Suscribirse

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestiona las alertas de noticias y pilotos favoritos

  • Haz que tu voz se escuche comentando los artículos

Motorsport Sin Anuncios

Descubre el contenido premium
Suscribirse

Edición

España España
Fórmula 1 GP de Gran Bretaña

Por qué Ferrari F1 no teme que sus "peoras" arruinen la temporada

El nuevo suelo de Ferrari ha vuelto a revivir la pesadilla del porpoising. El reto ahora es encontrar respuestas a por qué no han funcionado sus mejoras.

Carlos Sainz, Ferrari SF-24

La historia de la guerra de desarrollo de la Fórmula 1 en 2024 ha girado en torno a si las actualizaciones de los coches entran en la categoría de "mejora" o "peora".

Para algunos equipos, como McLaren F1, Mercedes y Haas F1 Team, cada nueva actualización parece estar dando los pasos esperados para ayudarles a avanzar.

Para otros, como Aston Martin Racing, Visa CashApp RB y Ferrari, las nuevas piezas han tenido consecuencias imprevistas y les han dejado no sólo ante retos competitivos, sino ante la urgencia de llegar al fondo de la cuestión de lo que ha ido mal.

En el caso de Ferrari, el problema parece girar en torno a un nuevo suelo que estaba entre sus cambios introducidos en el Gran Premio de España.

Aunque las nuevas piezas proporcionaban más carga aerodinámica, especialmente en las curvas de baja velocidad, una de las consecuencias era que provocaban el regreso del porspoising en las curvas rápidas, algo que ha perjudicado a la escudería en las últimas carreras.

En el Gran Premio de Gran Bretaña del pasado fin de semana, Ferrari comparó el suelo de ambos coches para determinar cuál era la mejor solución, y al final optó por volver a la especificación de Imola.

Si bien esa medida resultó ser la mejor a corto plazo para dar a Carlos Sainz y Charles Leclerc la mejor esperanza para el fin de semana de Silverstone, de cara al futuro el equipo necesita claramente una solución más permanente.

Carlos Sainz, Ferrari SF-24

Pero, más importante que eso, es entender por qué lo que se ha visto en la pista no es lo que se esperaba, porque hasta que no se tenga esa respuesta, no se podrá avanzar.

Como dijo James Allison, director técnico de Mercedes, a principios de año, si una "mejora" resulta ser una "peora", las consecuencias pueden ser enormes.

"Eso te complica la vida, porque en el momento en que dejas de confiar en tus herramientas, tienes que dar marcha atrás y pierdes mucho tiempo", dijo Allison. "El tiempo es tu mayor amigo, perderlo es tu peor enemigo".

Fred Vasseur, director del equipo Ferrari, no pasa por alto esa situación, pero no tiene la sensación de temer que la escudería de Maranello no pueda dar la vuelta a la situación para volver a la lucha por el liderato.

Esa confianza se basa en el hecho de que, hace 12 meses, Ferrari parecía estar pasando exactamente por la misma situación, en la que las actualizaciones no estaban dando todo lo que se esperaba y el equipo necesitaba entender qué había ido mal.

Charles Leclerc, Ferrari SF-23,Carlos Sainz, Ferrari SF-23

El gran avance se produjo en el Gran Premio de Países Bajos, cuando Ferrari decidió sacrificar sus preparativos del fin de semana en favor de lo que era efectivamente una prueba de un solo día para centrarse por completo en los experimentos con el coche.

Por eso cree que la decisión de dividir los suelos de los coches en Silverstone, aunque supusiera un posible golpe a las esperanzas para el GP de Gran Bretaña, fue lo correcto para empezar a entender lo que estaba pasando.

"Creo que tuvimos exactamente la misma situación el año pasado, casi en la misma fase de la temporada: Silverstone, Budapest y Spa", dijo.

"Lo paramos en Zandvoort, hicimos un buen escáner de la situación y tuvimos una buena recuperación porque las semanas siguientes, estábamos ahí".

