¿Por qué Ferrari ya no es popular entre los aficionados?

La Encuesta Global de Motorsport Network y la Fórmula 1 deja entrever que los aficionados ya no ven a Ferrari como una referencia. ¿Qué ha pasado?

 ¿Por qué Ferrari ya no es popular entre los aficionados?

¿Son suficientes dos años sin victorias para acabar con el mito de Ferrari? Evidentemente no, porque la marca del Cavallino Rampante ha vivido muchas sequías en su larga historia en la Fórmula 1, y no menos graves que la actual precisamente.

Pero la casa italiana ha perdido la corona del equipo más popular de la Fórmula 1, siendo superada por primera vez por McLaren y Red Bull. Y es curioso que todo esto ocurra mientras la cotización en bolsa se comporta de forma excelente, como si los decepcionantes resultados en la pista no afectaran lo más mínimo al estatus financiero de la marca, ligado a un producto de ensueño que en el mundo del lujo sigue siendo mágicamente atractivo con sus exclusivos deportivos y una serie de innovadoras y modernas acciones de marketing.

Y sin embargo, analizando los datos que surgen de la Global F1 Fan Survey 2021, la encuesta que Motorsport Network y la Fórmula 1 han realizado junto a Nielsen Sports, ha saltado la alarma en Maranello.

Los encuestados fueron 167.300 lectores de nuestra web en todo el mundo, que respondieron desde 187 países diferentes durante un periodo de cinco semanas entre septiembre y octubre. Por tanto, es una muestra muy representativa, entre los aficionados que siguen el deporte del motor y la F1 en particular.

Ferrari siempre ha sido el 'faro' del campeonato y sólo en 2008 sintió la presión de McLaren, que era, en todas las encuestas, el equipo más popular en los cinco continentes.

El desplome del apoyo a Maranello en comparación con los datos de 2017 es preocupante, ya que la popularidad de Ferrari baja del 32% de los encuestados al 18%, mientras que Red Bull, por poner otro ejemplo, no ha dejado de subir desde 2008.

Mattia Binotto, team principal Ferrari

Mattia Binotto, director de la Scuderia, al que se le pidió que comentara estos duros números durante el fin de semana del GP de Estados Unidos, desglosó la situación afirmando con firmeza que "mirando a las gradas de los circuitos no tuve la misma sensación, porque el color rojo sigue siendo muy visible, al igual que podemos escuchar los gritos de apoyo de nuestros aficionados en todas partes".

La defensa del cargo es cuestionable, pero los datos no, y llaman a reflexionar. Hay que decir que Ferrari también se asocia a la caída de Mercedes, que ha bajado del segundo al cuarto puesto con un descenso de popularidad del 16.2% a un más misterioso 11.9%: la escudería que ha dominado desde 2014 es evidentemente percibida como 'non grata' por su superioridad técnica, aunque este año está siendo puesta contra las cuerdas por Max Verstappen y Red Bull.

Si McLaren aumentó a un impresionante 29,5% de popularidad frente al 15.8% de 2017, lo que indica un resurgimiento rotundo, Ferrari, que siempre ha gozado de apoyo global, ve ahora reducido su liderazgo. Sus últimos bastiones indiscutibles están en Francia, España, Turquía y, por supuesto, Italia.

Es cierto que la estrategia del Cavallino Rampante ha sido la de mantener un 'perfil bajo' en esta difícil fase de relanzamiento del campeonato tras el fracaso de 2020, pero es justo preguntarse cuánto puede haber pesado en la imagen colectiva del equipo el caso de la unidad de potencia que estalló a finales de 2019, situación que dio pie a que Ferrari firmara aquel pacto secreto con la FIA para acabar con las sospechas de irregularidades en el motor, que nunca se demostraron.

Charles Leclerc, Ferrari e le Cheerleaders dei Dallas Cowboys

No debe haber ayudado en absoluto el hecho de que los dos pilotos hayan pagado el precio en sus resultados tanto el año pasado como este. Actualmente Charles Leclerc es sexto, por delante de dos exintegrantes de la escudería: el tetracampeón del mundo Sebastian Vettel y el bicampeón español, Fernando Alonso.

Carlos Sainz ni siquiera entra en el top 10, a pesar de que en su primer año con el rojo lo está haciendo muy bien. La supremacía en este campo pertenece a Max Verstappen, que puede contar con el creciente apoyo de la marea naranja. Al holandés le sigue Lando Norris, la gran sorpresa de esta encuesta, en cuanto a la popularidad global. El inglés gusta más a los jóvenes y a las mujeres, mientras que Lewis Hamilton es tercero, acorralado por los dos pilotos de McLaren.

Lewis sigue siendo el ídolo indiscutible de los mayores de 45 años, pero no atrae a las generaciones más jóvenes, que son las principales impulsoras de la encuesta, dado que el 34% de los jóvenes de entre 16 y 24 años contestaron a las preguntas, un número que representó un aumento del 26% respecto a 2017.

¿Es capaz Ferrari de abrir un diálogo con los jóvenes, o está demasiado encerrada en sí misma? Hay que alimentar el mito, porque las nuevas generaciones serán los futuros compradores de los coches de ensueño de Maranello y no mantener viva esa llama de 'leyenda', podría costarles caro.

Carlos Sainz Jr., Ferrari

Carlos Sainz, muy lúcidamente, señaló que la imagen de Ferrari que surgió del episodio de Drive to Survive, la serie de Netflix que tuvo un gran éxito entre los jóvenes que han devenido en aficionados a la F1, no se acerca demasiado a lo que representa la marca en el mundo del Gran Circo. Eso es algo que no debe pasarse por alto, porque la F1 no puede permitirse una Scuderia que no sea un 'faro'.

¿Sonarán las alarmas en Maranello o bastarán unas cuantas victorias en 2022 para barrer cualquier nubarrón?

Más artículos que podrían interesarte sobre la F1:

compartidos
comentarios
El GP de Australia corre peligro en Albert Park si no se celebra en 2022
Artículo Anterior

El GP de Australia corre peligro en Albert Park si no se celebra en 2022

Siguiente artículo

La evolución de las paradas en boxes en Fórmula 1

La evolución de las paradas en boxes en Fórmula 1