haz que tu voz se escuche comentando los artículos

Motorsport Sin Anuncios

Descubre el contenido premium
Suscribirse

Edición

España España