Cómo el cambio de chasis de Mercedes F1 disparó las teorías de la conspiración

Mercedes reveló el jueves previo al GP de Francia de Fórmula 1 que había intercambiado los chasis de sus dos pilotos y provocó muchas sospechas al respecto.

Cómo el cambio de chasis de Mercedes F1 disparó las teorías de la conspiración

El cambio previsto de los monocascos de los coches de Valtteri Bottas y Lewis Hamilton se convirtió en uno de los mayores temas de conversación del fin de semana del GP de Francia. Como suele ocurrir en la F1 actual, por la persecución de historias polémicas, el debate se agotó rápidamente.

En resumen: se convirtió en relevante, algo que no lo era.

Retrocediendo hasta el jueves pasado, la noticia del cambio de chasis surgió tras la aparición de Bottas en la rueda de prensa. A principios de este año, la FIA añadió una sección de preguntas de los aficionados al formato, dando la oportunidad a los niños locales de hacer preguntas a los pilotos. Aunque son entretenidas, y dan respuestas sobre películas favoritas o superpoderes, han resultado muy inútiles para los periodistas.

Pero esta vez no. Cuando un joven aficionado le preguntó a Bottas si siempre conducía el mismo coche, el finlandés respondió: "A veces podemos cambiar el chasis. Creo que este fin de semana tengo un chasis diferente. Así que no es siempre el mismo coche".

Este comentario dio pie a la polémica. Bottas añadió que "siempre estuvo previsto que cambiara a un chasis diferente en este momento", y Mercedes añadió entonces el detalle de que había intercambiado el chasis con Hamilton, pasando del #4 al #6 en un movimiento relacionado con el kilometraje y la vida de los coches. Bottas había conducido el chasis #5 a principios de año, pero este aún no ha vuelto a utilizarse tras el accidente de Imola.

Valtteri Bottas, Mercedes

Valtteri Bottas, Mercedes

Los cambios de chasis son comunes en la F1, pero en el contexto del difícil comienzo de año de Bottas, y particularmente después de sus problemas en Azerbaiyán hace dos semanas, se convirtió en un punto de intriga.

Esto se agravó cuando Bottas se impuso a Hamilton en los entrenamientos del viernes, terminando por delante en ambas sesiones y con más de dos décimas de ventaja en la FP2.

Hamilton comentó por la radio del equipo en un momento dado: "hay algo que no va bien en el coche". Más tarde reveló que el equipo había estado "persiguiendo su cola" en la puesta a punto durante los entrenamientos, lo que quizás explica su comentario.

Bottas dijo después de la FP2 que era "difícil de decir" si el cambio de chasis le había ayudado, pero Hamilton se apresuró a restarle importancia. "Es muy raro que haya diferencias entre los chasis", dijo el inglés. Al preguntársele sobre si sintió algo significativamente diferente con su coche en comparación con Bakú, Hamilton dijo: "No lo creo".

Más de la F1:

Pero esto no impidió comprar ciertas teorías. Se ignoró el hecho de que Hamilton estaba usando el chasis con el que Bottas había estado a punto de terminar segundo en Mónaco. No, simplemente era con el que Bottas había tenido tantos problemas en Bakú, lo que significa, por supuesto, que por eso Hamilton estuvo detrás el viernes...

Toto Wolff señaló que el chasis había sido "espléndido" en Mónaco durante una entrevista con Sky Sports el viernes, pero dejó claro que si había alguna preocupación adecuada sobre el chasis, Mercedes haría cambios.

En los prolegómenos de la clasificación, la historia siguió vigente. Bottas volvió a superar a Hamilton por un par de décimas en la FP3, lo que permitió que se diera rienda suelta a las valoraciones más perezosas. El fuego se avivó aún más por el ex piloto de Mercedes Nico Rosberg, al que se citó en Sky Sports diciendo que los cambios de chasis no eran habituales en su época en el equipo.

Sin embargo, el comentario de Rosberg fue rápidamente desmentido. En un tuit de 2018, la cuenta oficial de Mercedes había escrito sobre el chasis #1 del Mercedes W06 de 2015: "Lewis Hamilton condujo este coche durante la primera mitad de 2015 antes de que se convirtiera en el de Nico Rosberg para la segunda mitad".

 

En la clasificación, por fin se cerró el debate. Tanto Hamilton como Bottas se mostraron rápidos durante toda la sesión, apareciendo regularmente en la parte delantera. Mientras que Max Verstappen consiguió la pole para Red Bull, Hamilton se aseguró la segunda posición en la parrilla, superando a Bottas, tercero, por poco más de una décima.