"Lo que es duro en esta situación es que no tienes test para arreglarlo o al menos para entenderlo. Es muy difícil como equipo comprometerse o sacrificar las sesiones de los viernes cuando sabes que estás perdiendo tiempo durante el fin de semana y decir 'vale, olvidémonos de la FP1, FP2 y centrémonos en el medio plazo".

"Créeme, esa decisión como equipo es difícil porque empiezas el fin de semana -y fue incluso peor en Silverstone con el clima- y significa que te pones en una situación difícil".

"Eso ya lo sabíamos de antemano, pero fue aún peor que el sábado por la mañana fuera con neumáticos de lluvia, pero así son las cosas. Asumimos la decisión antes del fin de semana, y creo que fue la decisión correcta".

Charles Leclerc, Ferrari SF-24

Aunque los datos del suelo de los entrenamientos de Silverstone apuntaban a que la nueva versión se retiraría del coche para el resto del fin de semana, Vasseur dice que en los próximos días se tomará una decisión sobre lo que hará la escudería para la próxima carrera en Hungría.

Antes de tomar esa decisión, la atención se centrará en intentar llegar al fondo de la cuestión. Cuando le preguntaron por el desencadenante de los problemas, Vasseur dijo que ahora mismo se desconoce.

"La correlación está bien, la correlación en la carga aerodinámica está bien", dijo. "Sigue siendo una incógnita para todos y a veces el rebote (porpoising) aparece así".

"Es bastante difícil tener una correlación porque no hay rebote en el túnel de viento. Todos tenemos métricas, y no puedes ver de antemano que tienes más rebote con esta pieza que con otra. Pero saber si tendrá un impacto negativo en el rendimiento es otra historia".

De cara al futuro, Vasseur no cree que Ferrari se vea afectado durante mucho tiempo. Y aunque puede que haga falta otra carrera para buscar respuestas, cree que simplemente es cuestión de fabricar nuevas piezas que erradiquen el porpoising.

A la pregunta de si se trataba de un problema inherente al SF-24 o sólo relacionado con las actualizaciones, Vasseur respondió: "Cambiamos todas las piezas aerodinámicas y el rebote apareció en España. Para solucionarlo hay muchas soluciones".

"Hay soluciones que comprometen el rendimiento y otras que no, como el desarrollo de un nuevo paquete".

"Creo que ya lo hemos conseguido. Tendremos que hacer la próxima carrera con el coche actual, pero cuanto antes mejor, traeremos mejoras que provoquen menos rebote".

Aunque los problemas con el suelo han puesto a Ferrari en una situación delicada en las últimas carreras, y han suscitado preguntas sobre posibles 'peoras', Vasseur está seguro de que la situación no es para alarmarse demasiado.

Dice que la historia demuestra que Ferrari ha tenido un buen control a la hora de introducir mejoras en su coche, por lo que no hay necesidad de entrar en pánico por un traspiés puntual.

"No puedo hablar de 2021, o 2020, pero en los últimos 16 meses, todas las mejoras que hemos traído han tenido muy buena correlación con lo que veíamos en el túnel de viento", dijo.

"Ha sido una de las bazas del equipo el año pasado, traer pequeñas actualizaciones y cada vez, iba dando sus frutos".

"Esta vez hemos tenido un problema, pero no es que tengamos un problema que sea el fin del mundo", remató.

También puedes leer:

Forma parte de la comunidad Motorsport

Únete a la conversación
Artículo Anterior Los pilotos españoles vibraron con la victoria ante Francia en la Eurocopa
Siguiente artículo McLaren cree que Pérez les da opciones en el mundial de constructores

Mejores comentarios

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestiona las alertas de noticias y pilotos favoritos

  • Haz que tu voz se escuche comentando los artículos

Motorsport Sin Anuncios

Descubre el contenido premium
Suscribirse

Edición

España España