"En general, no he estado contento en el coche este fin de semana", dijo Hamilton en la entrevista posterior a la clasificación con Paul di Resta. "He visto que habéis salido con algún mito, y por eso estoy contento de poder demostrar que estabais equivocados: la calidad del trabajo de nuestros ingenieros... ya sabes, todos los coches son exactamente iguales".

Fue una declaración contundente por parte de Hamilton, al que se le preguntó en la rueda de prensa posterior a la clasificación por ello.

"Creo que ayer escuché que Paul decía algo sobre el chasis", dijo Hamilton. "Creo que dijo que había un comunicado de prensa... no lo sé". (El comunicado de prensa de Mercedes del viernes simplemente indicaba el número de chasis utilizado, como es habitual).

"Y entonces simplemente se creó la duda sobre si nuestro chasis era el mismo, y como se puede ver, hoy me las arreglé para hacer un gran trabajo con el mismo coche, por lo que no es diferente".

Wolff se enfrentó a más preguntas sobre el tema en Sky después de la clasificación, y se le pidió que "lo aclarara". Volvió a esbozar que se trataba de un procedimiento estándar, y que todos los chasis se someten a rigurosas pruebas para garantizar que no haya grandes diferencias.

"A los pilotos se les informó a mediados de semana de que existía la posibilidad de intercambiar y no hubo ni siquiera un comentario al respecto", dijo Wolff. "Está en la mente de un piloto, por supuesto, si las cosas de repente no van bien, y eso es absolutamente justo, y también ofrecimos un cambio de chasis durante la noche. Pero no, nos quedamos como estábamos".

Toto Wolff, Team Principal y CEO, Mercedes AMG

Toto Wolff, Team Principal y CEO, Mercedes AMG

Cuando Wolff acudió a su última cita con los medios de comunicación del sábado, el tema ya estaba agotado. Mercedes incluso advirtió antes de la sesión que habría un "punto de penalización" para cualquier periodista que dijera las palabras "cambio de chasis", tal era el aburrimiento del equipo sobre el asunto. La primera pregunta, como era de esperar, fue sobre el cambio de chasis.

"Entonces, ¿en qué bando estás?", contraatacó Wolff. "¿El que piensa que Lewis está en desventaja, o el que piensa que Valtteri está en desventaja?".

Nuestro compañero aclaró que solo estaba tratando de entender lo que había pasado, lo que llevó a Wolff a explicar cómo Mercedes estaba gestionando su asignación de chasis.

"El equipo tiene cuatro en uso en este momento: el #3, que está en un box como chasis de repuesto en este momento; el #4, es el de Hamilton en Francia; el #5, que está siendo arreglado tras el accidente de Imola; y el #6, el que usa Bottas".

"Hay un plan al principio de la temporada, qué chasis va dónde, si hay uno con daños, ¿cuándo podemos arreglarlo? ¿Cuándo vuelve a estar en una caja como chasis de repuesto? No hay ninguna otra idea detrás".

"Hoy en día, cuando esos chasis vuelven a la fábrica, se escanean con láser. Se comprueba su rigidez. Y si hay la más mínima desviación, el chasis no se utiliza".

Lewis Hamilton, Mercedes W12

Lewis Hamilton, Mercedes W12

El mito cayó por su propio peso, ya que Lewis Hamilton se impuso a Bottas en la carrera del domingo para acabar segundo, frente al cuarto puesto del finlandés.. Pero hay una última pregunta: si dos pilotos están absolutamente contentos con sus chasis, ¿por qué el equipo haría un intercambio directo en lugar de mantenerlos en el mismo chasis el mayor tiempo posible?

Un tuit enviado el viernes pasado por un diseñador de compuestos de Mercedes ofrecía una idea: "Creo que es simplemente una decisión comercial: ¡los chasis valen más si Lewis ha ganado con ellos!". Cabe destacar que Hamilton ya ha ganado con el chasis #4 –en España y Bélgica el año pasado– gracias al reglamento estable de 2020 a 2021.

Pero si realmente fuera un problema, con los márgenes tan finos que hay en la batalla por el título, Hamilton ya lo habría hecho saber, y Mercedes habría actuado rápidamente. Ninguno de los dos puede permitirse el lujo de dejar escapar un poco de rendimiento en este momento.

compartidos
comentarios
La historia de las carreras sin abandonos de la Fórmula 1

Artículo Anterior

La historia de las carreras sin abandonos de la Fórmula 1

Siguiente artículo

Ferrari y Phillip Morris negocian la renovación de su acuerdo en F1

Ferrari y Phillip Morris negocian la renovación de su acuerdo en F1